Pendeja; Killer Pussy “canalla lifestyle” By F.K.C

© Álvaro Cabezas.

El Old School no es solo un estilo, una tendencia, sino que va más allá de lo explicable. Quizás sea una forma de entender la moto, incluso quizás una actitud y/o, por qué no, una manera muy estética de diferenciarse de los demás… Sea como sea, Toni y Eric forman parte de esta comunidad que, de la mano de Free Kustom Cycles, ruedan por la vida con unas máquinas que bajo presupuesto anti-crisis, exhalan autenticidad y diseño. ¡Dos Harley-Davidson Sportster muy personales, dos vidas paralelas que se han cruzado para este artículo!

La primera de ellas es esta Roots, bobber entre los bobbers, de acabado óxido y mucho detalle por descubrir. Una moto discretamente indiscreta que a mi personalmente me encanta por su condición hot roddera. Me recordó en su esencia, nada más verla, a uno de los Ford de los 30’s con los que tuve la suerte de viajar entre Albany, al norte de Nueva York, hasta Bonneville, la sal…

Pendeja y Canalla

    Recibe todas las noticias cada martes

    © Álvaro Cabezas.

    Toni Leal, su propietario, es un tipo que pretende pasar desapercibido por la vida aunque no puede, como su “Pendeja”, por lo menos por Mollet del Valles. No quiso posar para nuestro objetivo, aunque conseguimos hacerle unas fotos en marcha, pero sí se lo permitió a su hermana, que aparece en una de las imagenes, y a Marcos y Jorge, de Free Kustom Cycles, que ilustran esta entrada junto a ella.

    Su “Pendeja” rebosa buen gusto, la mires por donde la mires. Desde el depósito de gasolina, Peanut, modificado por F.K.C, a no confundir con Kentucky Friend Chicken, con una salida de tapón por delante y unas simetricas hendiduras por cada lado. El manillar es de diseño y fabricación Free Kustom, de clara inspiración Roland Sands pero más psicodélico, donde unos puños Easyriders dan el punto a los mandos originales. Las torres son de las pocas que admiten cableado interno aunque, en este caso, no practican esta cualidad y, gracias a su recubrimiento, combinan con el resto de la moto.

    Tengo que destacar la carrocería, hecha a mano, que integra el faro y que me recuerda al estilo con el que Cole Foster dota a algunas de sus perfectas creaciones. Desde mi punto de vista es el detalle de los detalles. Hombre, el filtro de aire V-Twin e inspiración West Coast Chopper con oxid touch es otra de las partes relevantes de la moto. El guardabarros trasero ha sido revisado para esta ocasión especial y el asiento de “manta mejicana” da el contraste a todo el recubrimiento aplicado en la carrocería. Unos terminales de escape Trumpet junto a unos colectores con amianto completan el sistema por donde “Pelleja” saca sus malos humos…

    Un piloto trasero bates, a juego con el faro, ilumina con estilo la parte trasera y unos cauchos de horquilla camuflan cada uno de los amortiguadores traseros. La verdad es que es la primera vez que lo veo y me parece original, ocurrente y, además, económico. Esta harley-Davidson Sportster 883 de 2005 incorpora la horquilla de una XL del ‘86. Una llanta delantera de 19 pulgadas y una trasera que admite un neumático de 150 milímetros permiten a Toni rodar, a cada golpe de gas, por las carreteras que él elija.

    Los cromados brillan por su ausencia y los pulidos se dejan ver entre la capa de óxido de la carrocería. Debo de confesar que hay que tenerlo muy claro para aplicar esta pintura aunque también he de decir… ¡Que el mundo es de los valientes y que el resultado ha merecido la pena!

    Enhorabuena Toni y a Free Kustom Cycles por arriesgarse con proyectos como éste y conseguir motos tan… ¡Vieja Escuela!

    El segundo chop pertenece a Eric Morín de Barcelona, un biker con el que solemos, y nos gusta, coincidir en las concentraciones. Su Sportster, más moderna que la anterior, es una Iron reciente que, tras pasar por las manos de Jorge Camacho, respira y exhala carisma. El mismo que acompaña a su dueño…

    Killer Pussy

    © Álvaro Cabezas.

    La Killer Pussy es otro ejercicio de estilo del equipo de Mollet del Vallés, un equipo que, poco a poco, define su sello de identidad con preparaciones así: muchas partes home made que reducen el presupuesto, piezas de origen modificadas y detalles muy buscados. En este caso, se ha mantenido la carrocería de origen aunque el guardabarros trasero ha sido modificado, el depósito colocado más alto que el de origen y todo ha recibido un gris metalflake con un lettering “Killer Pussy”, el flying eye-ball, icono que creó uno de los maestros de la kustom kulture, Kenny Howard más conocido como Von Dutch, y un pinstripping que en anchura decora un lateral del tanque.

    El señor Howard estaría muy orgulloso de ver como su obra se mantiene muy viva… El asiento de muelles y tapizado en rojo con capitoné proviene de la casa Easyriders, un toque muy cool que contrasta con la purpurina gris de la carrocería. De nuevo un manillar new school “home made” de Free Kustom Cycles combinado con unos puños Coca-Cola Metalflake Chrome End Cap y un precioso cuenta de Motogadget coronan la horquilla de origen con fuelles de caucho, bobber style.

    Los reposapiés delanteros y traseros de Hippy Killer me hacen recordar cuando el propio dueño de la marca me presentaba sus estriberas llenas de purpurina durante el “Viva Las Vegas” de hace ya unos años… ¡Nostalgia psicoactiva para unas simples palancas!

    El piloto modelo Round de Easyriders merece un desvío, está integrado en el soporte que presenta la mini-matrícula. El motor sale ganando con los cambios que ha sufrido. De esta manera, el filtro K&N sustituye al original y los Screamin Eagle de Harley-Davidson mejoran la quema de gases. Cambios que la Killer Pussy nota en cada run.

    1 Comentario
    1. me encantan las dos motos…. el estilo bobber y concretamente este mas old school es lo que personalmente creo le queda mejor a una moto… felicitaciones a los preparadores y a los afortunados propietarios…. salud!

    Deja un comentario

    Salir de la versión móvil