Honda X-ADV 2017

Honda X-ADV 2017

Los scooter evolucionan a pasos agigantados, el Yamaha T-Max es uno de los culpables de esta evolución y el T-Max 2017 una de las muestras más claras, como el Kymco AK-550, otra de las muestras de la evolución de este tipo de motos tan características. Cada día son más tecnológicos y avanzados técnicamente, con chasis de aluminio, suspensiones de calidad con horquillas de barras gruesas, frenos de gran tamaño y ahora, un scooter off road ‘de verdad’, el Honda X-ADV, una de las principales novedades de la firma japonesa en el EICMA que busca cubrir una demanda bastante característica que parece ir creciendo poco a poco y que se centra en usuarios que buscan una moto para moverse con soltura por ciudad, como sólo un scooter puede conseguir, pero que también quieren un vehículo que permita salir fuera de este ámbito y ya rizando el rizo, poder hacer alguna escapada fuera de asfalto.

Se trata del primer scooter off road con auténticas capacidades todoterreno, todo un crossover con dos ruedas y la muestra definitiva de que el scooter es un vehículo válido para todo tipo de usos y que los usuarios además los demandan. Un auténtico híbrido entre moto off road y un scooter que ha estado dando mucho que hablar.

Honda scooter off road

Una de las características más acusadas del Honda X-ADV son las suspensiones, con un recorrido de nada menos que 154 mm delante y 150 mm detrás. La horquilla es invertida con barras de 41 mm ajustable en precarga y rebote, usando detrás un amortiguador también ajustable en precarga que trabaja directamente sobre un basculante de aluminio. No obstante, al contrario de las típicas motos todoterreno, el asiento no está a mucha altura del suelo, elevándose únicamente hasta los 820 mm y ofreciendo en opción otro de 790 mm.Sin duda, un punto a su favor.

Honda ha tomado como base de partida el concepto de las Honda Integra, de hecho, emplea el mismo motor bicilíndrico en paralelo con 745 centímetros cúbicos, 54 CV a 6.250 rpm y 68 Nm a 4.750 rpm unido al cambio de doble embrague automática, o bien pudiendo manejar de forma secuencial con dos modos de funcionamiento. Por un lado tenemos el modo D, que ofrece un funcionamiento suave y se centra en la contención de consumos o bien el modo S, que se trata del modo deportivo.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta