Saltar al contenido

Derbi GPR 125 4T, pasión por las balas rojas

© Dailymotos.

Nos lo anuncian en el carenado: nada menos que 21 títulos mundiales en cilindradas pequeñas se encuentran, de alguna manera, detrás de esta Derbi GPR 125 4T. Es evidente que la riquísima experiencia del fabricante de Martorelles en competición ha inspirado el desarrollo de una moto que lo tiene todo de deportiva, aunque con las lógicas limitaciones de montar un motor del octavo de litro.

© Daiymotos.

La agresividad visual de la Derbi GPR 125, con su colín levantado, la diminuta cúpula que corona el carenado integral, o el escape integrado en la quilla, no es una simple licencia estética. Tiene su punto de continuidad en una parte ciclo ligera y de gran calidad, una posición de conducción totalmente racing y un motor que invita a ser exprimido una marcha tras otra y una curva tras otra.

 

Recibe todas las noticias cada martes

© Dailymotos.

Escuela de deportividad

Si el acceso a motos deportivas de gran potencia exige pasar por determinados estadios previos para absorber correctamente conceptos fundamentales, la Derbi GPR 125 4T se nos antoja como una verdadera escuela de formación para los más jóvenes. En ella encontramos todos los elementos básicos de sus hermanas mayores, aunque con un nivel de prestaciones adaptados a la cilindrada.

© Dailymotos.

La posición de conducción, por ejemplo, no está precisamente pensada para moverse cómodamente por la ciudad, con los semi manillares bajos y adelantados y los estribos altos y retrasados. En realidad, toda la parte ciclo de esta Derbi GPR 125 incorpora soluciones inusuales en estos niveles de potencia, como el sistema de frenos con pinza de 4 pistones de anclaje radial y disco de 300 mm delante y de 220 mm detrás que, combinados con los escasos 120 kg del conjunto, permiten apurar las frenadas hasta el último metro de asfalto.

© Dailymotos.

En marcha, recibimos gran cantidad de información a través del rígido chasis de aluminio y la horquilla invertida Paioli con barras de 41 mm. Todo nos transmite la confianza necesaria y nos invita constantemente a sacar el partido de una moto pequeña, estrecha y capaz de cambiar de dirección con una rapidez absoluta, con el añadido de unas prestaciones que nos permiten abrir el puño sin contemplaciones a la salida de las curvas.

 

© Dailymotos.

Motor puntiagudo

El devenir de los tiempos y el paso de las progresivas normativas anticontaminación ha recomendado a los fabricantes a renunciar a los 2T para motocicletas de este tipo, cuando antes era lo más lógico gracias a su mágica capacidad de subir de vueltas. Así las cosas, el objetivo de Derbi ha sido mantener ese mismo espíritu en un motor de 4T moderno y capaz de cumplir la normativa EU3.

© Dailymotos.

Este monocilíndrico con doble árbol de levas en cabeza es muy compacto y cuenta con refrigeración líquida, un diámetro por carrera de 58 x 47 mm y una relación de compresión de 12:1. Su potencia es de 15 CV, que no dan muchas señales de vida hasta que no nos acercamos con decisión a las 9.000 rpm. Esto nos exige rodar constantemente buscando el límite y, además, conducir (o pilotar) con la fluidez necesaria para que el motor no caiga de vueltas una vez pasado el vértice de la curva.

© Dailymotos.

En definitiva, que la verdadera diversión de esta Derbi GPR 125 consiste en exprimirla en conducción deportiva y sacar el máximo de su potencia empleando continuamente el cambio de 6 velocidades, que no es un prodigio de precisión pero cumple perfectamente con su cometido.

© Daiymotos.

Los beneficios de los 4T son mucho más visibles cuando hablamos de consumos. Si conducimos en regímenes medios para desplazarnos de un sitio a otro en ciudad, los consumos llegan a ser ridículos y la autonomía de campeonato gracias a los 13 litros del depósito. En vías interurbanas disponemos además de una velocidad máxima cercana a los 120 km/h, con lo que los desplazamientos más largos no se hacen para nada eternos.

 

© Dailymotos.

Seguro que ligas más

© Dailymotos.

Si antes decíamos que la Derbi GPR 125 es una verdadera escuela para los más jóvenes, es también por lo que vemos cuando nos encontramos a sus mandos. La pantalla LDC inspirada en la competición cuenta con avisador luminoso de cambio de marcha e incluso cronómetro. La diminuta cúpula nos invita a acoplarnos completamente sobre el depósito, y el soporte de la matrícula y los intermitentes son desmontables para entrar en el circuito. Casi nada.

Esto desde el asiento. Para el resto, solo hay que ver las fotos. Una imagen de superdeportiva que está disponible por unos respetables 3.969 €, que en la promoción actual se quedan en 3.499 €. Aunque no es una moto económica, esta cifra se sitúa 600 € por debajo de su hermana de Aprilia, la RS4 125, cuya única diferencia importante es que pude equipar opcionalmente el cambio Quick Shift, que permite al piloto subir de marchas con el gas completamente abierto y sin utilizar el embrague.