Husqvarna Svartpilen 401 2017

Husqvarna Svartpilen 401

Husqvarna Svartpilen 401

Las scrambler están de moda, no se puede negar el hecho. Hay muchos fabricantes que han querido ofrecer su opción en este creciente segmento y rivalizar con los especialistas en transformaciones, que tan bien dominan el tema. Hasta Husqvarna se ha querido unir a la moda y pone sobre el asfalto la Husqvarna Svartpilen 401 2017, una especialísima versión scrambler de la extraña y hasta sorprendente Husqvarna Vitpilen.

Desde que KTM se hizo con el control de Husqvarna, las cosas han cambiado mucho para la marca y estas nuevas monturas son la prueba. Desprenden personalidad y pocas motos se pareceran a ellas. De hecho, aunque se adentre en el mundo scrambler lo hacen con estilo propio y destacan por encima del resto con una propuesta super interesante y además, válida para el carnet A2, lo que amplía mucho su ‘zona’ de actuación y el rango de posibles compradores. Además, juegan con el halo de la exclusividad que siempre ha tenido Husqvarna y todo aquel que se decante por una de estas Svartpilen será el centro de atención por su rompedora imagen, potenciada por ese color negro que luce en las fotos y por las ruedas de tacos.

Al contrario de lo que hacen BMW, Ducati o la eterna scrambler de Triumph, quienes juegan la baza vintage, explotando un diseño retro y clásico, Husqvarna hace todo lo contrario y le da una vuelta de tuerca al concepto ofreciendo un diseño mucho más moderno y diferente, con muchísima personalidad y hasta cierto punto futurista. No hay complicación ni en la parte ciclo, pero todo busca cumplir sobradamente con su cometido. Además, todos los componentes son de sobrada eficacia.

Husqvarna scrambler 2017

Sin ir más lejos, tanto la parte ciclo como el propulsor proviene de una moto sobradamente conocida y respetada, la KTM 390 Duke. Por tanto, el motor es un monocilíndrico de 375 centímetros cúbicos, ciclo 4 tiempos, 4 válvulas, refrigeración líquida y 44 CV, encargados de mover un conjunto de 150 kg peso y cuyo escape no recurre a la típica moda scrambler, posicionado en un lateral y posición elevada, sino que sale por el lado derecho y se queda a media altura.

Las suspensiones son WP con barras de 43 mm, basculante de aluminio y unos frenos firmados por la filial de Brembo, Bybre. Material que sin ser ‘top’ cumple con su cometido y permite contener el precio, algo que será vital en el segmento. Todo esto va montado entorno a un chasis tubular de acero que a su vez, soporta la contenida carrocería de aspecto extraño, pero atractivo al mismo tiempo.

Monta un ‘parrilla’ sobre el depósito y tras el asiento. Es super sencillo pero la mar de práctico. La parte trasera es desmontable para poder montar algunas de las opciones provenientes de la lista de accesorios y contará, por descontado, con ABS e iluminación LED.

Como curiosidad, Svartpilen significa en sueco ‘flecha negra’.

Suspensión
Tipo DelanteroHorquilla invertida WP 43 mm
Tipo Trasero1 amortiguador
Frenos
Tipo Delanterodisco 300 mm
Tipo TraseroDisco 230 mm

Deja un comentario