KTM 690 Duke, te provocará una sonrisa imborrable…

(Jose Muñoz desde Madrid) Echando mano a mis primeros recuerdos con las motos, para mí, KTM siempre ha sido sinónimo de diversión, supongo que aquella pequeña cross de 80 cc con la que todos soñamos de niño, y que llegué a tener, me hizo empezar a relacionar la marca naranja con increíbles ratos de diversión.

Años más tarde, las ruedas perdieron los tacos y la cilindrada creció; la moto seguía siendo naranja, aunque era más grande y el cross dio paso al supermotard, una especialidad que hacía que los fines de semana fueran únicos.

Cuando me dieron la oportunidad de probar la nueva KTM 690 Duke, por mi cerebro pronto pasaron una sucesión de buenas sensaciones al tiempo que me faltaban segundos para decir ¡¡Sí!!

    Recibe todas las noticias cada martes

    Lo primero que llama poderosamente la atención es lo contenido de su tamaño, ¡es realmente compacta!, tanto que las proporciones son casi iguales a la Duke de 125!!

    De camino al concesionario iba pensando en la cantidad de rutas y carreteras que iba a recorrer con la KTM 690 Duke para probarla a fondo; pero una vez me monté en ella, los planes se me esfumaron y con ellos todas las ideas preconcebidas. Sin duda se trata de una moto totalmente nueva, desde su cómodo y amplio asiento, hasta la altura del suelo o el tarado de las suspensiones.

    Quizás también te interese....
    KTM 690 Duke 2012

    Una vez en marcha, me dio la sensación de que el ABS entraba con demasiada rapidez… mmm… un aviso que me sirvió para darme cuenta de que intentar pilotar esta KTM como una supermotard no tiene sentido. Era el momento de cambiar el chip y comprender que la marca austríaca ha evolucionado este modelo hacia el segmento naked.

    Recorridos los primeros kilómetros por la ciudad me di cuenta de que esta KTM es una auténtica bestia, eso sí, perfectamente domesticada para su uso urbano. La posición de conducción es cómoda y entre el tráfico se comporta a la perfección, si bien es cierto que se nota su vibración, sobretodo a bajas velocidades. Si queréis que le ponga alguna pega, tal vez el acabado de algunos componentes como el depósito o las piñas de las luces es demasiado ‘plastico’, en el sentido literal de la palabra; aunque por otro lado, su completo cuadro de instrumentos, con indicador de marcha engranada y fácil lectura, o la suavidad general de su funcionamiento, dan buena cuenta del gran trabajo que hay detrás de la nueva 690 Duke.

    Quizás también te interese....
    Espectacular galería de imágenes de la KTM 690 Duke 2012

    De acuerdo que estás sentado sobre una moto monocilíndrica de 690 cc con ruedas de asfalto, la espalda erguida por la proximidad de su manillar y 150 kgs. de peso, pero aun así, no puedes pensar en una supermotard.

    Una vez comprendes esto que te acabo de comentar es cuando realmente empiezas a sacar partido de verdad a la moto; olvídate de sacar la pierna o de esas frenadas en las que los metros avanzan mientras deslizas el tren posterior.

    El equipo de frenos tiene una pegada increíble y creo que es uno de los puntos fuertes de esta Duke, ya que te permite detenerla con seguridad en una distancia realmente corta.

    El motor es otra de sus grandes virtudes, lleno desde muy bajo régimen, empuja con fuerza y contundencia, haciendo que en más de una ocasión sientas cómo el neumático trasero tiende a dar más vueltas de las que realmente puede avanzar. Parte de culpa de tanta diversión con el gas la tiene el nuevo acelerador ‘ride by wire’ que equipa nuestra protagonista, y que transmite una sensación muy directa entre lo que pasa en tu muñeca derecha y el neumático trasero.

    La parte ciclo de la moto también está a un altísimo nivel, y es que la combinación de suspensiones WP con un chasis realmente ágil hacen que ésta sea muy rápida en los cambios de dirección y un auténtico compás a la hora de trazar curvas.

    Quizás también te interese....
    KTM 690 Duke 2012, más naked que nunca

    Para sintetizar todo lo que os he contado, os propongo un ejemplo práctico para esta KTM 690 Duke. Imaginaros que rodáis por vuestra carretera de montaña favorita y antes de llegar a esa curva cerrada que conocéis de sobra, justo en la trazada, os encontráis una familia de erizo común español cruzando por la carretera… Con la 690 Duke podréis reducir la velocidad al instante, con rapidez y energía gracias a sus frenos, esquivar a mamá erizo, papá erizo y todos sus pequeños gracias a un chasis que parece leer la mente, y ahora viene lo mejor, volver a acelerar con un par motor increíble, algo que sin duda alguna dibujará una sonrisa imborrable en tu cara durante el resto de viaje… ¡Ah! no sólo a tí, también a la familia erizo…

    Lo cierto es la KTM 690 Duke es un juguete que te encantará por su agilidad, energía y potencia, manejabilidad, y sensación de seguridad que ofrece. Una naked para perderte por la ciudad… y por tus carreteras de curvas preferidas!!

     Puedes ver todas las fotos de la KTM 690 Duke en esta Galería de Imágenes

    1 Comentario
    1. Enamorado de ella…

    Deja un comentario

    DailyMotos
    Logo