Nuevo neumático Pirelli Angel GT

El Angel GT se presentó hace un año y representa la evolución natural del Angel ST. Esta nueva versión nace para cubrir las expectativas de los amantes de las carreteras de curvas, que buscan un neumático que mantenga todas las prestaciones bajo cualquier situación climática y a cualquier temperatura del asfalto.

No hace falta decir que antes de comprar un juego de neumáticos debemos tener muy claro para qué los queremos. El Angel GT es probablemente el neumático más versátil que podemos encontrar en el mercado para el día a día y para cualquier tipo de moto. El compuesto alto en sílice de estos neumáticos aseguran un excelente aplome sobre asfalto mojado, mientras que su doble compuesto en el neumático trasero asegura mayor durabilidad de éste.

Como no podía ser de otra manera, Pirelli ha utilizado sus sinergias con el Campeonato del Mundo de Superbikes para mejorar la estructura y el perfil del GT respecto a su predecesor. De esta manera, su nuevo perfil proporciona más área de contacto con el asfalto y una presión uniforme repartida por toda la superficie del neumático. En cuanto a la estructura, ésta se muestra más rígida en el GT, ofreciendo un rendimiento constante a lo largo de toda la vida útil del neumático, permitiendo la máxima precisión en las inclinadas y en los cambios de dirección.

En definitiva, el Angel GT es un neumático para aquellos que utilizan la moto para el día a día y que desean un producto con prestaciones de neumático deportivo además de una vida útil parecida a la de un neumático rutero. El Angel GT tampoco descuida los imprevistos y mantiene todas sus prestaciones aún con el asfalto a baja temperatura o mojado, transmitiendo total seguridad y comodidad de conducción tanto si circulamos solos como cargados hasta los topes.

El Angel GT ha variado algunas de las características respecto a su predecesor, el Angel ST:

– Contenido en sílice: el neumático trasero del GT contiene un 70% de este compuesto en la zona central, mientras que en los laterales su presencia es del 100% (frente al 55% del ST). Esto ayuda en gran medida al agarre del neumático en mojado. Por otra parte, el neumático delantero, que soporta menos carga que el trasero, tiene un contenido de sílice del 100% en toda su superficie, lo que garantiza un máximo agarre en mojado.

 – Introducción del rayón: este material, adoptado de SBK, proporciona más rigidez al neumático, mejora la estabilidad, obteniendo un comportamiento uniforme a lo largo de toda la vida de la goma.


- Optimización del dibujo: el Angel GT muestra ahora unos surcos más largos y pronunciados. Todo esto ayuda a la evacuación del agua y a la resistencia al desgaste del neumático.

– Perfil más redondo: esta característica le confiere menos genes deportivos respecto al ST pero encontraremos a un neumático que otorga más maniobrabilidad a la moto y facilidad de conducción.

– Bicompuesto en el neumático trasero: hay que recordar que el neumático trasero incorpora bi-compuesto, que ayuda a alargar la vida útil de la goma, especialmente en el centro del neumático.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta