Saltar al contenido

Triumph Rocket III Roadster, la ‘muscle bike’ más brutal

Los que hayan tenido la oportunidad de ver de cerca la Triumph Rocket III sabrán que es una moto imponente, impacta a primera vista y desde luego no esconde su condición de moto ‘musculosa’. Pues bien, al modelo 2010 la firma de Hinckley le ha dado una vuelta de tuerca y sus diseñadores han renovado tanto la estética como las prestaciones, dando como resultado una moto brutal que fue presentada en el pasado Salón de la Moto de Nueva York.

                        Para empezar, Triumph ha decidido dar rienda suelta a toda la potencia del tricilíndrico de 2.249 cc, de forma que los 221 Nm a 2.750 rpm de par motor están disponibles tan sólo con engranar la primera marcha. Un aumento de las prestaciones y una respuesta inmediata son las principales características de esta nueva Triumph Rocket III Roadster, que gracias a una posición de conducción mejorada y un chasis rígido también mejorado, permiten afrontar las curvas con mayor facilidad.

Precisamente la manejabilidad, algo que podría parecer casi imposible en una moto de estas dimensiones, sorprende gracias a estas mejoras, entre ellas, las suspensiones regulables con horquilla invertida de 43mm y doble amortiguador trasero. La seguridad viene completada por el ABS de serie.

    Recibe todas las noticias cada martes

    En lo estético la Rocket III Roadster gana en agresividad gracias al empleo del negro, ahora también en las muchas de las piezas que antes estaban cromadas. Limpia en sus líneas, el cuadro de instrumentos mantiene su concepto minimalista; sencillo e intuitivo, informa del nivel de gasolina, marcha engranada, y reloj, entre otras funciones.

    Disponible en los concesionarios oficiales de la marca a partir de primavera, la Triumph Rocket III Roadster tiene un precio de venta recomendado de 18.395 euros, y además del color negro, también estará disponible en color Negro Phantom metalizado con doble franja en rojo y Negro Phantom mate con doble franja en blanco.