Saltar al contenido

Kawasaki ZX-10R Asphaltfighters STORMBRINGER, la moto de calle más rápida del mundo

Construida en Alemania, la Stormbringer parte de una Kawasaki ZX-10R estándar para modificarla y dejarla irreconocible, una moto que si bien mantiene los 999cc, el tuneador alemán Sepp Buchner ha conseguido exprimir 220 CV de potencia que, durante unos instantes y gracias a un booster, puede llegar a los 280 CV.

La Asphaltfighters Stormbringer ha sido exhibida en el Essen Motor Show celebrado este fin de semana pasado. Sus cifras son impresionantes, la velocidad máxima es de más de 320 km/h y acelera de 0 a 100 en sólo 13.9″.

Decorada en color negro semi brillante con toques de naranja, la Stormbringer pesa 195 kgs. con el depósito de combustible lleno e incorpora una serie de accesorios que la hacen única. Entre ellos destaca una cámara trasera que elimina la necesidad de llevar los retrovisores convencionales, ofreciendo la imagen a través de una pantalla sin vibraciones. El sistema de iluminación diurno se realiza a través de LEDS mientras la iluminación para noche emplea una potente luz de Xenon. El casco que se suministra con la moto muestra la velocidad actual en la visera.

    Recibe todas las noticias cada martes

    La alemana Warm Up Zweiradtechnik GmbH, situada en Aalen, es la encargada de construir esta moto que puede ser tuya a partir de 57.500 euros. Como la producción es totalmente artesanal, y para lograr la máxima comunión entre piloto y máquina, el precio incluye una puesta a punto totalmente a medida del cliente. Suspensiones, posición del asiento y todos los controles se calibran según el tamaño y peso del piloto. Además, la marca ofrece un equipamiento acorde a la moto. Combinando con colores, incluye un mono y un casco de fibra de carbono y Kevlar.

    El corazón de la Stormbringer es un motor de cuatro cilindros, cuatro válvulas, refrigerado por líquido de Bikerbox. El gurú Sepp Buchner ha sido el encargado de realizar todos los trabajos de adaptación del propulsor, consiguiendo 220CV /161.8 kW a 13.500 rpm. Importante para conseguir una explosiva curva de potencia son los escapes. En este caso se ha recurrido a Akrapovic, unos escapes con silenciador de fibra de carbono y forma exagonal.

    El motor emplea un sistema de gestión totalmente programable. Calibrado con precisión asegura una curva de potencia de lo más fiable hasta un corte en las 13.700 rpm. El motor de Bikerbox incorpora un control de tracción de diez niveles, incluyendo un limitador de velocidad que se activa mediante un botón.

    Para alcanzar esta potencia extra, la Stormbringer lleva un booster que, durante unos segundos, nos lleva de los 220Cv / 161.9 kW a los 280 CV / 206 kW. Debido a limitaciones de tracción la activación del botón sólo está disponible a partir de los 180 km/h. En lo que aceleración se refiere, alcanza los 100 km/h en 2,9 segs. mientras los 200 km/h llegan tras 6,5 segs. Empleando el booster la cifra de 300 km/h puede ser alcanzada en sólo 13,9 segs, siendo capaz de llegar a superar los 320 km/h. La cúpula de Puig sirve también para visualizar la velocidad a través de un dispositivo de WAECO.

    Si quieres obtener más información puedes visitar la web de Asphalfighters Stormbringers.