Kawasaki ZX10R 2016, del mundial de Superbike a la calle

 

Ayer día 8 de octubre se presento la nueva Kawasaki ZX10R en Barcenola y aunque a simple vista cueste encontrar los cambios, créeme, los hay y muchos, sobre todo en temas de electrónica así como detalles en motor y chasis. Según el propio fabricante japones, han creado la moto de calle más cercana al mundial de Superbike de su historia.

Todavía recuerdo aquella locura con las deportivas, que cada dos años se renovaban en una escalada de prestaciones desquiciante a la vez que sus precios subían al mismo ritmo. Escalada que la galopante crisis que parece no terminar nunca paró casi en seco. Ahora, aunque el ritmo de renovación es algo más comedido, el aumento de prestaciones sigue el mismo ritmo a pesar de que las potencias declaradas por los fabricantes se mantienen por ahora en un límite establecido desde hace un tiempo: los 200 CV. Más que suficiente creo yo para cualquier mortal y sobran caballos a puñados para un uso por vías públicas y si no tienes suficiente con ésto, deberías hacértelo mirar.

El caso es que la nueva Kawasaki ZX10R sigue esa senda de mantener potencia pero mejorar prestaciones, tomando el mismo camino que han hecho el resto de rivales y que ya se hace desde hace mucho tiempo en el sector de las cuatro ruedas, es decir, electrónica, mucha electrónica. A simple vista parece no cambiar, pero si te fijas bien, verás que el frontal no es igual, que el silencioso es nuevo y que el colín es algo más pequeño y redondeado. Cambios, sobre todo los del frontal, enfocados a mejorar la aerodinámica del carenado, ganando en estabilidad y protección para el que se pone a los mandos.

Kawasaki ZX10R 2016

Muchos esperaban que se pareciera a la brutal Kawasaki H2R, pero ya dijo la marca que no sería una moto completamente nueva, sino una Superbike más ‘madura’, incorporando tecnología y experiencia proveniente del mundial de Superbike en el que se han proclamado campeones recientemente. Por eso, si queremos ver realmente que hay de nuevo, tenemos que mirar dentro, sacarle las tripas porque las novedades principales no se ven.

El motor, aunque sigue siendo el mismo cuatro cilindros de 998 centímetros cúbicos, cuenta con ciertos cambios en la culata, nuevos conductor de admisión más rectos y estrecho además de pulidos, pistones 5 gramos más ligeros, cigüeñal un 20% más ligero para mejorar la respuesta al gas, árboles de levas revisado y aligerado, válvulas de escape de titanio más grandes y una nueva cámara de combustión. Declara los mismos 200 CV (210 CV con Ram Air y los mismo 113 Nm de par, pero cumple con la normativa de emisiones Euro4.

La línea de escape es ahora de titanio, tanto colectores cómo silencioso y se incorporan nuevas mariposas para el sistema de acelerador ‘ride by wire’ que trabajan en conjunto con el control de tracción ‘S-KTRC’ (con 5 posiciones) y permite la implementan de un control de salida con tres modos al que Kawa ha llamado ‘KLCM’. Cuenta también con control del freno motor y un sistema ABS ‘inteligente’. Y no hay que olvidarse del cambio semiautomático ‘KQS’.

Kawasaki ZX10R 2016

Otra de las cosas que no se ven es la revisión de la geometría del chasis, que ahora carga más peso sobre la rueda delantera y que montando el kit de competición, permite regular el ángulo de la dirección y la altura del basculante. Basculante que por cierto, también es nuevo, se estira 15,8 milímetros y ha diseñado utilizando un sistema de análisis de rigidez dinámica para comprobar como influyen los neumáticos sobre el mismo.

En cuanto a suspensiones también hay novedades, aunque la electrónica aún no ha llegado a este apartado. No obstante, la horquilla firmada por Showa deriva de la experiencia acumulada en Superbike y cuenta con el sistema ‘BFFF’ (Balance Free Front Fork), combinado con un nuevo amortiguador trasero recolocado en posición horizontal que a su vez incorpora otro sistema llamado ‘BFRC’ (Balance Free Rear Cushion) también de Showa. Los frenos, ‘by Brembo’ con pinzas radiales monobloque y discos lobulados de 330 milímetros delante.

Y ya para terminar, la nueva Kawasaki ZX10R monta la unidad de medida inercial IMU, el mismo sistema de Bosch que ya se conoce de las Ducati Panigale o la Yamaha YZF-R1, conectado al amortiguador de dirección Öhlins Mechatronic el cual se encarga de gestionar.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta