Historia de la Honda SH Scoopy

2015 SH300i

Pocos modelos pueden considerarse como auténticos fenómenos y menos que puedan contar su vida en décadas, como es el caso de la popular Honda SH Scoopy, que desde hace ya más de treinta años es uno de los personajes indiscutibles en todos los mercados en los que milita en el globo, que no son precisamente pocos.

Lanzada internacionalmente en 1984, la Serie SH de Honda deriva de otros modelos de la marca de gran éxito, como el Super Cub, un scooter lanzado en 1958 y que lleva desde entonces ininterrumpidamente en el mercado. De hecho, con sus más de 87 millones de ejemplares vendidos desde su lanzamiento en los años cincuenta es el vehículo más vendido de la historia, por lo que podemos calificar de doble éxito por parte de Honda.

La serie SH siempre ha contado con numerosas opciones de cilindrada, si bien actualmente dispone de mecánicas de entre 125 y 300 centímetros cúbicos, la gama SH ha llegado a contar con mecánicas de 50, 75, 80, 125 y 150 c. c. Siempre monocilíndricas y conservando la acertada arquitectura con la que nacía originalmente, cuerpo estrecho, rueda alta y plataforma plana para ofrecer un paquete ligero y muy manejable en el territorio urbano.

Una de las características más destacables de las Honda SH ha sido la de no dejarse llevar nunca por las distintas corrientes de diseño del mercado, siendo siempre fieles al concepto original con el que nacía, adaptado precisamente de los modelos en los que se basaba. Antes de que en Europa se popularizara la validación del carnet de automóvil para poder circular con motocicletas de hasta 125 c. c. los modelos más populares de este segmento eran los de 50 c. c., asociados inherentemente al público joven y por tanto, muy proclives a las distintas corrientes estéticas del mercado.

En los últimos veinte años la evolución del segmento ha sido constante y muy cambiante, sin embargo, las Scoopy siempre se han caracterizado por ser fieles a su diseño original, que ha sido debidamente evolucionado y adaptado generación tras generación. Haciendo gala de la máxima que dice que si algo funciona, es mejor no cambiarlo. Lo cual se ha demostrado con sus cifras de venta en sus distintas iteraciones, que hace ya unos años que pasaron del millón de unidades vendidas, de hecho, es el scooter más vendido del continente europeo.

Honda Scoopy generacion 1 (1)

Primera generación
Honda lanzaba la primera generación de la popular Scoopy en 1984, en aquella época los scooter derivados de la Vespa original eran la fuerza dominante en todos los mercados del territorio europeo, y si bien en aquel año la nueva SH llegaba a muchos mercados a la vez, desde el primer momento fue lanzada en diversas cilindradas. Aunque había disponible una versión de 50 c. c. en la gama del nuevo modelo japonés, a nuestro país llegaba la versión SH80, que era fabricada en la planta productiva de Aalst, en Bélgica.

En el caso de esta última, la versión de 80 c. c. contaba con una mecánica muy potente de dos tiempos, ya que contaba con sistema de engrase separado, arranque eléctrico, transmisión automática con variador Honda V-Matic y correa estanca, lo que hoy nos puede parecer convencional pero que hace más de treinta años resultaba toda un exquisitez técnica. La mecánica disfrutaba de una potencia de unos 6 caballos, lo que le permitía una velocidad máxima de 80 km / h, lo que ayudado por su concepto de rueda alta, con llantas de 16 pulgadas nada menos le permitía una gran agilidad entre el tráfico y gran estabilidad pese a su tamaño.

Aunque pueda resultar extraño, uno de los mayores adelantos de la primera generación de la Scoopy de primera generación fue la introducción de los paneles de la carrocería en plástico, lo que no solo aquilataba el peso con respecto a los cuerpos tradicionales de metal, sino que abría un nuevo mundo a ingenieros y diseñadores para las futuras generaciones de modelos, permitiendo y facilitando la creación de nuevas piezas y diseños, que ahora se podían realizar de manera más simple y económica.

Esto le permitió a la casa japonesa ofertar un producto que se separaba de las tradicionales scooter, que desde hacía décadas contaban con una imagen estancada en los primeros modelos de esta tipología, nacidas a mediados del Siglo XX. Añadiendo además una versatilidad, ligereza, y facilidad de conducción y mantenimiento que las más pesadas scooters metálicas no disponían.

A partir de 1987, la producción de la Scoopy comenzaba también en las instalaciones de Montesa Honda en España, producción destinada al continente europeo, no solo a las ventas del mercado nacional.

Aunque la producción en la factoría catalana de Montesa Honda se estrenaba con la nueva Scoopy 75, una nueva versión nacida para acogerse a la nueva licencia de conducir tipo A-1. Esta reducción de cilindrada no supuso merma ni en las prestaciones ni en el equipamiento técnico.

No obstante, más adelante se añadía una nueva versión de 50 centímetros cúbicos, que con un nuevo motor y un asiento monoplaza se acogía a las normativas europeas para ciclomotores, y que rápidamente se convirtió en todo un éxito de ventas en Europa.

El éxito de esta primera generación queda patente en la longevidad de la misma, que hasta 1996 no fue sustituida, a pesar de que durante años fue recibiendo nuevas opciones y versiones.

Honda Scoopy generacion 2 (1)

Segunda generación
La segunda generación de la Scoopy llegaba a finales de 1996, con un rediseño completo que si bien no rompía con los rasgos de la primera generación, sí que los evolucionaba y modernizaba. Pasando de las cuadradas formas con las que había nacido el modelo 12 años antes a las nuevas formas suaves y redondeadas que caracterizaban el diseño orgánico, corriente de diseño dominante en la década de los noventa.

Esta fue fabricada en Italia y Japón, además de en España y nacía con dos nuevas mecánicas de 50 y 100 centímetros cúbicos de dos tiempos, pero mantenía todos los atributos que habían hecho de las SH todo un éxito de ventas. Rueda alta, ahora con llantas de radios rígidos con un moderno diseño, plataforma plana y tapas de la carrocería en materiales plásticos, que entonces ya se había convertido en la norma en la industria.

Las novedades técnicas de esta generación no fueron pocas, al diseño menos anguloso se añadieron el disco de freno delantero en lugar del de tambor, y cofre bajo el asiento de mayor tamaño, lo que no eliminaba la guantera delantera.

Honda Scoopy generacion 3 (1)

Tercera generación
La tercera generación de la popular Scoopy, que en aquel momento ya contaba sus unidades vendidas por docenas de miles en cada país europeo, recibió una de las mayores transformaciones en 2001, con el paso a las mecánicas de cuatro tiempos.

Hasta entonces, las dos generaciones previas se habían mantenido fiel a las mecánicas de dos tiempos, sin embargo, a partir de 2001 se incorporaron las nuevas mecánicas de 100 y 150 c. c. de cuatro tiempos, sustituyendo a la SH100 anterior, pero manteniendo hasta 2004 la SH50 de dos tiempos solo en algunos mercados. Junto a esto, se aumentó considerablemente la autonomía, llegando ahora a los 150 kilómetros.

Las nuevas mecánicas de 125 y 150 de cuatro tiempos disponían ahora de 4 válvulas, con un solo árbol en cabeza, estas mecánicas eran más suaves y refinadas, acorde con la nueva estética, que continuaba la evolución en el diseño y ahora se presentaba con una presencia que aportaba más empaque, aunque la arquitectura continuaba siendo la misma con la que había nacido la SH casi 20 años antes. Plataforma plana, ruedas altas y mucha agilidad seguían siendo sus cartas de presentación.

Tecnológicamente contaba con novedades como el sistema de frenada combinada CBS, que eliminaba la posibilidad de bloqueo en la rueda trasera. Esto y las nuevas mecánicas permitieron que la Scoopy llegara a la barrera psicológica de los 100 km / h, permitiendo que las travesías por vías rápidas fueran más cotidianos y posibles.

Esto llegaba precisamente cuando en toda Europa se convalidaba a los usuarios el permiso B de automóviles, permitiéndoles ahora circular con motocicletas hasta 125 c. c. lo que abría enormemente el mercado, que desde entonces ha cambiado radicalmente. Convirtiendo a los modelos de 125 c. c. en los modelos más deseados y buscados y por tanto, con mayor cifra de ventas. Desplazando a los tradicionales modelos de 50 c. c.

Honda Scoopy generacion 4 (1)

Cuarta generación
Tan solo tres años después de llegar la tercera generación, Honda presentaba a principios de 2005 la cuarta generación de la Scoopy. Que por la llegada de las nuevas normativas de emisiones habían sido fuertemente revisadas en el aspecto mecánico. De hecho, fueron de los primeros modelos en cumplir con la normativa EURO 3.

Las Scoopy fueron de los primeros modelos en recibir el novedoso sistema de inyección electrónica PGM – FI de Honda, pasando a denominarse ahora SH 125i y SH 150i. Estas contaban además de un catalizador de tres vías, adaptado del que empleaba la marca japonesa en sus mecánicas de mayor cilindrada.

De nuevo, el modelo recibió un leve rediseño, completamente evolutivo que si bien le añadía más empaque y peso visual, no despreciaba las bondades con las que nacía el modelo en 1984, respectando la arquitectura de plataforma plana y rueda alta, aunque en esta ocasión la mecánica ganaba un plus en cuanto a comodidad de uso y contundencia.

