Suzuki Burgman 400 2017

0
119
Suzuki Burgman 400 2017

Suzuki Burgman 400 2017

El Suzuki Burgman no es precisamente un desconocido, es uno de los primeros ‘megascooter’ y por supuesto, uno de los más importantes del segmento. Lanzado en 1998, se acerca a su vigésimo cumpleaños pero antes de que eso suceda, se actualiza para dar forma al Suzuki Burgman 400 2017 pero manteniendo todas las características que le hicieron un auténtico líder entre los de su clase, pero para la ocasión, se vuelve algo más deportivo y ágil.

Suzuki siempre ha jugado una baza clara con el Burgman y esa era ofrecer un scooter muy equilibrado, con prestaciones, comodidad de uso y buena capacidad de carga, siempre caracterizado por algo que en parte, ha ido un tanto en su contra como las llantas de poco diámetro. Es uno de los cambios para 2017, aunque no del todo, pues aunque monta una nueva llanta de 15 pulgadas (una pulgada más que antes), sigue manteniendo la llanta trasera de 13 pulgadas de siempre. Gracias a ello, al menos una de las cosas a que ayudan, tiene una gran capacidad de carga bajo el asiento, con un hueco de 42 litros acompañado de otras dos guanteras tras el escudo.

Cosas que hicieron del Suzuki Burgman 400 uno de los favoritos y que sigue manteniendo en 2017 mientras, por ejemplo, evoluciona el chasis haciéndose más estrecho, más ligero, pero más resistente. El asiento está colocado más arriba, 40 milímetros, para mejorar la ergonomía al tiempo que la plataforma se hace más estrecha mejorando las posibilidades de llegar al suelo sea cual sea la talla de quien conduce. También se revisan las suspensiones cambiando el tarado de las mismas y se incluye un modulo ABS 750 gramos más ligero.

Este chasis se viste con una carrocería rediseñada aunque sin romper con lo visto hasta ahora, sino siendo una evolución de la imagen vista en el anterior Suzuki Burgman Añade luces de posición LED e indicadores de dirección independientes de los faros principales. La pantalla es nueva, más pequeña, pero mejor estudiada para proteger al conductor con más eficacia y tras ella, una nueva instrumentación con los típicos relojes analogicos y una pantalla central, que añade un testigo ‘ECO’ para informar que se está realizando una conducción económica.

Para el propulsor apenas hay cambios. Mantiene los 399 centímetros cúbicos de su único cilindro y una potencia apta para el A2, pero recibe pequeños cambios para superar la Euro 4. El airbox es ahora de 5 litros en lugar de los anteriores 4,2 litros, lo que permite ganar en potencia y par a bajo y medio régimen, ganando en respuesta al primer golpe de gas. La inyección es nueva y el catalizador del escape también, ayudando a superar la normativa reduciendo las emisiones y bajar el consumo.

Compartir
Artículo anteriorYamaha YZ250F 2017
Artículo siguienteSuzuki GSX-S750 2017

Deja un comentario