La nueva Moto Guzzi Bellagio llega a nuestro país a finales de este mes de junio

La italiana Moto Guzzi sorprende con una nueva custom bautizada con el nombre de Bellagio. Inspirada en la región del Lario, un paraje universalmente famoso por su hermosura, la Bellagio encarna el espíritu libre y contemporáneo de la conducción con un de un diseño sobrio y elegante, en armonía con la avanzada tecnología de unas prestaciones innovadoras dotadas de una poderosa imagen de modernidad.

La transmisión final C.A.R.C. (cardán reactivo compacto), transforma la potencia del nuevo motor de 940 c.c. en una fuerza espléndida y armoniosa, respaldada a la perfección por una ciclística que constituye una sabia evolución de las naked más dinámicas de la casa Moto Guzzi. Esto queda patente en sus prestaciones: una suspensión trasera de articulación progresiva, un equipo de frenado dotado de pinzas flotantes Brembo que actúa sobre los discos de 320 mm. de diámetro, el amortiguador trasero y la horquilla completamente regulable. Unas opciones técnicas de gran calidad que, además de garantizar una protección activa, proporcionan un equilibrio dinámico y un placer de conducción que convierten a la Bellagio en el nuevo vehículo de referencia en su categoría, dotado del temperamento propio de una naked y de una idiosincrasia estilística inequívocamente custom.

Las ruedas de radios, la drag bar, el asiento trasero y los pedales avanzados conforman detalles propios de un estilo en el que el volumen, al concentrarse sobre la rueda trasera, transmite la sensación de una moto bien adherida al firme y dispuesta a producir una aceleración de gran potencia. Y eso es exactamente lo que puede obtener, cuando se requiera, el nuevo propulsor de 940 centímetros cúbicos. Un motor de carácter dócil, libre de vibraciones que, gracias al generoso par-motor, es capaz de proporcionar una respuesta potente y uniforme, incluso en regimenes muy bajos, a la que acompaña un sonido legendario, fruto de la sabia incorporación del nuevo silenciador de doble descarga.

Con la Bellagio, Moto Guzzi introduce un concepto estilístico innovador en el segmento de las custom, ya que no recurre solamente a los cromados y al desarrollo de la estructura del propulsor, sino que, además, integra su personalidad en un equipamiento ciclístico de gran contenido estético. El ejemplo más claro lo constituye la suspensión trasera de monobrazo oscilante que, junto con el CA.R.C., la transmisión final patentada de cardán reactivo compacto, hacen de la Bellagio una custom con mucha personalidad. Un diseño que, además de reproducir el carácter “power cruiser” propio de la cultura motociclística americana, conserva un estilo muy europeo, con numerosos detalles refinados de creación típicamente italiana.

Resulta imposible no dejarse seducir por la combinación de los numerosos detalles, tanto técnicos como estilísticos, que forman parte de esta reconocida categoría de Moto Guzzi. Algunos elementos, como las generosas ruedas de radios, el taquímetro con cifras de disposición radial y los perfiles en relieve situados sobre el depósito, constituyen un legado clásico reinterpretado en clave actual. Otros elementos remiten a la filosofía custom más tradicional, como el manillar drag bar pull back, los pedales avanzados, el asiento de dos plazas two-up integrado en el guardabarros de cola corta y los numerosos cromados que destacan al contrastar con el tinte opaco coal black de la carrocería.

Son muchos los recursos estilísticos clásicos que incorpora Moto Guzzi, desde la estructura del bicilíndrico transversal en V de 90°, el elemento clave del diseño Bellagio, hasta los frenos que, como ya es tradición, ofrecen unas dimensiones generosas, pasando por un sugestivo equipo de escape de doble silenciador superpuesto de gran impacto estético. Detalles que expresan el cuidado y la competencia de Moto Guzzi, que ya en 1921 creó una moto dotada de un estilo único y una técnica incomparable, capaz de cautivar a primera vista como sucede con los bellos parajes de Bellagio.

El diseño de la Bellagio es el que se espera de una custom pura: asiento bajo two-up integrado en la rueda trasera, pedales avanzados y un manillar espectacular drag bar pull back para un control total y un dominio perfecto de la moto. La custom de Motto Guzzi es idónea para la conducción en solitario, ya que envuelve al conductor con el sonido del bicilíndrico de Mandello del Lario al tiempo que lo sumerge en la comodidad que ofrece el asiento creado especialmente para efectuar trayectos largos.

Una distribución bien repartida de la carga entre ejes y el centrado equilibrado de los volúmenes proporciona a esta moto una maniobrabilidad sorprendente que invita al piloto a afrontar los recorridos más tortuosos y el tráfico urbano, con unas prestaciones que se ven reforzadas por la rapidez del cambio de dirección y la rigidez del tren delantero.

La Bellagio permanece fiel a su filosofía custom, puesto que expresa la mejor faceta de su carácter a través de una conducción cuya característica principal se basa en una suavidad óptima. Todo lo que la Bellagio encarna y desarrolla lo transmite con clase un cockpit elegante en el que un taquímetro analógico de números radiales sobre fondo en blanco vintage se combina con la tecnología avanzada del ordenador de a bordo equipado con pantalla LCD, y que permite obtener comunicación con la moto mediante los mandos situados en el manillar y poder concentrarse en el placer de la conducción.

 

El secreto de la agilidad de la dirección de la Bellagio reside en el original bastidor de tubos de acero de doble cuna que se une al monobrazo de aluminio donde se aloja la transmisión de cardán reactivo compacto. La gran rigidez que posee la estructura de este conjunto brinda una respuesta instantánea a las órdenes del conductor. Un comportamiento impecable, obtenido gracias a las prestaciones del motor y de los frenos, en el que se puede confiar incluso durante la conducción más desenfadada, convirtiéndola en un acontecimiento deportivo.

Quizá pueda parecer una paradoja, pero la Bellagio resulta sorprendente por su capacidad de devorar kilómetros en trayectos muy accidentados con el rit
mo digno de una naked deportiva. Este mérito hay que atribuírselo a una suspensión excelente, formada por una horquilla regulable de gran solidez, equipada con vástagos de 45 mm., y por un juego de palancas en el monobrazo trasero accionado por un amortiguador, también totalmente regulable. Esta combinación garantiza un equilibrio neutro en todo momento, tanto en las salidas como en las curvas, cuando se quieran exprimir los 75 caballos que rinde el bicilíndrico de Mandello.

La estructura básica consiste en el tradicional bicilindro transversal en V de 90°, pero la cilindrada y el carácter se ajustan al temperamento de la nueva Bellagio. El innovador propulsor se distingue por un diámetro interior de 95 mm. y una carrera de 66 mm. La cilindrada obtenida es de 935,6 c.c., que rinde una potencia máxima de 75 CV obtenida a 7200 r.p.m., y una curva de distribución homogénea que alcanza el valor máximo del par de 8 Kgm a 6700 r.p.m., de los cuales, el 80 % está comprendido en el range situado entre 2800 y 4800 r.p.m.

Estos valores sitúan la Bellagio en el vértice superior de la categoría custom por estar equipada con un propulsor muy evolucionado en cuanto a sus características mecánicas y electrónicas. De arranque rápido bajo condiciones atmosféricas de cualquier tipo gracias a la inyección electrónica, el propulsor de 935,6 c.c. ofrece una entrega de potencia homogénea, con unas emisiones y unos consumos reducidos. Todo ello, cumpliendo la estricta normativa Euro3.

El rendimiento del motor también se ve favorecido por otros aspectos, como el encendido de doble bujía y los inyectores situados directamente sobre los colectores de aspiración. El alternador, colocado entre los dos cilindros, hace que el volumen del motor resulte más compacto, aportando así ventajas obvias para el control de la moto y bajo condiciones de conducción adversas. Las bielas, los pistones, fabricados en materiales ligeros, contribuyen al equilibrio del peso, mientras que las guías de las válvulas se han sinterizado para facilitar el deslizamiento e incrementar la resistencia. La potencia del motor se transmite a la rueda mediante el CA.R.C. (cardán reactivo compacto), una patente de Moto Guzzi. Mediante esta transmisión, integrada en la horquilla de aleación de aluminio, la respuesta obtenida es siempre suave y precisa, sin que se produzcan las sacudidas típicas del cardán.

La especial configuración del CA.R.C. permite la utilización de una horquilla de una sola pieza, incrementando así la rigidez del conjunto y eliminando, además, el efecto de levantamiento (anti-shaft). Y para finalizar, el cambio de seis marchas es toda una joya de la mecánica: silencioso, simple en cuanto a la introducción de los engranajes y muy preciso, respeta siempre los objetivos del piloto, con un rendimiento ideal para el uso de recreo que facilita una pronta respuesta del motor.

La nueva Moto Guzzi Bellagio estará disponible en toda la red de concesionarios oficiales de la marca desde finales de este mes de junio a un precio de venta al público de 11.670 euros.

Esta nueva custom llega con una buena oferta de accesorios y complementos, tanto para la moto como para el piloto y acompañante. En lo que a la Bellagio se refiere, Moto Guzzi te ofrece la posibilidad de montar:

Bolsa en el depósito:
La bolsa en el depósito es de nylon y PVC, con una cubierta que hace juego con la carrocería coal black de Bellagio. El soporte de la bolsa ha sido estudiado para que se integre completamente en el depósito y está provista de una cubierta especial para protegerla de la lluvia y que, una vez transportada, se convierte en un cómodo macuto.

Bolsa compacta en el depósito:
Ideal para guardar objetos pequeños, esta práctica bolsa de nylon y PVC posee un volumen reducido que abulta poco y facilita el trasporte, conservando un look refinado. Está dotada de bisagras anti-agua y elementos reflectantes. El manillar anatómico permite unirla a la moto con un solo movimiento gracias a los 4 imanes de gran potencia que permiten garantizar la sujeción de la bolsa incluso a la máxima velocidad.

Cúpula:
Gracias a su look refinado y elegante, la cúpula de plexiglás hace que la Bellagio resulte aún más fascinante y su línea más depurada.
Probada en la galería del viento y en la carretera, garantiza una gran comodidad en las distancias largas. Gracias a la excelencia de su estructura, en la que se han empleado los mejores materiales, ha superado con facilidad las duras pruebas TÜV y DOT.

Touring Saddlebag:
Con las nuevas bolsas laterales, la belleza y el estilo de la nueva Bellagio adquieren un nuevo aire touring. De instalación sencilla y con una capacidad de 15 litros, gracias a su estructura semi-rígida, estas bolsas facilitan las operaciones de carga. Son unos hermosos complementos de diseño Moto Guzzi que complementan el diseño de la Bellagio y aumentan su espíritu de cruiser viajero.

ESTILO DE VIDA.

El atelier que viste la pasión "guzzista".

La nueva Bellagio incorpora una línea de indumentaria técnica que sigue la tradición de Moto Guzzi en cuanto a calidad y cuidado en la confección y a la que añade nuevos conceptos clave en cuanto a practicidad y elegancia.

Cazadora Bellagio.

Cazadora fabricada en piel bovina vintage personalizada con el logotipo de Moto Guzzi. Se caracteriza por incorporar protectores compuestos extraíbles en los hombros y los codos, cierre regulable en el cuello y la cintura.
Colores: coal black (negro antracita)
Tallas: S, M, L, XL, XXL

Casco Bellagio Laura Smith.

Casco Jet que se caracteriza por el casquete de tecnopolímero con cierre de desenganche rápido, interior de tejido antialérgico Terinda Duport®, soporte visera de acero y visera anti-arañazos.
Colores: negro
Tallas: XS, S, M, L, XL

Guantes.

Guantes de verano de piel ovina Pittard’s con aplicaciones interiores de fibra aramídica.
Colores: negro
Tallas: S, M, L, XL, XXL

Gafas Bellagio.
Se trata de unas gafas con un diseño especial para colgar, ideales para la conducción. Fabricadas en aluminio y magnesio anodizado negro, son muy ligeras y resistentes a los golpes y están dotadas de unas cómodas astas de amortiguación que llevan, igual que las lentes de policarbonato, el logotipo Bellagio.

(eBent Comunicación Integral)

1 Comentario
  1. Preciosa.
    Y la gente gastándose los euros en BMW….

Deje una respuesta