Moto Guzzi MGX-21 modelo del 2017

0
31

Moto Guzzi MGX-21 – 2017

La afamada marca italiana le dio un nuevo giro a una moto que tiene más que ver con el estilo americano que con el europeo. Guzzi reinventa la MGX-21, la fortaleza volante.

Basada en la California 1400, esta bagger deportiva está colmada de fibra de carbono y características y estilo de alto vuelo. Su imagen “Dark” nos trae remembranzas de Batman con sus carenados negros y una elegancia incomparable, que mezcla el gusto italiano con el estilo americano y que muestra esquemas y particulares de creatividad y originalidad.

Su nombre tiene también particularidades originales, porque MGX significa Moto Guzzi Experimental y el número 21 es posible que se refiera al año en que salió la primera motocicleta de la planta de Mandello del Lario. Pero aún si esto no conforma, puede hacer referencia a las 21 pulgadas de su rueda delantera de fibra de carbono lenticular, que es toda una declaración de estilo y dinámica, que lleva la mente desde lo real a la ciencia ficción en un solo vistazo. En la MGX-21 hay mucho para ver e imaginar.

La planta motriz de este crucero de las carreteras está escondida bajo el traje de carbono del carenado, pero su “musculatura”, potencia, fortaleza y robustez se hacen notar a la hora de tomar el mando y acelerar. Sus 96,6 CV se muestran briosos dentro de esta moto y empujan en medio de un ronco ruido de sus rpm. No hay que obviar la tecnología que se ha aplicado en esta máquina, pues tiene acelerador ride-by-wire, ABS, mapas de potencia programables y control de tracción.

La mirada de quién escruta por primera vez la MGX-21 se va casi directamente a las culatas del motor, pues su color rojo brillante atrae la vista de inmediato. Por otro lado, su “vestido negro” de fibra de carbono muestra firmeza y elegancia y le da un toque distinguido, cerrando el conjunto con los portaequipajes laterales integrados y toda la tecnología de audio aplicada a su sofisticado sistema que aporta 25 W por canal con enlaces amplificados compuestos por twitter, subwoofer y woofers, con dos altavoces a cada lado del manillar. Hay también un módulo Bluetooth que aloja hasta cinco dispositivos, y un puerto USB, que tiene una ubicación céntrica en el tablero, para colocar dispositivos personales y para que se pueda hacer frente a las llamadas de teléfono (usando los botones del manillar). La configuración está pensada para que se pueda, a través de la descomposición del viento con el parabrisas, escuchar cualquier melodía cuando se conduce a menos de 85 kph.

Guzzi utiliza una frase que nos parece apropiada para esta moto: “Moto Guzzi MGX-21, seducción nocturna.”

[fichatecnica]

Deja un comentario