Saltar al contenido

La Tamburini T12 Massimo al detalle en vídeo

Tal y como pudimos ver en el artículo anterior, la Tamburini T12 Massimo es bastante más que un simple modelo de track day en homenaje al genio Tamburini, el ingeniero italiano desaparecido en 2014 y responsable de algunas monturas míticas, como la F4 que trajo de vuelta a MV Agusta o la mítica Ducati 916. Esta fue su último y más especial proyecto, la creación de una superdeportiva para circuito sin compromisos ni atadura alguna, nada de presupuestos o condicionantes técnicos o estéticos, simplemente lo máximo de curva a curva.

Desarrollada ahora por su hijo Andrea, que toma los diseños realizados por su padre desde 2012 hasta su fallecimiento, La Tamburini T12 Massimo es una superbike creada solo para ser usada en circuito. Los condicionantes de la homologación no existen en la T12 Massimo. Bastidor tubular tipo Trellis de acero al cromo – molibdeno con capacidad de modificar su rigidez lateral, sin necesidad de alterar el propio enrejado, motor de cuatro cilindros de más de 230 caballos tomado de la BMW S1000 RR, y una parte ciclo con los elementos más exquisitos de los mejores fabricantes, como son Marchesini, Öhlins o Brembo, son las piezas que conforman esta brutal superbike, auténtico regalo del genio italiano.

[youtube

    Recibe todas las noticias cada martes

    Su prohibitivo precio de 300.000 euros la sitúa no solo lejos del alcance de cualquier mortal, además prácticamente la deja sola en un segmento en el que solo tendrá como rival la variante más explosiva y radical de la Honda RC 213 VS, la versión track only, que es incluso más económica que la Tamburini T12 Massimo, con un precio en torno a los 200.000 euros.

    En los vídeos que nos presenta la nueva compañía fundada por la familia, Massimo Tamburini Srl, podemos comprobar no solo todos los detalles del modelo, sino también como se la ve en su hábitat natural, entre las curvas de un circuito.

    [youtube