Nueva Ossa Factory R

El fabricante del trébol verde nos trae en esta ocasión una moto de trial puramente de competición, pero que es capaz de adaptarse a todo tipo de pilotos.

La mítica marca de motocicletas Ossa, regreso en el año 2010, después de casi 30 años de inactividad. El empresario Gerundense Joan Gurt fue el encargado de revivir la marca del trébol verde, con la fabricación de la Ossa TR 280i, a la que siguieron, entre otras, la Ossa Explorer y la Ossa Enduro.

En esta ocasión, el fabricante español nos presenta la Ossa Factory R, la remodelación de uno de los clásicos de trial más representativos de la marca, que llega con mejoras muy importantes.

    Recibe todas las noticias cada martes

    Mantiene el potente y progresivo  motor de 300 cc. Al que le han añadido novedades importantes para adaptarlo a la actualidad. Entre estas novedades están el nuevo sistema hidráulico, el nuevo sistema de inyección con dos mapas configurables o el nuevo escape  Termignoni fabricado en fibra de carbono.

    Para chasis, han optado por instalar un verde Ossa, con un perfil tubular fabricado en acero Cromo-Molibdeno, en el cual la pipa de dirección ha sido fabricada en fundición de aluminio. Equipa una horquilla Tech de 39 milímetros con barras de aluminio, que además es regulable tanto en extensión como en compresión.

    La marca franco-española Braktec ha sido la seleccionada para suministrar a esta moto tanto las bombas de freno y embrague. Para el freno delantero, han instalado un disco de 185mm de diámetro con una pinza de 4 pistones, mientras que el trasero, han optado por un disco de 150 mm con pinza de dos pistones.

    Cada uno de los elementos de esta moto ha sido estudiados al milímetro, utilizando la mejor tecnología que existe en la actualidad. Uno de los elementos que más destacan en esto, es la posición del cilindro. Ha sido colocado inclinado hacia la parte trasera, para así equilibrar las inercias y los pesos de la moto.

    Su estética es, como no podía ser de otra manera, puramente Ossa. El diseño de esta moto combina tonos en brillo mate, que da a la moto un toque de agresividad y estilo, con el color verde seña de identidad de la marca, mostrando claramente que es una moto puramente Ossa.

    Además de todo esto, otros elementos como las pletinas mecanizadas Ergal, el nuevo diseño de las ruedas, el cubrecarter estilo Racing, la cadena de Regina, los protectores del manillar o la corona Racing mecanizada… dejan a la moto con un peso de tan solo 64 kilos. Esto muestra claramente, que es un moto puramente de competición, pero capaz de adaptarse a todo tipo de usuarios.

    Ossa aun no nos ha informado de cuándo podrá a la venta esta moto ni el precio que tendrá, por lo que, según vayamos sabiendo más datos, os lo iremos informando.

    Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

    Deja un comentario

    Salir de la versión móvil