Saltar al contenido

Suzuki GSR 750, probamos la streetfighter que te enganchará

© Joan Carles Orengo.

Decir que el grupo de periodistas que acabamos de probar la nueva Suzuki GSR 750 ha sido el primero en hacerlo, no es cierto, pero sí podemos decir que hemos sido los primeros en probarla en seco, ya que la presentación internacional que se hizo en Sevilla hace unas semanas estuvo pasada por agua. Así que privilegiados por rodar en seco, disfrutamos de un día de pruebas con un sol de justicia que, si te soy sincero, nos dejó con ganas de más, ¡mucho más!

© Eric Malherbe.

La nueva Suzuki GSR 750 llega para sustituir a la GSR 600, todo un best seller de la marca japonesa; y lo hace con un look totalmente diferente, un cambio radical y una imagen que nada tienen que ver con su antecesora, y es que aunque comparte las siglas, estamos ante una naked totalmente nueva.

¿Recuerdas el boceto que publicamos de la GSR 750? Su estilo, inspirado en el cómic manga, se ve trasladado a la realidad en una moto de formas agresivas y líneas angulosas que la convierten en una auténtica streetfighter, eso sí, no te asustes porque su comportamiento, lejos de ser rebelde, ¡¡es una pasada!! Si su estética es la de una naked agresiva, en marcha pronto te dejará bien claro que es una moto cómoda y fácil de pilotar, ideal para utilizarla cada día, pero al mismo tiempo, también es una moto que te permitirá divertirte y disfrutar de carreteras de curvas en las que podrás aprovechar al máximo su nuevo motor de 750cc.

Recibe todas las noticias cada martes

© Eric Malherbe.

Derivado de la Suzuki GSX-R 750 de 2005, los ingenieros de la marca han trabajado a fondo para ofrecernos un motor en el que se ha primado una curva de potencia lineal con especial cuidado a la zona baja y media del cuentarrevoluciones, o lo que es lo mismo, el ritmo de marcha te permitirá disfrutar de una conducción tranquila, sin sobresaltos, con muy buenas recuperaciones y una zona, entre las dos mil quinientas y las cuatro mil revoluciones, donde la moto te mostrará su lado más suave y progresivo, eso sí, si lo que buscas es divertirte, los 106 CV que ofrece también se hacen notar respondiendo al puño de gas con rapidez y sin brusquedades.

© Joan Carles Orengo.

Por cierto, ahora que en el Mundial de MotoGP se está prestando especial atención a la rapidez del cambio de algunas motos, he de decirte que Suzuki ha hecho un gran trabajo en la GSR 750. La suavidad lograda en el cambio es una pasada, y eso que, personalmente, el de su antecesora, la GSR 600, ya me parecía suave. El nuevo, aún lo es ¡¡más!! De esta forma, y gracias a la nueva línea de potencia conseguida, mucho más constante y sin altibajos, podrás acelerar tu ritmo sacando máximo partido a su faceta más deportiva.

Entre las innovaciones tecnológicas que presenta el motor, la nueva centralita de 32 bits procesa más rápido los datos, dando así una mejor relación de inyección; también equipa bujías de iridio, aportando una chispa de mayor intensidad, se ha reducido el tamaño de las toberas de admisión y se ha variado el ángulo de las válvulas y su longitud. Si quieres conocer más a fondo todas estas novedades puedes descargarte este Pdf. técnico.

© Eric Malherbe.

En lo que a ergonomía se refiere, la GSR 750 ofrece una posición de pilotaje con la que pronto te sientes identificado. Gracias a su chasis de doble viga de acero (luego te comentaré algunas cosas sobre él), la forma de la Suzuki GSR 750 ha ganado en estrechez, y gracias a la estilizada figura del depósito, tu posición sobre ella no sólo permite libertad total de movimiento, sino que además te permitirá adaptarte a ella sea cual sea tu estilo de conducción y estatura.

© Eric Malherbe.

El asiento, dividido en dos piezas y dos niveles, es menos mullido que el anterior y menos espacioso, pero no comprometerá en absoluto la comodidad en marcha, incluso si quieres adoptar una posición más rácing. ¡Ah! Al tener el escape lateral, el espacio libre que queda bajo el colín trasero te permitirá guardar pequeños objetos, pequeños sí, pero comparado con la GSR 600, poder disponer de él no esta nada mal… ¿no crees?

© Eric Malherbe.

Volviendo al chasis, decirte que durante la rueda de prensa, y antes de subirnos a la moto, se planteó un pequeño debate. ¿Por qué acero? ¿Por qué no aluminio? Sí, sí, seguro que lo primero que te viene a la cabeza es el tema de costes, dinero y presupuesto… y sí, los responsables de Suzuki España no lo negaron, pero además, nos dieron otros motivos por los que la marca ha optado por esta solución, motivos de peso como la rigidez que ofrece a la hora de obtener un chasis más estrecho respecto a su antecesora, más estilizado pero con las mismas cotas de rigidez, todo con menor peso, y es que en este aspecto, el del peso, la GSR 750 sólo pesa dos kilos más que la GSR 600, ahora 210 kgs. Una diferencia realmente mínima si tenemos en cuenta su mayor cilindrada y que de estos dos kilos, uno pertenece al combustible, ya que en el depósito de la nueva Suzuki ahora entran 17,5 litros.

© Joan Carles Orengo.

En marcha, la respuesta dinámica de la Suzuki GSR 750 es perfecta, llévala por carreteras reviradas, tumba al máximo en tus curvas favoritas y verás cómo responde a la perfección. En el tren delantero contamos con una horquilla invertida de 120 mm de recorrido, ajustable sólo en precarga, y un doble disco de freno de 310 mm, más que suficiente para apurar frenadas.

© Joan Carles Orengo.

¡Ah! Retomando el tema de la ergonomía, la Suzuki GSR 750 es un poco más larga que su antecesora y la altura del asiento es un poco más alta, algo que contrarresta su estrechez, lo que te permitirá llegar al suelo sin problema alguno. Otra de las novedades que encontrarás en la GSR 750 es su cuadro de mandos, de inspiración más racing, con una gran esfera para el cuentarrevoluciones y una completa pantalla digital con indicador de marcha engranada, algo que siempre es de agradecer, nivel de gasolina, temperatura de agua, velocímetro, y cuentakilómetros, con dos parciales e indicadores de consumo. Entre los testigos, uno llama la atención, el de ABS, y es que pasado el verano, a finales de año llegará la versión con ABS.

© Eric Malherbe.

Si ya estás pensando en los colores y el precio, decirte que dispones de tres opciones: rojo, negro y blanco, y por lo que se refiere al precio, la Suzuki GSR 750 puede ser tuya por 8.199 euros. Además, si eres de los 300 primeros compradores, te llevarás una cazadora Suzuki de ¡¡regalo!!

Tras disfrutar de la Suzuki GSR 750, queda claro que la marca japonesa ha hecho un gran trabajo con la sucesora de la exitosa GSR 600, presentándose como candidata a convertirse en un nuevo best seller Made in Suzuki.

Puedes ver más imágenes sobre la GSR 750 en nuestra galería de fotos.