La nueva Yamaha YZF-R1 testada en un banco de potencia

Los chicos de Motorcycle.com han tenido la suerte de probar ya la nueva Yamaha YZF-R1, para lo cual no han dejado de aprovechar la oportunidad de probarla en diversos bancos de rodillos, comprobando no solo la potencia de la nueva superbike de 1.0 litro de Yamaha, sino que han podido comparar sus datos con los mismos obtenidos por su antecesora, la R1 de 2013.

La versión empleada es con especificaciones USA, por lo que las cifras puras son irrelevantes, no solo porque pudiera no responder a las mismas especificaciones que encontremos en la comercializada en Europa, sino que el propio sistema métrico empleado en los países anglosajones es distinto al español. 1 HP o caballo eléctrico equivale a 1,01 CV o caballo de vapor.

Cifra en apariencia insignificante pero que trasladado a cifras absolutas significan que un motor de 200 HP dispone o es homologado en nuestro país con 202.77 CV.

Recibe todas las noticias cada martes

Por otra parte las marcas suelen homologar la potencia del motor probado en banco, por lo que la potencia a la rueda, tras perdidas al pasar por la transmisión y la propia rueda hace que las cifras en un banco de rodillos siempre sean sensiblemente inferiores a las anunciadas por el fabricante.

Tal y como explica la propia publicación, fue probada en varios bancos de rodillos, con software modificado según distintas homologaciones y factores de corrección, los gráficos completos los tienes el en propio artículo de Motorcycle.com, en el que no solo comparan ambos modelos, sino que también se atreven a enfrentar la nueva R1 con versiones de competición.

Lo verdaderamente interesante es la comparación con la anterior R1, casualmente probada también en el mismo banco de rodillos, en la que se aprecia unas curvas de potencia muy similares, pero algo a favor de la R1 2015.

Si bien entre las 5.400 y las 7.800 vueltas la R1 2013 dispone de unas cifras ligeramente superiores, a partir de esa velocidad de giro las curvas se trazan casi paralelas, hasta llegar a las 11.000 rpm, en las que el nuevo modelo muestra su ventaja, cayendo las curvas del modelo 2013, tanto la de par como la de potencia.

El nuevo motor con cigüeñal crossplane de la R1 2015 juega con la ventaja de poder pasar de las 14.000 rpm, donde el modelo anterior se debía conformar con poco más que a las 13.000 vueltas.

En síntesis, si bien a medio régimen son muy similares, algo más contundente el modelo 2013, la nueva YZF-R1 es mucho más puntiaguda, obteniendo mejores cifras de potencia y par en alta que el modelo anterior, con unas curvas muy planas (en ambos casos) que permiten un rango muy amplio de utilización.

 

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deja un comentario

Salir de la versión móvil