Ducati 860 GT Café Racer de 6/5/4 Motors Estocolmo

De entre todas las maneras posibles de realizar un proyecto custom, no hay uno más satisfactorio que el rescatar una moto clásica abandonada y olvidada y volver a insuflarle vida, aunque no sea a modo de restauración estricto. No solo el resultado es mejor visualmente cuando se trata de una obra de carácter vintage, sino que acerca aquellos modelos olvidados al aficionado.

Máxime cuando el proyecto surge entre aficionados que quieren dar el salto hacia el siempre complejo mundo custom, como es el caso de Johan Orrestedt y sus compinches, Daniel Jakobsson y Johan Nordin. Que decidieron convertir su afición en algo más serio, planteándose un proyecto completo desde cero.

Creando 6/5/4 Motors, nombre que proviene de la tienda de surf del primero, alquilaron incluso un espacio ex profeso para empezar con el proyecto, por el que se decidieron de entrada por una Ducati 860 GT, sobre todo por la estética del depósito original y su gran motor.

ducati-860-gt-1Despiezada por completo, la 860 GT la encontraron tras un mes de búsqueda en el granero de un coleccionista sueco, que la tenía abandonada por la eterna promesa de volver a darle vida cuando dispusiera de ese tiempo libre que nunca llega.

Motor reconstruido con piezas nuevas, nuevo asiento con curioso tapizado en piel marrón y patrón de costura en diamante, bastidor modificado y electrónica nueva fueron algunas de las modificaciones más fuertes.

Aunque el trabajo general fue más de rescate y restauración de las piezas originales, como las suspensiones o el propio velocímetro, al que se le añadió un nuevo soporte tras reconstruirlo y restaurarlo, siempre con el fin de respetar y disponer del aspecto y carácter clásico de las piezas originales.

ducati-860-gt-6

Curiosamente, una de las modificaciones menores que más problemas causó fue la elección del color, hasta que se decidieron por el mismo verde que adorna las latas de cerveza de su marca habitual, más casero y artesanal imposible y como detalle reseñable, el piloto trasero a modo de periscopio, tras el asiento.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta