A prueba el Maxsym 400i, el nuevo megascooter de SYM

© JC Orengo/SYM.

(Roger Escriche desde Rubí, Barcelona) La taiwanesa SYM ha protagonizado una imparable evolución desde su llegada al mercado español hace apenas 8 años. Su paulatina entrada en nuevos segmentos ha ido acompañada de la incorporación de motores de nuevas cilindradas, siempre de fabricación propia, que han ido engordando su catálogo hasta alcanzar los actuales 30 modelos.

© JC Orengo/SYM.

Si el primer maxiscooter de SYM fue el GTS de 2006 con cilindradas de 125 cc y 250 cc, a las que posteriormente se incorporó una unidad de 300 cc, el Maxsym es un producto mucho más maduro y, lo más importante, un megascooter que apunta claramente más alto que su predecesor.

© SYM.

Aunque la firma taiwanesa también fabricará un Maxsym con motor de 600 cc, en el mercado español el Maxsym llega con un monocilíndrico de 399,3 cc refrigerado por agua que entrega 34,09 CV a 7.000 rpm. Como es habitual en la marca, el nuevo modelo ofrece un diseño de corte europeo, va cargado de equipamiento y uno de sus grandes argumentos de compra es precisamente su precio de lanzamiento, 5.199 €, que lo colocan claramente por debajo de productos similares de la competencia como el Peugeot Satelis, el Suzuki Burgman , el Yamaha Majesty o el Honda Silver Wing.

    Recibe todas las noticias cada martes

     

    Un megascooter maduro

    © JC Orengo/SYM.

    El SYM Maxsym 400i va destinado a un público más maduro que realice a diario una cantidad elevada de kilómetros por vías rápidas además de ciudad, y también a usuarios habituales de automóvil que estén hartos de comerse interminables atascos cada mañana para desayunar. Todo esto se traduce en un diseño más elegante y sofisticado que sin embargo mantiene los rasgos básicos de la gama del fabricante taiwanés.

    © JC Orengo/SYM.

    En el corazón del megascooter taiwanés se encuentra el motor más potente desarrollado hasta la fecha por SYM, un monocilíndrico de 399,3 cc 4T DHOC con culata de 4 válvulas, tratamiento cerámico y la habitual inyección electrónica Keihin. Los 34,09 CV que entrega a 7.000 rpm se encuentran especialmente con el scooter lanzado. En salida desde parado es algo más perezoso, pero es capaz de estirar sin apenas inmutarse hasta velocidades que son todo lo que se le puede pedir a un motor de 400 cc.

    © SYM.

    El planteamiento del Maxsym 400i, sin embargo, no solo consistía en montar un motor poderoso sobre dos ruedas, sino también en desarrollar una parte ciclo que estuviera a la altura o, en nuestra opinión, incluso un punto por delante. La sensación de robustez y solvencia se mantiene en todo tipo de circunstancias, en vías rápidas o lentas, e incluso en un puerto de montaña a pesar de no ser el entorno natural de este megascooter de 2.270 mm de longitud, 1.555 mm de distancia entre ejes y 210 kg de peso en seco.

    © SYM.

    El chasis de doble cuna de acero con doble columna central superpuesta se complementa en el eje delantero con una inhabitual horquilla de doble tija y con dos amortiguadores regulables en el eje trasero. La frenada con sistema CBS también es buena gracias a los dos discos delanteros y el disco trasero de 275 mm, que delante se complementan con las también poco habituales en este tipo de vehículos pinzas radiales. El equipo de ruedas y neumáticos están en la onda del segmento, con llantas de 15 y 14 pulgadas delante y detrás cubiertas por neumáticos de 120/70-15 y 160/60-14 respectivamente.

    Quizás también te interese....
    El SYM Maxsym 400i ya rueda en nuestro país

     

    © SYM.

    Espacio por todas partes

    Todo lo dicho anteriormente carecería de sentido si el SYM Maxsym 400i no ofreciera los niveles de comodidad y equipamiento que se esperan en un megascooter diseñado para cubrir muchos kilómetros a diario y que, a pesar de su buena relación calidad/precio, se encarama por encima de los 5.000 €.

    © SYM.

    La posición de conducción es realmente cómoda, aunque cuesta acostumbrarse al principio a la poca distancia entre el manillar y el piloto, que obliga a conducir con los codos ligeramente flexionados. Por debajo, en el espacio para las piernas, sobran centímetros para encontrar la posición ideal e incluso ir cambiando de postura. El asiento de dos alturas cuenta con un respaldo para el piloto que no es nada agresivo y contribuye a retrasar la aparición de fatiga. El pasajero, por su parte, también dispone de respaldo propio, espacio más que de sobras para sentarse cómodamente, y reposapiés que se despliegan automáticamente.

    Quizás también te interese....
    El SYM Maxsym 400i ya rueda en nuestro país

    Debajo de ambos, encontramos un espacio de carga muy particular. Cuando abrimos el cofre desde el botón situado en el manillar, aunque también podemos hacerlo mecánicamente desde el contacto, tenemos la impresión de un espacio completamente irregular y poco aprovechado. Una muy mala primera impresión porque, con un poco de maña, hay espacio suficiente para guardar dos cascos integrales o incluso un casco integral y un modular.

    © SYM.

    © SYM.

    © SYM.

    La protección aerodinámica está garantizada por una pantalla de considerable tamaño que cuenta además con dos posiciones. Los retrovisores, por el contrario, están muy cerca del piloto y obligan a girar demasiado la cabeza para ver lo que pasa detrás.

    © SYM.

    SYM ha realizado un destacable trabajo en el sistema de iluminación del Maxsym 400i, que le otorga un carácter diferenciado y más exclusivo dentro de la gama. La luz delantera surge de un doble faro elipsoidal rematado por una tira de LED para la luz de día. Los pilotos traseros, de formas muy curiosas y modernas, son también de luces LED.

    © JC Orengo/SYM.

    El resto de equipamiento incluye cuatro guanteras delanteras, las dos superiores de apertura automática y la inferior con llave, donde localizamos una toma de 12 V y un USB que nos permitirá cargar el móvil en marcha. También disponemos de freno de estacionamiento. El diseño del cuadro de relojes es uno de los aspectos del Maxsym 400i que consigue transmitir calidad. Cuenta con 4 esferas, una pantalla LCD multifunción y un centro de testigos luminosos.

    La gama de colores está en consonancia con el carácter elegante del Maxsym 400i, con colores planos y muy sobrios: Alpine White, Phantom Black y Steel Grey.

    © JC Orengo/SYM.

    5 Comentarios
    1. Quisiera probarla, a ver que tal funciona

      • Ya hay concesionario que la tiene de pruebas, esta en castelldefels, en motos carbo, te lo digo por que yo pase y me gusto mucho, de hecho ya la tengo…rafagas)))

    2. […] el MaxSym 400i ya asentado como buque insignia de SYM en el mercado español, la firma taiwanesa mantiene una oferta consolidada en los segmentos […]

    3. Javi te gusta esa moto???

    Deja un comentario

    DailyMotos
    Logo