Ducati, una filosofía única en el mundo

La marca campeona del mundo de MotoGP se desmarca como una empresa con una filosofía muy particular, una atmósfera en la que el mundo de las carreras ha permitido desarrollar un profundo paralelismo entre el trabajo de las motos de competición y el producto final de calle. No es nada casual que los aficionados y los usuarios de motos, perciban la marca de Borgo Panigale como algo que goza de la mayor connotación deportiva en el mundo de las motos.

Ésto hace que, sin omitir el comfort y la manejabilidad de sus máquinas, la deportividad y la diversión en el pilotaje sean para Ducati, las prioridades del desarrollo del producto de serie, o lo que es lo mismo, poder disfrutar de una moto manejable, preparada, reactiva y con buena frenada. Una buena muestra de esta filosofía está representada en los últimos tres modelos presentados por la marca italiana: la 1098, la Hypermotard y la Desmosedici RR.

Éste es uno de los motivos principales que hace que las carreras sean algo tan importante para Ducati, el medio ideal que permite trasladar el precioso "know-how" conseguido directamente a través del desarrollo de las motos en el terreno deportivo, para llevarlo a la producción de las motos de calle. Este trasvase tecnológico es posible gracias a la efectiva cercanía de las motos de competición, mucho más parecidas entre ellas en sus conceptos base, de lo que lo son por ejemplo, en el mundo del automóvil, un coche de calle frente a un Fórmula 1.
En la F1 el ochenta por ciento de las prestaciones las da la aerodinámica y basta pensar en la superficie de los alerones para ver que después resultan inaplicables, salvo en un modo extremadamente limitado, en los coches de serie. En las motos, el tipo de llantas que se usan, las dimensiones de los neumáticos y el efecto de la aerodinámica, son realmente mucho más parecidos, y por eso una puesta a punto de la suspensión trasera que funciona bien en la moto de Stoner, por ejemplo, es enseguida transferible a una moto de serie.

Recibe todas las noticias cada martes

Las prestaciones y la previsibilidad son dos de los objetivos principales de los ingenieros de Ducati Corse. El más evidente concierne obviamente al desarrollo de las prestaciones y esto requiere un trabajo continuo en las geometrías, los materiales, las suspensiones y también en el motor. Por lo tanto, se busca tener prestaciones superiores en sentido puro y en consecuencia un motor más potente, mejor aerodinámica y unas suspensiones más eficaces. El segundo objetivo, que es quizás menos inmediato pero igualmente importante, es que el piloto se sienta tranquilo, confiado sobre una moto cuyas reacciones tienen que ser de lo más previsibles. Éstos son los dos grandes aspectos, desarrollo de las prestaciones y previsibilidad, que Ducati, gracias a la valiosa experiencia madurada por los responsables de competición, está trasladando a sus productos de serie.

Y esta misma madurez lograda en la pista se puede observar directamente en los modelos de calle. Si observas el cuadro de mandos de una Ducati deportiva, probablemente estarás contemplando uno de los detalles más facilmente reconocibles del intercambio tecnológico entre los circuito y la calle.

El cuadro de mandos que ha sido desarrollado para la Desmosedici GP7 de Casey Stoner y Loris Capirossi, es físicamente la misma pieza que hoy se incorpora en las 1098 y en la Desmosedici RR, obviamente adecuando la escala de revoluciones. En la 1098 se ha incorporada una centralita de adquisición de datos que permite al piloto que rueda en pista, no sólo ver los tiempos por vuelta en el salpicadero, sino también descargar todos los canales adquiridos en su ordenador, desde las vueltas del motor hasta el ángulo de mariposa, la temperatura y la velocidad, exactamente como hace el telemétrico de Casey Stoner.

Desde el cuadro de mandos hasta el chasis, las suspensiones y las piezas más sofisticadas e invisibles, como un desarrollo de termodinámica que se traduce en las 1098 en mariposas ovaladas en lugar de cilíndricas, son innumerables las soluciones experimentadas y desarrolladas en las carreras, que Ducati ha trasladado de la moto campeona del mundo a la calle.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deja un comentario

Salir de la versión móvil