E.-ATV 1190 Adeventure, de trail a quad

 

El quad es un vehículo de puro capricho. Una moto, sea deportiva, custom o un scooter (para mi un scooter es una moto; tiene dos ruedas, un manillar y vas a la intemperie), te sirve para desplazarte de un lado a otro, para viajar e incluso para trabajar, pero un quad, un quad solo sirve para trabajar si es un ATV, o bien para ‘jugar’ si es un quad deportivo. Por asfalto no son precisamente cómodos, no pueden superar los 45 km/h y muchos tienen una velocidad punta apenas por encima de los 100 km/h, lo que limita algunos desplazamientos en caso de poder superar esos 45 km/h.

Con ésto no quiero decir que los quad no sirvan para nada, ni mucho menos, una moto de cross sufre de casi las mismas pegas sumando que no puede circular por vías públicas, pero me parecen una pasada. Lo que quiero decir es que ofrecen muy poco frente a una moto, lo único que puede llevar a comprar un quad es simplemente que te gusten (como a mi) o las sensaciones que ofrecen, sin contar evidentemente que lo uss para trabajar. Cosas que no son suficientes para algunos y por ello, van un poquito más allá, unos 20.000 euros más allá que abría que sumar al precio de un quad ‘medio’ para hacerte con una unidad como la que aparece en las imágenes.

Es la creación de una empresa alemana llamada ‘E.-ATV’, y que se dedica a transformar modelos de KTM en quad. En este caso, un Adventure 1190 que venden en Reino Unido por unos 27.900 euros y el trabajo como parece evidente, va más allá de ponerle cuatro ruedas a una trail de gran tamaño, se ha necesitado de un estudio de ingeniería y la colaboración de TFX Suspension para desarrollar todo el tren delantero, mientras que atrás se mantiene el amortiguador de origen también de TFX por el simple motivo de no perder el sistema EDS de regulación electrónica.

KTM quad

El motor es el mismo de la KTM Adventure, el bicilíndrico de 1.190 centímetros cúbicos, que entrega 150 CV a 9.50 rpm y 125 Nm a 7.500 rpm, a modo de comparativa, el 1.0 EcoBoost de Ford con turbo y 125 CV ofrece 200 Nm. Además, cuenta con control de estabilidad Bosch y ABS para los frenos Brembo.

Otro apartado donde destaca es en la ergonomía. Clemens Eickerman, creador de la compañía, asegura que establece nuevos estándares en este apartado. El manillar por ejemplo se puede regular en tres posiciones (+/- 30 mm), el asiento del conductor en dos alturas (+/- 25 mm) y las manetas se pueden regular en cinco posiciones. Pero no es todo, porque también cuenta con cuatro modos de conducción: Sport, Street, Ofroad y Rain; puños y asiento calefactables (incluido el del pasajero) en tres etapas y sensor de luces (activación automática de las luces de cruce).

Más práctico que un quad desde luego que es, más equipado y potente también, aunque su precio dista mucho de ser el ideal y te quedas en todos los atascos como con un coche. Aunque eso sí, no me importaría probarlo.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta