Probamos la Kawasaki Versys: una trail asfáltica con corazón deportivo

[tab name=’¿Moto trail?’]

Víctor Guerrero. ¿Hasta que punto se puede considerar la Kawa Versys como una moto trail? Estéticamente no cabe duda de que la podemos situar dentro de este segmento, pero ¿se comporta como tal? ¿Por qué es diferente al resto de motos de este tipo?

Esta pequeña duda nos pasó por la cabeza y me tocó intentar solucionar el pequeño enigma y probarla en todo tipo de situaciones. El resultado fue mucho más satisfactorio de lo que pensé en un primer momento: esta Kawa da la talla siempre, y hace valer su espíritu deportivo -heredado de la ER-6- por encima de todo, sin renunciar, eso sí, a un elevado confort en marcha.

Así las cosas, creo oportuno bautizarla como una trail asfáltica, porque es el único modelo de esta familia que monta de serie neumáticos cien por cien carretera, y no mixtos como el resto. Olvídate de rodar con ella por caminos o por pistas, no es lo suyo. Donde se siente más cómoda es en carreteras reviradas, gracias a su motor y suspensiones tan efectivos en conducción deportiva, y en ciudad, porque con su ángulo de giro más que generoso y sus bajos contundentes reinarás en los semáforos.

En parte se puede decir que la Versys viene a recuperar el concepto de la grandísima Kawasaki KLE 500, moto trail que con un motor bicilíndrico de 52cv heredado de la GPZ 500S daba grandes satisfacciones a sus propietarios. Esta era una moto que no iba nada mal -lo dice uno que ha tenido el placer de probarla-, pero la Versys la supera en todo porque los años pasan y se notan, siendo la nueva Kawa una moto mucho más deportiva y menos trail que su antecesora.

[/tab]

[tab name=’Toma de contacto’]

Desde fuera, la Versys se ve grandota, especialmente en la parte delantera, con un pequeño semicarenado integrado en el gran depósito de 19 litros. Esta elevada capacidad, combinada con un consumo realmente moderado, te permitirá rodar durante un gran trecho sin tener que repostar.

Después de un primer vistazo me subí, y no me fue del todo sencillo, tienes que levantar bastante la pierna para que no te toque con el colín trasero, algo más elevado. Una vez encima se confirma que es una moto altita. Con el asiento a 835mm del suelo y un peso de 181kg en seco, te puede dar alguna que otra dificultad si eres una persona bajita, y tendrías que probar de ajustar el monoamortiguador trasero (con 13 clicks de extensión y 7 ajustes de precarga) para rebajar un poco la altura.

Justo en el momento de encenderla, me dí cuenta de que el clausor estaba algo escondido, ya que el alto manillar queda justo delante, y lo tapa, así que, en mi humilde opinión, sería más cómodo si estuviera más a la vista, situándolo un poco más adelantado. Pero no deja de ser un detalle sin importancia una vez te acostumbras.

Ya con la llave girada en el contacto, después del chequeo electrónico, le das al botoncito y venga, a disfrutar!

En los primeros metros te sorprende la suavidad del motor…bueno, entre nosotros, esto de la suavidad está muy bien, pero lo que se nota de verdad es la contundente respuesta del motor bicilíndrico de 65cv en bajos. Te voy a poner un ejemplo para que veas por donde van los tiros: con la luz verde del semáforo, engranas la primera, avanzas unos pocos metros y cuando vas a una velocidad de unos 10km/h, le das un golpecito al gas, con un cuarto -o menos- del recorrido será más que suficiente, y ¡adivina que sucede! Te lo dejo a tu imaginación.

El cuadro de instrumentos es muy visible, con los números del velocímetro digital grandes para que los veas fácilmente de un vistazo y no te pases de los límites legales. Otro gran detalle de calidad es el fondo blanco del tacómetro, que se ilumina completamente cuando llega la noche, y queda muy bonito. Puestos a pedir la perfección, se echa en falta un indicador de la marcha engranada y uno de la temperatura, aunque sí que tiene nivel de gasolina, que baja lentamente a lo largo de los kilómetros (¿te he dicho ya que esta Kawa consume realmente poco?).

Después de esta primera toma de contacto, sólo me queda comentarte algo sobre la posición de conducción, cómoda pero algo rara al principio, porque el manillar te queda bastante lejos y te obliga a tener los brazos muy estirados. De todas maneras, luego me empecé a fijar en otras motos de este tipo y, en efecto, la gran mayoría comporten esta particularidad, así que nada que objetar.

[/tab]

[tab name=’Reinando en la urbe’]

Al circular con la Versys por una gran ciudad como Barcelona te divertirás, y mucho. Su comportamiento se adapta a la perfección a tus necesidades diarias, aunque en ciertos puntos no acaba de ser la mejor opción si eres una persona de constitución pequeña. Por ejemplo, al ser una moto alta y de peso considerable, será en los atascos, sorteando los coches, donde más dificultades te encontrarás.

Por otro lado, su tamaño y sus formas también tienen ciertas ventajas, y te olvidarás de los retrovisores de los coches porque el manillar los pasa por encima, si bien es verdad que las grandes ciudades están cada vez más atestadas de grandes todoterrenos y monovolúmenes, y con ellos tendrás que esmerarte más.

Un aspecto a destacar es el gran ángulo de giro, te facilita mucho la faena en estos momentos de agobio en medio del caos urbano. Quizás sólo me quedaría comentarte como punto a mejorar, el calor que desprende el motor cuando no puedes refrigerarlo como es debido, ya que las rodillas te quedan muy cerquita de los cilindros, y en verano se nota. A nivel de detalles, se podría revisar alguna vibración sin importancia de los plásticos, que se nota bastante a baja velocidad, y la posición de la pata de cabra, porque al quitarla te das con el estribo, pero vaya, nada relevante.

Por suerte, en la ciudad también tienes tus momentos de diversión, y pasado el atasco, cuando el espacio empieza a vislumbrarse a lo lejos, la Versys planta cara a cualquiera. El motor es perfecto, con una respuesta a bajo régimen muy contundente y aprovechable, que te hará salir disparado de un semáforo sin apenas subirla de vueltas. Las recuperaciones, rapidísimas, te permitirán reaccionar inmediatamente ante cualquier imprevisto, lleves la marcha que lleves. Todo ello bien acompañado por un sonido deportivo nada habitual en una «trail».

Otro punto destacable de esta Kawa en su uso urbano es el trabajo de las suspensiones. Al ser de largo recorrido -150 mm delante y 145 mm detrás-, absorben perfectamente todas las irregularidades del terreno, desde una tapa de alcantarilla más hundida de lo normal hasta un bordillo de altura considerable. Podrás con todo, y no pasa nada si encaras estos obstáculos rapidito, tú no te enteras, y el resultado es un confort sorprendente. Esto no quiere decir que sean una suspensiones blandas, porque como verás a continuación, te sorprenderán en conducción deportiva…

[/tab]

[tab name=’Para irse muy lejos’]

Kawasaki, ahora y siempre, se ha caracterizado por transferir a todos sus modelos un fuerte carácter deportivo, y como no podía ser de otra manera esta Versys no es una excepción.

Ya te he hablado más arriba de los portentosos bajos de esta Kawa, tan útiles en el uso diario, pero será en carreteras reviradas donde la disfrutarás de verdad, con una entrega de potencia ideal para rodar con un ritmo alegre y sin estrés.

La zona media te cautivará, con una patada que no para de crecer desde las 4.000 rpm hasta las 8.000 rpm, y si buscas más, engrana la siguiente marcha, porque más arriba no te dará nada que no hayas conseguido ya. La electrónica ha modificado la respuesta del motor de la ER-6, y la zona alta ha sido la gran damnificada.

El componente deportivo de esta moto no acaba aquí. A nivel de suspensiones, la horquilla invertida delantera de 41 mm con ajuste progresivo de la extensión de amortiguación y de la precarga, así como el monoamortiguador lateral inclinado, trabajan perfectamente en este tipo de conducción, sin que el confort se vea para nada reducido. El equilibrio es total.

Las marchas entran con contundencia, y eso, a mí, me gusta. Por lo que se refiere a frenos, los dos discos lobulados delanteros de 300 mm van muy bien, quizás el trasero, de 220 mm, sea algo durito, aunque te transmite toda la información que necesitas.

El freno motor refuerza este trabajo sin hacer derrapar la rueda trasera a la primera oportunidad, así que podrás hacer reducciones fuertes, con decisión.

Sobre el asiento, más arriba te he comentado que al estar el del acompañante más elevado, puede darte algún problemilla dependiendo de tu tamaño. Pues bien, este aspecto te ayuda en conducción deportiva al sujetarte el trasero en las inclinadas y especialmente en las aceleradas fuertes, y hace sentirte más a gusto sobre la moto.

En línea recta vas cómodo, pero se echa en falta una cúpula que te proteja mejor.

En definitiva, estamos ante una Kawasaki que de trail sólo tiene el aspecto, con un carácter mucho más deportivo que el resto de modelos de su categoría, sin renunciar a un elevado nivel de confort. Si aún no lo tienes claro, sólo me queda decirte su contenido precio, porque puedes hacerte con esta maravilla por tan sólo 6.749€, y por 500€ más si la prefieres con ABS.

Los colores disponibles son el verde, el negro y el azul.

(Una prueba de Víctor Guerrero)

[/tab]

[tab name=’Imágenes’]

[/tab]

[end_tabset]

9 Comentarios
  1. Yo antes tuve una SV. Estaba muy contento con ella pero tocó cambiarla. El cambio fue a positivo en general aunque como hago bastante autovía a veces hecho de menos un poco mas de potencia en altos. Es una moto cómoda y muy ágil. Buena en ciudad y muy facil de manejar, te haces muy rápido con ella. La única pega notable para mí es que vibra bastante. También muy bien en cuanto a mantenimiento y consumo.

  2. bueno llevo 2 añitos con la versys va de fabula aqui en tenerife mucha carretera de montaña como entra en las curvas te pegas a cualquier r luego en recta cuesta un poco pillarlos mido 1.90 voy comodo en ella desventaja opinaran como yo los frenos yo lo he macximizado con doblre latiguillo nada de puente y pastillas brenbo delantero y trasero y se nota .

  3. bueno llevo 2 añitos con la versys va de fabula aqui en tenerife mucha carretera de montaña como entra en las curvas te pegas a cualquier r luego en recta cuesta un poco pillarlos mido 1.90 voy comodo en ella desventaja opinaran como yo los frenos yo lo he macximizado con doblre latiguillo nada de puente y pastillas brenbo delantero y trasero y se nota .

  4. Manu existe una bieleta que baja la moto unos 5 cm (de venta por internet, no se que web), tambien aflojando amortiguadores y por supuesto bajando el espumado del sillin, si sumas todo llegaras bien aun cortandote los pies.

  5. Mido 168 cm (en fin un mico,jajajaj) pero me gustaría saber si hay alguna forma de regular el asiento de esta moto para hacerlo más accesible a mis condiciones. En fin, es que esta moto me tiene entusiasmaooooo…jaja. Un abrazo a todos.

  6. Soy motero de muchiiiisimos años, he tenido desde una 250 a una rc30, pasando por una metralla de la epoca y una bmw k100, desde hace 2 años tengo una versys y tengo que decir que me la compre por su altura al suelo y me enamoró por su facilidad de manejo, su aplomo y su comodidad. Es un juguete, que no deja de sorprender. Le he dado algun caballo mas con un par de cosillas escape etc. y he ido hacer curvas con algun que otro bache, con amigos con motos R y todos me dicen lo mismo, ¡ colega como anda esa moto¡. Probadla y disfrutad de ella como lo hacemos los que la tenemos.

  7. mi moto favorita era siempre la transalp pensaba que seria dificil encontrar alguna que la superara,manejabilidad, estabililidad.ahora poseo una versys i mi opinion es que la supera practicamente en todo, quisiera destacar su gran aplomo i estabilidad en velocidad elevada sacandote de apuros cuando pillas un obstaculo en la carretera,lo digo por experiencia.la conduccion es facil i muy,muy divertida.saludos.

  8. Yo también soy un veterano con muchas motos a mis espadas…he tenido megatrails ultimamente exceptuando la monster , me la quedé casi de rebote y me ha sorprendido como engancha éste conjunto ( motor,parte ciclo.Confort), es de estas motos que si no te acaba de gustar ( un buen motar sabrá que no existe la moto perfecta en todas las ocasiones) ella se encarga de enamorarte.
    Un saludo de un veterano del siglo pasado!
    Jordi Rovi

  9. He tenido muchas motos y ultimamente Megas, la probé hace dos meses además de KTM 690 Duke y Una Buell 1200 y la más equilibrada, comoda, manejable con potencia y estabilidad de sobras para poner en apuros a cualquiera en curvas, era la Versys, con un delicioso sonido y con una cúpula Givi mas alta, iba perfecta, creo que será la que motivará mi paso de los Megas a las Trail asfalticas, una delicia ¡¡

Deje una respuesta