Esta generación es muy sencilla de reconocer gracias al diseño delantero, en el que se incorporaba un elemento plástico de color negro a modo de parrilla delantera.

Honda Scoopy generacion 5 (1)

Quinta generación
En 2006 llegaba ya la quinta generación de popular modelo japonés, pero con la novedad de incorporar por primera vez un motor de media cilindrada. Nacía la nueva SH 300i con una nueva mecánica basada en la de la CRF 250 de motocross. Esta incopora cuatro válvulas por cilindro con un árbol de levas en cabeza, sistema PGM – FI de inyección electrónica y cárter sellado, lo que permite reducir al máximo del tamaño del motor.

Este tamaño compacto permitía a los ingenieros de Honda instalar el nuevo motor de 300 c. c. en un volumen similar al de las SH 125i y SH 150i, con el consiguiente ahorro de peso y sin menoscabar la agilidad propia de las Scoopy.

El equipamiento de esta también era novedad, incorporando sistema de reparto de frenada, ahora con discos de 265 milímetros en cada rueda y un nuevo basculante trasero. El ABS llegaba a esta nueva generación, aunque disponible solo de manera opcional, y el sistema antirrobo HISS con llaves codificadas.

Esta nueva versión aumenta las prestaciones y la habilidad de la Scoopy fuera del territorio urbano, estando a medio camino entre las scooters tradicionales y la nueva hornada de maxi scooters, con cilindradas que superan los 500 c. c. Estéticamente, la SH 300i es distinguible de las versiones anteriores porque elimina el elemento plástico de color negro a modo de parrilla en el frontal.

Honda Scoopy generacion 6 (1)

Sexta generación
La sexta generación del modelo era la verdadera evolución de las SH 125i y SH 150, que recibían a finales de la década pasada, en 2009, un completo refresco estético. La nueva Scoopy adquiría una imagen mucho más afilada, con un diseño más contemporáneo y atractivo visualmente, evolucionando sobre el todo el diseño del morro.

Entre las novedades de esta podemos enumerar el nuevo parabrisas en el frontal así como la incorporación del freno de disco en la rueda trasera, como incorporaba ya desde 2006 la SH 300i. Las mecánicas recibían pocas novedades, manteniendo las fiables mecánicas de 125 y 150 c. c. con inyección electrónica y distribución SOHC, así como el sistema de catalizador.

Honda mejoraba el equipamiento ampliando el espacio del cofre bajo los asientos, pero la sexta generación era mayormente un rediseño a nivel estético, con muchos cambios menores, ya que desde la generación anterior el modelo ya se encontraba tecnológicamente actualizado.

2015 SH300i

2015 SH300i

Séptima generación
Honda lanzó en 2013 la última y generación actual de la Scoopy, que evolucionando el diseño de la generación anterior de 2009, volvía a ganar presencia y sobriedad gracias a sus líneas evolutivas y gama de colores neutros.

Esta generación se caracteriza por haber incorporado por primera vez en las cilindradas de 125 y 150 c. c. el sistema antibloqueo de frenos ABS, además de pequeñas novedades en el apartado ergonómico, como un hueco aun mayor en el cofre bajo el asiento, que ahora es capaz de albergar incluso un casco de tipo integral. Las novedades en el equipamiento se completan con la incorporación de caballete lateral a la vez que central de serie en todas las versiones.

Esto era posible gracias a que Honda empleaba un nuevo bastidor para la Scoopy, bastidor que continúa empelando la misma cómoda arquitectura de plataforma plana y ruedas altas, que treinta años después siguen siendo de 16 pulgadas. Además, el nuevo bastidor mantiene la rigidez del anterior pero siendo ahora más ligero, lo que permite que el conjunto continúe siendo tan parco en su consumo de combustible.

La nueva mecánica dispone de la más actual tecnología de la firma japonesa, con el sistema eSP, siglas de enhanced Smart Power de baja fricción, que sumado al sistema Idle Stop, que para el motor cuando este se encuentra al ralentí permiten unas cifras de consumo increíblemente bajas, de 2,11 litros cada 100 kms La autonomía llega a los 355 kilómetros con un solo depósito de 7,5 litros.

Actualmente, tras más de treinta años, siete generaciones y más de un millón de unidades vendidas, las Scoopy siguen siendo una de las alternativas más fuertes y mejor posicionadas del segmento scooter. Con mecánicas y equipamiento siempre a la última y lo más importante, en constante evolución técnica, lo que ha permitido a Honda seguir disfrutando del éxito que ya gozó la primera generación del modelo.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta