Saltar al contenido

Wi-fi, chasis de fibra de carbono, así es la Audi e-bike Wörthersee

Audi aprovechó la edición 2012 del Wörthersee Tour para presentar una bici eléctrica realmente atípica y difícil de encajar en un segmento. Perfecta para practicar deporte, se convierte en herramiento ideal para conseguir máxima diversión si lo que quieres es divertirte haciendo piruetas por la ciudad.

Encontrarás la galería de imágenes al final del artículo. Fotos © Audi.

El peso realmente ligero, la propulsión eléctrica y su conectividad hacen de ésta una bici muy golosa para los amantes de gadgets tecnológicos sobre ruedas. El cuadro de la Audi e-bike Wörthersee tiene un peso de sólo 1,6 kgs. y utiliza los principios biónicos derivados de la naturaleza; el material reforzado sólo se utiliza en puntos donde se aplica mayor carga.

    Recibe todas las noticias cada martes

    La rueda trasera recibe una potencia máxima del motor eléctrico de 2,3 kW, con un peso total máximo de 21 kgs, con una equivalencia de 7 kgs. por caballo.

    La batería de ion-litio está alojada en el propio chasis y pesa unos 5 kgs. Su carga completa se consigue en sólo dos horas y media , conectándose a la red eléctrica habitual. Además, para una mayor rapidez en la recarga, la batería puede ser quitada de la bici para reemplazarla por otra ya cargada.

    La Audi e-bike Wörthersee permite elegir entre cinco programas, desde sólo pedales hasta rodar sólo con el motor eléctrico.

    En el modo ‘Pure’, la propulsión se realiza sólo a través de los pedales. El modo ‘Pedelec’ el pedaleo recibe la asistencia del motor eléctrico, con una velocidad máxima de 80 km/h en un radio máximo que va entre los 50 y 70 kms. En el moto ‘eGrip’, la bicicleta puede ser utilizada sólo con el motor eléctrico, con una velocidad de hasta 50 km/h. El usuario es el que controla la entrega de potencia por parte del motor eléctrico, algo que se puede configurar a través del ordenador de a bordo.

    Además de estos tres modos, la opción ‘Wheelie’ controla electrónicamente la entrega de potencia para ayudar al usuario mientras la rueda delantera está en el aire. Existen más modos de funcionamiento que pueden seleccionarse a través del smartphone o directamente en la e-bike; como el ‘Power Wheelie’, con un ángulo de caballito más ajustado para los que tengan un nivel menor; o ‘Balanced Wheelie’, para los que dominan los caballitos.

    Balanceando el peso sobre la rueda trasera el usuario puede incidir en la velocidad de la bici; inclinándonos hacia adelante la velocidad aumente, mientras si nos inclinamos atrás, ésta disminuye. Si lo que el usuario desea es mantener un ritmo constante, puede elegir el modo entreno. En este caso el motor eléctrico sólo echará una mano en caso de una subida pronunciada o viento en contra, de forma que el ciclista puede mantener un ritmo continuado de entreno.

    La Audi e-bike Wörthersee con un cambio hidráulico de nueve velocidades con una actuación muy similar al cambio secuencial, similar al sistema de transmisión R tronic del ¡¡Audi R8!! Los dos discos de freno también actúan de forma hidráulica. La altura del asiento se puede regular de forma continua desde el control del manillar, incluso mientras rodamos. La iluminación viene dada por luces LED, la delantera integrada en el manillar, y la trasera en el asiento.

    El ordenador de a bordo táctil está situado en la zona superior del chasis y entre las funciones que nos permitirá elegir destacan el modo de pilotaje, grabar las secuencias de los trucos que realicemos y ajustar varias funciones de la bici como la asistencia en el pedaleo eléctrico y la iluminación. El display muestra la velocidad, distancia recorrida, estado de carga de la batería, consumo de energía y el ángulo de inclinación del terreno.

    Completando el círculo, el ciclista podrá conectar su smartphone con la bici a través de wi-fi. La antena se encuentra integrada en la zona del freno delantero. Para poder rodar con la bici deberemos desactivar el inmovilizador a través del smartphone. Además, también se pueden grabar imágenes mientras rodamos, videos que pueden ser retransmitidos a nuestro entrenados o subidos a la Red.

    Buscando la involucración del usuario con las redes sociales, cada vez que se completa un truco con éxito, el propietario recibe puntos, escalando en un ranking que estará en Internet y que podrá compartir con sus amigos a través de Facebook y que serán mostrados en el display de la Audi e-bike Wörthersee.

    No es una moto pero sin duda es todo un juguete para los amantes de las dos ruedas. Eso sí, el precio no lo conocemos todavía pero intuimos que también será futurista…

    [youtube