El nuevo Michelin Power Pure llega con el objetivo de marcar una nueva época, abriendo una nueva vía en el desarrollo de los neumáticos para motos. Debido a su peso reducido, el neumático Power Pure confiere a la moto una vivacidad de comportamiento inédita y le proporciona una agilidad y un placer de pilotaje del más alto nivel, siendo el neumático para deportivas más ligero de su categoría*.

A estas prestaciones, Michelin le añade otras dos: la seguridad y la duración. La primera proviene de la tecnología bigoma Michelin 2CT (Two-Compound Technology) de segunda generación, desarrollada específicamente para el Power Pure. La superficie de goma blanda de los hombros se ha ampliado, permitiendo de este modo beneficiarse del mejor agarre posible al asfalto desde el inicio de la inclinación de la moto.

En cuanto a la segunda, la duración kilométrica, el Power Pure mantiene el mismo espesor de goma en comparación con un neumático de generación anterior. Además de la goma y del peso reducido, este neumático es fruto de la tecnología Michelin LTT (Light Tire Technology).

El último de los neumáticos para motos deportivas de Michelin ilustra también la línea estratégica seguida por el Grupo. Ésta aboga por no sacrificar una prestación por otra, de tal modo que cualidades distintas son mejoradas en su conjunto.

El Michelin Power Pure presume de tener un kilo menos de peso en relación a sus competidores directos*. Además, es el neumático bigoma homologado para carretera más ligero de los creados hasta la fecha. Se ofrece en dos dimensiones para el neumático delantero y en cuatro dimensiones para el trasero, con el fin de equipar al mayor número de motos deportivas del mercado

* Peso medio de un juego de neumáticos delantero 120/70 ZR 17 y trasero 190/50 ZR 17 MICHELIN Power Pure con respecto al peso medio de los siguientes competidores en las mismas dimensiones (por orden alfabético): Bridgestone BT-016, Dunlop Qualifier 2, Metzeler Sportec M3 y Pirelli Diablo Rosso.