BMW Motos

BMW Motos

BMW Motorrad es una firma que no necesita ningún tipo de presentación. Lleva desde 1923 fabricando motos y desde 1928 fabricando coches, siempre con un aura de calidad y exclusividad muy elevada. Pero hay cosas que no todo el mundo sabe sobre la firma, como por ejemplo que su fundación tiene una fecha para unos y otra para otros.

En 1913 se fundó la Rapp Motorenwerke GmbH, por Karl Rapp. Empresa que cambió su nombre a 'Bayersiche Motoren Werke' (fabrica de motores bávara, BMW) en abril de 1917. La otra fecha es 1916, la que figura como 'auténtica', que es la fecha de la fundación de la 'Gustav-Otto-Flegzeugwerk', empresa de Gustav Otto, hijo de nada menos que Nikolaus August Otto, inventor del motor de combustión interna de 'cuatro tiempos'. Ésto es así porque el principal accionista de BMW, Camillo Castiglioni, abandonó la empresa tras la Primera Guerra Mundial pues el Tratado de Versalles prohibía a Alemania construir motores de aviación durante cinco años, justamente el único mercado de BMW por entonces. Pero no se fue con las manos vacías, se marchó con los derechos de la compañía a la BFW, la 'Bayerische Flugzeugwerke AG', originaria de la empresa de Gustav Otto. Además, BMW fue la creadora del motor de aviación de alta compresión, invento que diseñó Max Friz y que corregía las perdidas de prestaciones a elevadas alturas.

Max Friz fue el diseñador responsable del motor de la primera motocicleta de BMW, la mítica R32, que provocó un autentico furor en su presentación en la Exposición de Berlín de 1923. Estableció una máxima que incluso hoy día caracteriza a sus modelos mas vendidos, como es el motor bicilíndrico boxer con transmisión por cardán. FRiz lo diseñó así para maximizar la refrigeración y además, instaló un cardán para la transmisión evitando el mantenimiento.

Desde entonces, la evolución de la firma ha sido constante: ABS, Telelever y Paralever, suspensiones neumáticas e incluso motores con compresor durante sus primeros años como fabricante de motos, capaces de batir muchos récords.

Ha llegado incluso a aventurarse en las categorías inferiores con soluciones cuanto menos curiosas, como el scooter BMW C1, un modelo con techo y parabrisas de 125 y 200 cc que no tuvo la cogida esperada y a entrar en la categoría de Superbike como un elefante en una cacharrería con su S1.000 RR de casi 200 CV, aunque sigue siendo conocida por sus motor ruteras con motores boxer de dos cilindros o por la espectacular Serie K, lo máximo de BMW Motorrad.
Comparte con tus amigos










Enviar