La H-D Fast Roadster Cannonball de 1920 estrella en los Barcelona Harley Days

© vía Harley-Davidson España.

Cedidas por el Museo de la Moto de Bassella y Barcelona y la asociación barcelonesa Fanátics de Motos Històriques, los Barcelona Harley Days contarán con una exposición de motos clásicas con auténticas piezas de coleccionista, una muestra gratuita y abierta a todos los visitantes que ha sido impulsada por Enrique Mayor, director de la revista Biker Zone.

Entre las motos expuestas, sin duda alguna la estrella de la muestra será la H-D Fast Roadster Cannonball de 1920, una Harley de 3 velocidades, 74 pulgadas cúbicas y 1200 cc; una moto única y exclusiva, acondicionada para la gran travesía americana costa a costa, en perfecto uso y funcionamiento.

En 1903 George A. Wyman completó un recorrido atravesando los Estados Unidos en cincuenta días con una motocicleta de un solo cilindro, una aventura que muchos quisieron emular, algunos con hazañas tan especiales como la que en 1916 protagonizaron las hermanas Van Buren, siendo las primeras mujeres en completar el temido costa a costa.

    Recibe todas las noticias cada martes

    Poco a poco, los fabricantes norteamericanos de motos más destacados comenzaron a realizar este particular recorrido y crearon la “Cannoball Racer”, la carrera culminante que consistía en llegar el primero en la gran travesía y de la que se han escrito libros y rodado películas dada su importancia y carisma.

    © vía Harley-Davidson España.

    En la exposición también destacan otras dos piezas singulares: la Harley-Davidson Modelo J de 1922 y 1000 cc. con sidecar, que se utilizó de taxi en la ciudad de Barcelona antes de la Guerra Civil española. Importada de los EE.UU. durante los años 20, fue la primera moto de gran cilindrada que pudo comprarse en nuestro país. Y la Harley F-Head Board Track Racer de 1915, una de las primeras motocicletas bicilíndricas de la enseña norteamericana y la que marcó el inicio de la fructífera saga de motos de calle, militares, comerciales y sobretodo de competición. Esta motocicleta llegó a rodar a 89 mph, aproximadamente unos 150 km/h en su año de fabricación y alcanzó casi 200 km/h (120 mph) en 1926, sobre pistas de madera y sin frenos. Ambas motos son propiedad del Museo de la Moto de Basella y Barcelona.

    La muestra estará ubicada en el stand de Biker Zone en la Plaça Univers durante los tres días de celebración del Barcelona Harley Days, y contará con cerca de una decena de piezas de las primeras décadas de la marca centenaria que causarán admiración entre los visitantes, que además de motos clásicas, también podrán admirar los últimos modelos Harley-Davidson y las customizaciones más espectaculares.

    1 Comentario
    1. […] […]

    Deja un comentario

    Salir de la versión móvil