Soy el poseedor de la primera metropolis matriculada en España