Honda CRF250 Rallye 2017

Los aficionados a las escapadas con tintes aventureros pero poco amantes de las grandes trail como la Adventure de KTM, pesadas y voluminosas, están de enhorabuena. Honda ha creado una sugerente montura con espíritu 100% Dakariano pero fácil y sencilla de manejar por todo el mundo, incluso los más inexpertos. Se trata de la Honda CRF 250 Rallye, una variante super interesante dentro del catalogo del fabricante japonés.

Que su apariencia no te engañe, pues la base de partida de esta trail es la Honda CRF 250 L, que cede para la nueva rallye tanto el chasis como el motor, un pequeño monocilíndrico de 250 centímetros cúbicos, 24 caballos de potencia y 22,6 Nm de par. Honda ha retocado un poco el propulsor para adaptarlo a su nuevo objetivo y ahora tiene un nuevo sistema de inyección, un cuerpo de acelerador diferente, caja del filtro exclusiva y un escape completamente revisado, lo que consigue que la respuesta del monocilíndrico sea mejor a bajo y medio régimen.

Honda rallye 2017

Su imponente imagen se inspira en las Honda CRF450 Rally que llevan los pilotos HRC en el Dakar, al igual que la postura de conducción. También, de clara inspiración Dakar, incorpora toda clase de protecciones, desde un cubre cárter que se integra en las formas de los plásticos de la carrocería, cubremanetas y una pequeña pantalla que por otra parte, paracer un poco recortada y quizá no cubra perfectamente cuando se circula de pie.

No se escatima en materiales aunque sea una moto de baja cilindrada, pero tampoco se tira la casa por la ventana. La horquilla es invertida y firmada por Showa, con unas barras de 43 mm de diámetro y 50 mm extra de recorrido frente a la CRF 250 L, dejando detrás un monoamortiguador también fabricado por Showa y con más recorrido que la moto que sirve como pase de partida para esta CRF 250 Rallye. Con este se ha conseguido aumentar la distancia libre al suelo en 15 milímetros alcanzando los 270 milímetros, con un asiento a 895 mm respecto al suelo, lo que siginifica 20 mm adicionales de altura.

Los frenos son sencillos, con un disco delantero de 256 mm con ABS, el depósito aumenta su capacidad hasta los 10,1 litros con lo que Honda asegura una autonomía de 320 km haciendo que las escapadas puedan ser algo más largas. Incluye un panel de instrumentos más propio de una moto de mayor categoría con todo tipo de información y hará las delicias, con toda seguridad, de los poseedores del carnet A2.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta