Saltar al contenido

El Overlord Project de Harley-Davidson era una nueva gama de modelos V4

Hace unos días os informamos de la aparición de un rumor que apuntaba a Harley-Davidson retomando un antiguo proyecto de motor V4, aparentemente muerto a finales de la década pasada. Pero que por algún motivo, había vuelto a saltar a la palestra con la publicación de diversas imágenes que no solo mostraban un bloque con esa configuración, sino un modelo completo a escala, realizado en resina, de una moto completa en teoría de la firma americana.

Si bien la marca no se ha pronunciado al respecto, la misma publicación, The Kneeslider, sí que ha logrado arrojar un poco de luz sobre el asunto, al consultarle a diversas fuentes conocedoras de las interioridades de la firma de Milwaukee, consiguiendo no solo desmentir los rumores, aparecidos en un principio en una web australiana, sino desvelando la historia al completo del proyecto.

Denominado Proyecto Overlord, no solo fue un proyecto real, sino que contemplaba toda una familia de modelos basados en las nuevas mecánicas V4, que ahora sabemos que no vieron la luz.

    Recibe todas las noticias cada martes

    Ideadas en principio para el continente europeo durante la década pasada, cuando la gama de la firma no alcanzaba las cifras de ventas adecuadas por lo que proyectaron una nueva gama basada en la nueva mecánica de cuatro cilindros. Estaban proyectados un modelo touring deportivo, una trail e incluso un modelo streetfighter, algo inédito para el catálogo de Harley.

    Al parecer, el proyecto fue creado bajo la presidencia de James Ziemer, para más tarde, una  vez llegado en 2009 Keith Wandell, su sucesor, eliminó el proyecto durante la reestructuración que fue llevada a cabo en la marca en esa época, cuando además fue vendida MV Agusta y cerrada Buell.

    Por lo que, de la misma manera que a Buell, la crisis económica global eliminó la posibilidad de ver esa nueva familia de modelos y mecánica V4 de Harley. Curiosamente, llevamos meses hablando de la necesidad de un proyecto como el LiveWire para rejuvenecer la gama y ampliar el target de clientes de la marca, excesivamente estancado desde hace años.

    La misma publicación The Kneeslider se pregunta si será este un buen momento para poder verlo finalmente en la calle, pero resucitar un viejo proyecto tan ambicioso y alejado del espíritu de la marca se antoja un tanto complejo. Aunque sí es cierto que vivimos la época de mayor innovación de la historia de la fábrica de Milwaukee.