Metropolis, el tres ruedas de Peugeot estrella del estand de la marca en el EICMA

La firma francesa aterrizó en el EICMA con su scooter estrella, el nuevo Metropolis, un tres ruedas que causó sensación entre los visitantes al estand de 300 m2 que Peugeot montó en Milan.

Más que nunca, la línea del Metropolis muestra la conexión con el mundo del automóvil, un diseño que en el frontal se ve acentuado con la calandra situada bajo los faros a modo de boca y aligerando la parte superior del tren delantero. En este mismo frontal, dos bombillas halógenas 2x55W con leds integrados en cada una de las 2 ópticas, al igual que los intermitentes, forman un look atrevido, mientras las luces del tren trasero se mantienen de forma fusionada con la carrocería a modo de boomerang, encerrando un portón trasero donde se puede guardar un casco integral, mientras bajo el asiento podremos dejar un casco semi-jet con pantalla. Situada también en el frontal, la Day Running Light (DRL) actúa a modo de luz de cruce compuesta por 5 potentes leds.

El tren delantero , Dual Tilting Wheels (DTW), está compuesto de un paralelogramo deformable de doble triangulación cuyo diseño permite bajar el centro de gravedad y centrar mejor los pesos. Asociado a 2 topes dinámicos y a una suspensión monoamortiguador hidráulica, las dos ruedas delanteras son independientes e inclinables, pudiendo bloquearlas eléctricamente a baja velocidad. Gracias al empleo de aluminio inyectado a presión en los elementos de suspensión, además de un plus en rigidez, se obtiene una reducción de peso no suspendido que aligera la dirección y facilita la conducción.

Cabe destacar el piso plano del scooter, un elemento inédito en este tipo de vehículos de tres ruedas, aunque por sus dimensiones contenidas, su longitud, ancho y distancia entre ejes lo hacen muy parecido al Satelis, sinónimo de buena movilidad entre el tráfico de la ciudad.

En el plano de la seguridad, el Peugeot Metropolis confía la frenada a 3 discos -2×200 mm delante / 1×240 mm detrás- y con frenada integral SBC (Synchro Braking System) que se activa accionando la maneta izquierda. Particularidad de este scooter es el pedal de pie, impuesto por la legislación relativa a la categoría de los triciclos de motor, que también dirige la frenada integral.

Destacan los retrovisores asféricos de superficie convexa donde se suprimen los ángulos muertos.

Si buscas la entrada para la llave no la encontrarás, y es que no existe ni contacto ni cerradura, contando con una llave electrónica Smart Key reconocida desde el momento en que el piloto se encuentra dentro de un radio de 150 cm. Para arrancar basta con desbloquear la dirección, desinhibir electrónicamente el vehículo girando el botón que reemplaza el contacto y arrancar el motor accionando simultáneamente el botón START y la palanca de freno.

Al igual que sucede con los coches premium de Peugeot, en el centro del manillar encontraremos un freno de estacionamiento eléctrico, fácilmente accesible y activable por una simple presión del dedo. Bajo los ojos del piloto, el panel de instrumentos no dista mucho del de una berlina de gama superior. Perfectamente equilibrado, el display digital, enmarcado por un taquímetro y su cuentarrevoluciones, integra una función de supervisión de presión de cada uno de los neumáticos así como las indicaciones de consumo medio, mínimo y autonomía restante. Además, el cuadro de instrumentos está preequipado para fijar con facilidad un dispositivo GPS. Otra novedad reside en el botón de señal de peligro (warning), retroiluminado tan pronto como se activa. Ancho y perfilado, el parabrisas termomoldeado permite su regulación en varias posiciones, ofreciendo así una protección óptima. Gracias a una simple presión manual, bastan menos de 5 segundos para bajar o subir el parabrisas.

El Metropolis equipa un motor 400i LFE de 35 CV y un par de 38 Nm. A pesar de sus dimensiones, roza los 150 km/h en punta. La altura del asiento está en los 780 mm, con respaldo regulable de delante hacia atrás en 40 mm para el apoyo lumbar del conductor. Al detenernos en los semáforos, el sistema de bloqueo de inclinación del tren delantero DTW concept, activable a muy baja velocidad, permite autoestabilizar el scooter en parado, evitando así poner los pies en el suelo. El acompañante también disfrutará de la comodidad en los desplazamientos gracias al respaldo integrado, así como empuñaduras de sujeción perfiladas y reposapiés ergonómicos plegables.

Completando su diseño, Peugeot ha cuidado bien los detalles del Metropolis, como el portón del maletero iluminado, o el fácil acceso al espacio bajo el sillín mediante la presión del botón situado en el tablero delantero, mientras el acceso al portón es dirigido por un botón situado en la parte posterior trasera izquierda del scooter. La guantera, situada en el tablero trasero, cuenta con una toma de corriente de 12V que permitirá recargar el móvil mientras circulamos.

Para los que quieran un look totalmente racing, Peugeot lanzará una versión RS en 2 colores exclusivos: Titanio mate y Blanco. Contará con las mismas características técnicas que la versión clásica, aunque esta serie especial se distinguirá por un parabrisas corto deportivo ahumado, suelo de aluminio, flancos de llantas pintados de naranja y calandra específica.

Galería de imágenes

3 Comentarios

  1. La cuestión es si tendrá los mismo problemas eléctricos y de protección contra el agua de sus componentes eléctricos y electrónicos en comparación a piaggio y sus mp3…, este es mu bonito mas que los piaggio, pero el quadro 4d parkour es muchísimo mas bonito y tiene cuatro ruedas…….

Deja un comentario