Engánchate al Stop&Go del Honda PCX

El Honda PCX es uno de esos vehículos que seducen a primera vista. De contenidas dimensiones y estilo futurista, el nuevo scooter de Honda se convierte en el candidato ideal para disfrutar de la circulación por ciudad, sobre todo después de probar las buenas sensaciones que da en marcha.

Antes de subir al PCX nos recreamos en su línea. La verdad es que es uno de esos scooters cuyo resultado final apenas dista de los bocetos originales, siempre más atrevidos que el producto final que acaba saliendo a la calle. En esta ocasión Honda ha apostado por respetar al máximo esos bocetos originales; formas y líneas fluidas, avanzadas y con un diseño que envuelve todo el conjunto en un scooter compacto y dinámico, con mucha fuerza en su imagen final.

El frontal del PCX destaca por el gran grupo óptico, luz central e intermitentes integrados en una misma pieza que abrazan toda la parte delantera y se funden en la pequeña pantalla parabrisas ahumada, dejando fluir las formas hacia el piloto y el resto del scooter. Cabe destacar el exquisito nivel de acabados del que hace gala, un estilo que recuerda un poco al Forza 125.

    Recibe todas las noticias cada martes

    El largo asiento, en dos niveles y muy cómodo, queda fundido con el resto de línea del PCX, desde la posición del conductor, con asiento lumbar, hasta el asidero para el acompañante, completando así una imagen que ante todo transmite la sensación de estar ante un scooter realmente compacto y fácil de llevar.

    Futurista por fuera ¡y por dentro también!

    Como puedes ver, la palabra futurista parece estar ineludiblemente ligada al PCX, y así es. Pero además, esta condición no sólo se da en su imagen, Honda ha dotado al PCX de interesantes avances tecnológicos.

    El primero de todos y el que más llama la atención, es el sistema Stop&Go. ¿En qué consiste? Verás, una vez en marcha, y cuando el PCX alcanza una mínima temperatura (60º), el sistema detecta el momento en el scooter se detiene. Tras tres segundos sin actividad, el motor se apaga, contribuyendo así a disminuir contaminación y ruido mientras estamos detenidos en un semáforo.

    Asegurando el óptimo funcionamiento del sistema, Honda ha colocado tres sensores, uno de ellos en el asiento, otro detectando la velocidad del vehículo y el tercero y último en el puño. Este último es el que arranca el motor tan pronto damos gas. ¿El tiempo de respuesta? Inmediato e imperceptible, es decir, no notarás ningún tipo de retraso en la respuesta a la hora de salir de un semáforo, por ejemplo. Hay que decir que es curioso ver la reacción del resto de vehículos cuando llegamos a un semáforo. Más de un conductor de coche se queda extrañado de ver que el motor se apaga sin más, nosotros no nos preocupamos y además salimos como si nada sin tocar más que el puño de gas.

    El sistema Stop&Go se puede desactivar a voluntad a través de un interruptor situado en la piña derecha. Además, si no queremos que el motor se apague, también podemos mantenerlo en marcha dando un ligero toque de gas.

    Si te cuestionas el acierto de este sistema, comentarte que además de reducir la contaminación acústica en parado, el PCX puede llegar a ahora hasta un 5% de combustible. Con el sistema Stop&Go la autonomía llega hasta los 282 kms, unos 46 km por litro, una cifra nada despreciable ¿no crees?

    ¡Ah! Por si te lo estás preguntando, no, el sistema no incide de forma negativa en la vida de la batería o el sistema de arranque.

    Y precisamente el sistema de arranque del PCX es otra de las grandes novedades tecnológicas que aporta este scooter. Para comenzar diremos que no tiene motor de arranque. No, no se lo han olvidado. Honda ha montado un sistema de arranque por inducción, muy suave y sin escobillas. Este sistema se utilizó por primera vez en la Zoomer de 50cc. Entre sus virtudes destaca sus reducidas medidas, contribuyendo al diseño compacto del motor, el bajo índice de fricción y una puesta en marcha del motor realmente silenciosa.

