Proguard System de Rizoma, seguridad y diseño Made in Italy

Lejos de ser un sistema complicado y sofisticado, el Proguard System hace gala de una extrema sencillez, un accesorio que nace fruto de las colaboraciones del fabricante italiano con equipos del Mundial de MotoGP y Moto2.

El Proguard System de Rizoma -que puede ser utilizado en cualquier tipo de motocicleta o scooter, desde modelos deportivos a motos touring y naked- tiene por finalidad evitar el accionamiento accidental de las manetas de freno y embrague, situación que hemos podido ver en numerosas ocasiones en el mundo de la competición.

Gracias al Proguard System evitamos el contacto exterior con las manetas, algo que nos puede suceder al tocar otra moto o en la circulación diaria en ciudad, al tocar un retrovisor de coche, por ejemplo.

Por otro lado, el sistema de Rizoma mejora la aerodinámica de nuestra moto ya que el Proguard se ocupa de minimizar la incidencia del aire sobre las manetas, lo que en muchos casos provoca que se frene la moto y no llegue a desarrollar toda la potencia requerida. En este aspecto, estudios desarrollados por la marca han desvelado que a una velocidad superior a los 180 km/h, la presión ejercida sobre las manetas de embrague y freno delantero es de 0,7 – 0,8 bares. Aunque con este accesorio no se elimina por completo la incidencia del aire sobre las manetas, ésta se reduce considerablemente gracias al diseño especial en forma de L con una pala en la parte superior, lo que provoca la reconducción del aire hacia fuera.

Estos dos puntos juegan un papel fundamental en el mundo de la competición, aunque también colaboran a la aerodinámica de nuestra moto en la carretera abierta.

Tampoco podemos olvidar el toque de diseño que añaden al look de nuestra moto. Rizoma cuida al detalle cada uno de sus productos y los dota de personalidad propia. El sistema Proguard ha evolucionado en los últimos tiempos para incorporar un contrapreso-embellecedor que va unido a la pieza principal, pieza que ahora, además, es regulable para poder adaptarse al manillar y también a la longitud de la maneta.

La instalación del sistema Proguard se realiza por medio de un tornillo, por lo que es muy fácil de instalar, tanto que podrás hacerlo tú mismo. Para combinar con las características del modelo y color de tu moto, la base está disponible en tres colores diferentes: natural (metálico), oro y negro.

Puedes obtener más información sobre el Proguar System llamando al teléfono gratuito 900.966.937 o visitando la web de Rizoma.com.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta