Honda Vision 50, así es el nuevo scooter de

© Honda.

Convertido en un avance de la gama 2012 de Honda, el nuevo Vision es un elegante scooter utilitario que combina amplias prestaciones con un consumo extraordinariamente bajo, logrando así una óptima relación calidad-precio.

El nuevo Honda Vision equipa un motor de cuatro tiempos y 110cc, que ofrece unas fuertes prestaciones junto con un reducidísimo consumo, sólo 52 km/l en condiciones normales de funcionamiento. Ideal para ir al trabajo o desplazarte para tus recorridos de ocio, la funcionalidad del Vision va más allá de unas cotas más que comedida en lo que a consumo se refiere, el Vision ofrece además un amplio espacio de carga bajo el asiento, un avanzado cuadro de instrumentos de fácil utilización y, fundamentalmente, una ergonomía que lo hace muy confortable tanto para el conductor como para el pasajero.

© Honda.

El parámetro clave en el proyecto final del Honda Vision fue el precio. Pese a sus sofisticadas especificaciones, el scooter ha sido diseñado para que sea asequible a un amplio rango de clientes y para lograrlo, Honda desarrolló una estrategia que le permitió seleccionar a los proveedores más apropiados en todo el mundo. El resultado es un scooter que combina bajos costes y alta calidad.

    Recibe todas las noticias cada martes

    El Honda Vision ha sido diseñado para ser muy cómoda, tanto para el conductor como para el pasajero. El asiento de una pieza y diseño ergonómico está a una altura de 755 mm, dejando gran espacio para las piernas del conductor y contribuyendo a la facilidad de maniobrabilidad. Existe espacio suficiente para que conductor y pasajero vayan muy cómodos pero, al mismo tiempo, las compactas dimensiones de la Vision también le proporcionan una excelente agilidad por las densas calles de la ciudad. La estrechez del vehículo permite que el conductor, o conductora, pueda poner fácilmente los pies en el suelo cuando sea necesario.

    © Honda.

    La posición del manillar también ha sido cuidadosamente diseñada, proporcionando al conductor una sensación de gran confianza y control. El reducido peso total de la máquina, sólo 102 kg, es crucial, convirtiendo al Vision en un scooter fácil de manejar en cualquier circunstancia.

    Además, el Vision ofrece espacio suficiente para cargar con las compras, un impermeable, un candado antirrobo o un casco integral; un elaborado diseño que logra un amplio y práctico espacio de carga bajo el asiento gracias a una meticulosa labor de ingeniería que ha permitido ampliar este espacio al máximo sin comprometer el tamaño del depósito de gasolina y por tanto la autonomía de la máquina.

    © Honda.

    El panel delantero, frente a las piernas del conductor, no solo proporciona una efectiva protección contra los elementos sino también se convierte en un espacio de carga adicional: dos compartimentos abiertos, ideales para llevar objetos, como latas o botellas de bebida, de forma segura.

    En el cuadro de instrumentos un indicador analógico de gasolina, de fácil lectura, muestra la gasolina que queda con un simple vistazo, unos ganchos a cada lado del compartimento bajo el asiento permiten dejar asegurados los cascos a la máquina mientras que el compartimento queda libre para dejar equipaje. Se le ha dotado de un trasportín trasero de aluminio, listo para montar un top box opcional, así como de reposapiés del pasajero plegables que ofrecen seguridad al pasajero y se pueden recoger cuando no estén en uso para que no interfieran con las líneas de su diseño. Un caballete lateral aumenta la funcionalidad del scooter.

    © Honda.

    El Vision equipa un motor monocilíndrico de 110 cc, cuatro tiempos, OHC y refrigeración por aire. Con la elección de la refrigeración por aire Honda ha eliminado el peso y la complejidad de radiadores y bomba de agua, mientras que solo un motor de cuatro tiempos puede ofrecer el bajo consumo, la facilidad de uso y el funcionamiento silencioso que se requería. Controlado por un avanzado sistema programado de inyección (PGM-FI), el motor usa una tecnología de inyección altamente refinada para cumplir e incluso superar con creces las normativas medioambientales. El sistema está configurado para ofrecer unas características de potencia muy aprovechable y fácil de utilizar. El sistema PGM-FI del motor funciona junto a un catalizador tri-metal en el escape para lograr un bajo nivel de emisiones, cumpliendo con la normativa Euro 3.

    © Honda.

    Con una entrega de potencia muy competitiva, fiabilidad absoluta y funcionamiento silencioso, el motor de la Vision ofrece las prestaciones y los niveles de sofisticación asociados normalmente a rivales más caras. Los bajos niveles de ruido y vibraciones son fundamentales para lograr un tacto de primera calidad.

    El Honda Vision monta un chasis de cuna inferior muy robusto; en la parte delantera del scooter, una horquilla telescópica con amortiguador hidráulico permite una marcha suave y estable sobre asfaltos irregulares, mientras que un compacto amortiguador descentrado controla el movimiento de la unidad basculante trasera sin robar espacio al compartimento de carga bajo el asiento o al depósito de gasolina.

    © Honda.

    En lo que a la frenada se refiere, el Honda Vision equipa el avanzado Sistema de Frenos Combinados CBS de la marca. El sistema comunica la maneta izquierda con el freno trasero (tambor de 130 mm) y con el freno delantero, optimizando la fuerza de frenada en ambas ruedas y consiguiendo una frenada potente y segura en cualquier condición. La maneta derecha controla sólo el freno delantero, un potente pero controlable disco de 220 mm.

    De momento no contamos con fecha de llegada ni precio, tan pronto lo tengamos os lo comunicaremos. Lo que sí sabemos es la gama de colores, el Vision estará disponible en cinco opciones de color:

    – Negro Procyon Perlado – Gris Boss Metalizado – Blanco Perlado – Rojo Lucid Candy – Azul Aruja Candy

    Puedes ver la galería de imágenes en este enlace: Honda Vision.

    Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

    Deja un comentario

    Salir de la versión móvil