Derbi GPR 125 2009

¿Dónde probar una moto deportiva, otra de enduro y una supermotard sin salir del mismo recinto? Sin duda alguna las instalaciones del Parcmotor de Castellolí son el lugar ideal para poner a prueba los nuevos modelos de Derbi: la GPR 125, con una imagen y estilo propio de las superdeportivas de gran cilindrada; y las Senda DRD 125 R de enduro y SM de Supermotard, dos modelos estudiados a la perfección para ofrecer la máxima diversión en la práctica de estas dos especialidades.

Pero antes de pasar a comentar y detallar cada uno de estos modelos, no quiero dejar pasar la oportunidad de hacer un pequeño inciso y recoger las palabras que Pedro Quijada, consejero delegado de la marca, realizó durante la presentación de estos nuevos modelos y que se centraron sobre un tema de mucha actualidad en estos días, las ayudas del Gobierno para la compra de automóviles.

«El ejecutivo parece ningunear el sector de las dos ruedas y los miles de puestos de trabajo que dependen de él,» comentó Quijada, instando al Gobierno y a las distintas comunidades autónomas, a hacer un esfuerzo por incluir ayudas para la compra de motos, scooters y ciclomotores; algo que, sin duda alguna, ayudaría a reactivar la industria de la moto.

    Recibe todas las noticias cada martes

    A pesar de los difíciles momentos que atraviesa el sector, la marca de Martorelles realiza una firme apuesta por la cilindrada de 125cc, un segmento en el que Derbi sigue aumentando su presencia en el mercado de forma progresiva, tanto en nuestro país como en el resto de Europa.

    Si os parece empezamos por la GPR 125, una moto con un look de lo más actual. De lejos parece una moto de cilindrada mayor y está claro que en este modelo, Derbi ha volcado toda la experiencia acumulada en el mundo de la competición, de hecho y durante toda la jornada, disfrutamos de la compañía de los tres integrantes del equipo Bainet Racing en el Mundial de 125cc: Pol Espargaró, Efrén Vázquez y Joan Olivé; quienes además, se unieron a la acción, probando los tres modelos.

    Como os comentaba y desde el punto de vista estético, la GRP destaca por su línea avanzada; el colín, bastante alto y delgado -integrando el piloto posterior en leds- hace fluir la moto hacia adelante, transmitiendo sensación de ligereza y velocidad. El asiento, muy cómodo y con una posición de conducción que no fatiga, algo muy importante también para nuestros desplazamientos diarios, desemboca en un depósito de formas muy angulosas que encaja a la perfección con el diseño del carenado y parte frontal. La horquilla invertida Paioli de 41mm, el gran disco de freno delantero de 300mm y el basculante de tipo banana, completan la imagen de esta deportiva que está dispomible en disponible en color blanco y en color negro.

    El completísimo cuadro de mandos con pantalla LCD -que controlamos a través de un pulsador en la piña del puño derecho- nos mantiene informados con un buen número de detalles, incluso contamos con un indicador de pata de cabra puesta si estamos estacionados con el motor en marcha. Completando el acabado de la moto, los retrovisores, replegables, ofrecen un óptimo ángulo de visión al tiempo que son de muy fácil ajuste. Por cierto ¿has visto el escape? Totalmente integrado en los bajos de la moto, el escape aparece casi, casi camuflado, terminando a la misma altura que la estribera y coincidiendo con la curvatura del guardabarros trasero. Su posición colabora al reparto de pesos y centro de gravedad de la moto, aspecto el de la manejabilidad que pronto pudimos descubrir en el circuito.

    La ergonomía y posición de conducción es uno de los puntos fuertes de la moto. Estudiada para ofrecer un buen compromiso en la relación moto deportiva – moto de uso diario en calle, la GRP 125 es muy cómoda, la posición del manillar no es muy agresiva, lo que unido a la altura del asiento de 810mm y las estriberas, permiten una postura que no cansa en marcha. Precisamente la posición del manillar y el peso de la moto, sólo 120kg (en seco), la hacen muy manejable incluso para aquellos pilotos de altura considerable, es más, rodando en circuito y pese a sus dimensiones, la moto en ningún momento se hace incómoda en los cambios de dirección, las rodillas se acoplan a la perfección con la forma del depósito y para nada vamos «encajados».

    Dispuestos a disfrutar de la pista -por cierto, Xavi Del Amor fue nuestro guía en el circuito- hay que señalar que la GPR, al igual que las Senda DRD 125 R y SM, equipan un motor Piaggio de 4T, refrigeración líquida y que rinde 15CV a 9.250 rpm. Es cierto que el circuito de velocidad del Parcmotor tal vez no es el más apropiado para la GPR, más que nada por la subida que sigue a la recta de meta, que la afrontamos sin dificultad alguna en tercera-cuarta, pero también es cierto que rodando a todo gas, sin concesiones y engranando hasta la sexta, la moto nos ha ofrecido mucha diversión. Gracias a su equipo de frenada, con la pinza radial de cuatro pistones y el disco de freno delantero de 300mm, puedes apurar al máximo la frenada, así que apretando el puño de gas al máximo, incluso en plena curva, puedes centrarte en cómo negociar cada una de las curvas y divertirte al máximo en zonas como la bajada después del puente, que puedes hacer a fondo. La GPR responde con seriedad a nuestras exigencias y no hace extraño alguno, incluso a final de recta de meta, con algunas zonas del asfalto un tanto bacheado, la moto mantiene la trazada y transmite confianza.

    Así que ya sabes, si tu estilo es la conducción deportiva y quieres disfrutar a tope, la Derbi GPR 125 es una buena opción. ¡Ah! Importante, la GPR 125 entrará en producción a finales de este mes de mayo y su precio es de 3.999 euros. De momento puedes hacer tu reserva visitando este enlace: Reserva GPR y DRD 125.

    Para los amantes del enduro o supermotard, Derbi también ofrece dos buenas opciones con las nuevas Senda DRD 125 R y SM. El chasis, derivado de la Terra 125, tiene un subchasis totalmente nuevo diseñado para adaptarse a las exigencias del SM y enduro, y es que destaca la buena relación lograda entre la altura del asiento y el gran recorrido que nos ofrece la suspensión posterior, 225mm.

    Sólo deciros que había que ver cómo rodaban Roger Pié y Antonio Gimeno, campeón de la Derbi Criterium Malossi y campeón de España Cross Country Fun series, respectivamente. El circuito de Supermotard del Parcmotor es extremadamente divertido y sobre todo ¡activo! porque si algo tiene son ¡curvas! Roger exprimió a tope la DRD 125 SM, derrapando y tumbando al límite y, evidentemente, sin encontrar rival en pista. Tanto la DRD de supermotard como la de enduro presentan una gráfica atrevida y novedosa, con el nombre de la marca sugerido en la zona del depósito y unos toques de color que ayudan a definir la silueta de la moto. En el caso de la DRD de supermotard, la encontrarás en dos opciones de color: negro y blanco, ambas con un toque de rojo en algunas zonas. La DRD de enduro está disponible en dos colores, azul y negro; el primero con un estilo muy atractivo gracias a los toques de pequeños de detalles en amarillo. La versión en negro tiene pequeños detalles en rojo.

    La versión de enduro y supermotard equipan disco de freno delantero distintos para adaptarlos a la exigencia de cada especialidad; en el caso de la DRD 125 R monta un disco wave de 260 mm, por su parte la supermotard monta un gran disco de 300 mm. En cuanto al disco de freno trasero sí comparten medidas y tipo con un disco wave de 220 mm.

    La manejabilidad es uno de los aspectos más destacables de la moto en ambos modelos. Destacar el manillar de doble diámetro de diseño cónico y con una altura muy elevada, lo que nos permite pilotar con mucha comodidad tanto si vamos sentados como de pie. Por su parte, el asiento, plano y bajo, nos permite desplazarnos a voluntad, algo que sobre todo hemos podido comprobar en la pista de supermotard. Por su parte, la fiabilidad del conjunto viene asegurada por un sistema de suspensiones óptimo. En el tren delantero nos encontramos con una horquilla invertida Paioli de 41 mm y 245 mm de recorrido, mientras en la parte trasera tenemos una suspensión progresiva por bieletas, con monoamortiguador Ollé de largo recorrido y botella de gas separada.

    En lo que se refiere al motor, su potencia es más que suficiente para divertirnos al máximo en la pista de SM, ideal para iniciarse en esta especialidad mientras en el caso de enduro, la entrega de potencia, al no ser explosiva, permite también afrontar trazados no muy exigentes con total solvencia.

    Otro aspecto que comparten la versión enduro y supermotard de la DRD 125, que entrará en producción el próximo mes de junio, es su precio: 3.899 euros.

    En breve os ofreceremos un video con imágenes de acción y detalles de las nuevas DRD 125 S/SM. ¡No os lo perdáis!

    Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

    Deja un comentario

    Salir de la versión móvil