Saltar al contenido

¿Vintage o Gran Turismo? Kymco presenta los nuevos Like 50/125 y Super Dink 125i

Un megascooter con formas y prestaciones propias de un maxiscooter y otro, con aire retro y toda la esencia de los scooters italianos más chic, son las nuevas propuestas de Kymco en la cilindrada de 125cc, una oferta que amplía a ocho los modelos de la marca taiwanesa en este segmento.

Frente a frente, los nuevos Super Dink 125i y Like 50/125 poco tienen que ver, dos estilos muy diferentes para un público que busca sensaciones distintas, aunque ambos modelos sí comparten un nivel de acabados, estilo y prestaciones que marcan un punto de inflexión en la gama Kymco 2009. Bajo el eslogan «Bienvenido a una nueva categoría» la marca ha sabido resumir a la perfección la esencia del Super Dink 125i, un scooter que más de uno, entre ellos me incluyo, confundirá con hermanos mayores pertenecientes a cilindradas superiores.

Como os he comentado, la imagen del Super Dink 125i sorprende mucho, da la sensación de ser un maxiscooter de 400cc. o más cilindrada, una sensación que además, también se transmite cuando circulamos con él. El frontal, afilado y con espíritu deportivo, se ve reforzado con la nueva doble óptica que ya ha estrenado el Xciting ABS 500. Bautizado con el nombre de «Eagle’s eye-like», el sistema de iluminación ha sido desarrollado en colaboración con TYC -empresa que suministra a marcas como Ford, Suzuki, Ducati o Triumph- y su estilo, dos conjuntos de cuatro luces en cada lado (luz de cruce de tipo elipsoidal, carretera, luz de posición con 6 diodos LED y el indicador de dirección), acentúan la imagen de maxiscooter del Super Dink, un frontal que se completa con una gran cúpula que deflecta con efectividad la incidencia del viento tal y como pudimos comprobar en marcha.

    Recibe todas las noticias cada martes

    Otro de los aspectos que más destacan a nivel visual es el gran asiento del Super Dink 125i, con un acabado similar al cuero y dos niveles de altura, incluyendo un amplio respaldo para el piloto, que ofrece un gran confort en marcha. Precisamente este gran asiento esconde otro de los factores a destacar del nuevo megascooter de Kymco, su capacidad de carga. En su interior -iluminado por LED- podrás guardar dos cascos integrales y mientras circules con él, aprovecharás al máximo un espacio de lo más generoso.

    Completando la imagen del Super Dink 125i, la óptica trasera, de forma rectangular y angulosa, cambia totalmente el estilo de la marca, aportando formas robustas que vienen reforzadas por las amplias sujeciones laterales, una sóla pieza que se extiende a ambos lados y que permite adoptar una cómoda posición de viaje para nuestro acompañante.

    Seducidos gratamente por su estética, llega la hora de valorar sus prestaciones en plena acción. Sentados sobre el Super Dink 125i descurbimos el nuevo cuadro de instrumentos, ahora con dos grandes esferas y una pantalla central digital con una completa información de muy fácil lectura. Por cierto, a la izquierda del escudo frontal disponemos de una amplia guantera con toma de corriente para cargar nuestros dispositivos electrónicos mientras circulamos. El manillar destaca por su altura, unas dimensiones que unido a la altura del asiento y la posición de las piernas, permiten circular de forma realmente cómoda.

    El motor del Super Dink 125i es completamente nuevo, con alimentación por inyección electrónica desarrollada por Synerject y 15 CV de potencia que se dejan notar cuando circulamos por carretera abierta. Por ciudad y entre tráfico, nos manejamos con absoluta agilidad, sus dimensiones no son obstáculo para avanzar y tanto la altura del manillar como la de los retrovisores, anclados al manillar, permiten esquivar los coches con tranquilidad. Rodando a un ritmo alto, otro de los aspectos fuertes a destacar es la buena capacidad de frenada que nos ofrece el Super Dink. Delante equipa un disco lobulado 260 mm y un disco trasero de 240 mm, ambos con pinzas de doble pistón, o lo que es lo mismo, frena cuando y como quieres sin titubear.

    Rodando en carretera abierta el nuevo Super Dink 125i pone a nuestra disposición sus 15 CV de forma plena y total, ofreciéndonos una muy buena respuesta en las recuperaciones, lo que significa que podremos adelantar a vehículos sin pensar que podemos quedarnos faltos de potencia. Unido a la buena protección aerodinámica y la buena deflección del aire que ofrece la pantalla, el Super Dink mantiene un ritmo constante y suave, sin vibraciones y con una gran sensación de fiabilidad. En lo que a ruedas y neumáticos se refiere, delante equipa llantas de 14″ mientras que detrás son de 13″. Los neumáticos son de perfil bajo y no precisan de cámara; tal vez, y con la respuesta obtenida en alguna que otra rotonda, el rendimiento de las gomas quedan un poco por debajo del buen nivel del Super Dink 125i, algo que podemos solucionar fácilmente calzando nuestros neumáticos preferidos.

    Con un look que seduce y unas prestaciones de primera, el precio termina de poner la guinda a esta «nueva categoría» de Kymco y es que el nuevo Super Dink 125i puede ser tuyo por tan sólo 2.999 euros, con seguro incluído para conductores de convalidación B-A1. ¡Ah! y si te preguntas por la gama de colores, está disponible en blanco, negro y titanio.

    De línea y concepto totalmente diferente, el nuevo Like recupera todo el sabor de los scooters italianos que se convirtieron en protagonistas durante las décadas de los 50 y 60. Massimo Zaniboni ha sido el encargado de crear la imagen vintage con cierto aire retro de un scooter que entre otros, se ha inspirado en el Innocenti Lambreta de 1960. El resultado es un vehículo de lo más chic, joven y fresco, ideal para tus desplazamientos por ciudad y recorridos interurbanos.

    El nivel de acabado del Like es envidiable, todos los detalles han sido cuidados al máximo, así que la imagen del conjunto, completada por el baúl trasero, en el que podrás guardar un casco integral y algún que otro objeto más, resulta en un scooter de gran calidad. Destacan las entradas de aire laterales de las cachas, unas tomas con marcado carácter aeronáutico y estilo retro; el escudo delantero también cuenta con una entrada de aire discreta y que ayuda a completar la imagen frontal del Like, un frontal que cuenta con detalles cromados en los filos que terminan en los indicadores de dirección. El manillar, faro delantero y panel de instrumentos es otro de los conjuntos que dan el toque vintage al nuevo Like. Dos grandes esferas nos ofrecen cumplida información con velocímetro, nivel de gasolina y cuentakilómetros total, además de contar con un pequeño display digital donde podremos ver la hora. El faro delantero se complementa con doble luz de posición en los indicadores de dirección. Escondidos en la carrocería, las estriberas para el acompañante quedan totalmente ocultas y se accionan fácilmente mediante un botón de muy fácil acceso.

    El asiento, amplio y robusto, ofrece una buena superficie tanto al piloto como al acompañante. Junto a la superficie plana del suelo, la posición de conducción facilita un pilotaje fácil y sin problemas de espacio. Y como de detalles cuidados hemos hablado al principio, la guantera no podía ser menos. Con espacio más que suficiente para transportar el móvil, cartera y demás gadgets, cuenta con una toma de corriente para cargar nuestros dispositivos mientras estamos en marcha.

    El Like 125 equipa un sencillo monocilíndrico con dos válvulas accionadas por árbol de levas, y refrigeración por aire, heredado de otros modelos de la marca como el People S. Su rendimiento de 9,8 CV nos permitirá afrontar cualquier tipo de vía sin dificultad alguna. De rápida respuesta, los frenos destacan por su efectividad, contando con un generoso disco de freno delantero de 180 mm y un disco trasero de 200 mm (en el Like 50 se equipa un freno de tambor trasero de 110 mm). En lo que respecta a la suspensión remarcar que la versión de 125cc monta doble amortiguador posterior con reglaje de precarga de tres posiciones (el Like 50 tiene un monoamortiguador trasero de 75 mm de recorrido y también con reglaje de precarga).

    La capacidad de carga bajo el asiento es suficiente como para acoger un casco integral. Disponible en colores rojo, blanco y negro, tanto para la versión de 50cc como la de 125cc, el Like 50 tiene un precio de venta de 1.499 euros y el Like 125 de 1.899 euros, éste último con seguro obligatorio incluido por un año para conductores de convalidación B-A1.