    Haciendo referencia al motor, el PCX es un monocilíndrico de 4 tiempos (4 válvulas), 125cc, 11,7 CV y una aceleración nada despreciable, de 0 a 50 km/h en sólo 5,7 segs. Volviendo otra vez al Zoomer, y contribuyendo al diseño compacto del propulsor, el motor también monta el radiador lateral y la bomba de agua en la culata.

    {IMGCOD079985}También como detalle tecnológico, desde el contacto y mediante un interruptor, podremos abrir el asiento y la tapa del depósito de combustible. Y ya que estamos cerca del cuadro de instrumentos aprovechamos para hablar de él. Grande y claro, el cuadro tiene una gran esfera central analógica donde nos indica la velocidad. Tenemos una pequeña pantalla digital con indicador de combustible y temperatura, los indicadores de dirección y un testigo donde podemos ver si el sistema Stop&Go está activado.

    Enganchados al Stop&Go

    Eso es lo que te pasará con el Honda PCX, no querrás dejar de rodar con él y es que su facilidad de manejo es envidiable. Buena parte de esta característica viene dada por el chasis multitubular de columna inferior, al que hay que sumar un ángulo de giro que realmente nos sorprendió. El radio de giro es tan reducido que puedes maniobrar en cualquier sitio sin necesidad de grandes espacios, es decir, ideal para circular por la ciudad en hora punta. La estabilidad que ofrece en marcha es excelente, incluso sobre superficies de asfalto comprometido, algo a lo que contribuyen el buen tarado de las suspensiones; delante una horquilla telescópica de 31mm y detrás una unidad basculante con dos amortiguadores de 75mm de recorrido.

    Añadido al plus que supone el hecho de llegar a los semáforos y ver cómo el motor se para sin tenernos que preocupar por nada, la aceleración es otro de los puntos fuertes así que como te imaginarás, si la aceleración es buena, el frenado debe estar a la altura. ¡Y sí lo está!

    Para tu tranquilidad y confianza, el PCX equipa la frenada combinada de Honda, un sistema que funciona al accionar el freno trasero. Eso sí, este sistema es diferente al que equipan la Honda Scoopy y Passion. Según tocamos la maneta del freno trasero, el freno de tambor comienza a actuar pero si aumentamos la presión, el freno de disco delantero comienza a actuar, reduciendo así la distancia de frenado. Cabe destacar el sistema anti hundimiento, un sistema que evita el cabeceo delantero, hundiendo los trenes delantero y trasero por igual, así no nos llevamos sustos innecesarios en situaciones de frenada fuerte, disfrutando de estabilidad y control en todo momento. Decir que la pinza de freno delantero tiene tres pistones y muerde un disco de 220 mm. Subrayar también que el peso del PCX es de tan sólo 124,4 kgs, siendo el scooter de 125cc más ligero de la marca.

    Como te puedes imaginar, probamos el PCX largo y tendido por toda la ciudad, desde zonas con tráfico bastante denso, hasta zonas abiertas en las que la velocidad no se nos quedó para nada corta, una completa jornada que disfrutamos y aprovechamos al máximo con una sensación más que positiva.

    {IMGCOD079986}Redondeando las sensaciones con el PCX, destacar la buena capacidad de carga que tiene bajo el asiento, algo a tener en cuenta en un scooter de estas características. En su interior podremos dejar hasta un casco integral y algún que otro objeto. Por si fuera poco, delante contamos con una pequeña guantera y también existirá un baúl trasero como accesorio, diseñado en exclusiva para el PCX. Otro de los accesorios que estarán disponibles será una pantalla parabrisas más alta.

    {IMGCOD079987}En cuanto a colores Honda ofrece tres opciones: blanco, plata y negro.

    El precio, al igual que su tamaño, es bastante compacto, así que el Honda PCX puede ser tuyo por 2.499 euros.

    2 Comentarios
    1. Responder
      El Honda PCX a un precio irresistible Feb 9, 2011 a 21:39

      […] Encontrarás más información sobre el PCX en este artículo: Engánchate al Stop&Go del Honda PCX. […]

    2. hay bastntes problemas con suministro , y la cosa no esta para la espera de un producto . gracias por escucharme . pero es la berda

    Deja un comentario

    Salir de la versión móvil