Saltar al contenido

Headbanger High Flyin’ Road, Rock & Roll

Es la Headbanger más agresiva y más  custom racer de la gama, la High Flyin’.  Una moto que, pese a que ha sido concebida para regalar sensaciones a alta o baja velocidad, no puede camuflar un lado muy deportivo. El asiento, el manillar y los mandos avanzados obligan al piloto a adoptar una  posición que yo llamaría… ¡Rock’n’Roll!

( Texto y fotos: Álvaro Cabezas Atienza) Está claro que el modelo High Flyin’ va dirigido al apasionado de las V-Twins que desea una custom con todas sus letras pero que, por otro lado, no tenga que renunciar a un cierto carácter deportivo. Y la verdad es que el equipo de Headbanger Motorcycles ha conseguido realizar una configuración con actitud y belleza, un fiable y refinado dragster de calle.

    Recibe todas las noticias cada martes

    Pequeños cambios la diferencian del resto de sus hermanas de gama y le dan su toque personal. Las llantas son negras y sus radios son de tamaño XXL,  la delantera es de 21 pulgadas y la trasera de 18”, la horquilla, para la ocasión, es telescópica de 41 milímetros con tijas mid-glide,  muy deportivo, las pinzas de freno son Performance Machine, el depósito es de estilo Sportster de 9 litros de capacidad, el manillar drag bar negro, el piloto “Old School”…  Y es que aunque se utilice en todos los modelos un chasis estilo Softail, el resto de los componentes define cada uno de ellos pudiendo elegir, además y a modo de recordatorio, varias motorizaciones de reconocidas compañías como RevTech, TP Engineering y, como en este caso, S&S. Ciertamente, conocer la procedencia de las partes es un hecho innegablemente tranquilizador y habla por si solo del producto final.

    Road, Rock & Roll

    En esta ocasión, la Headbanger Flyin’ que pudimos probar incorporaba un S&S que, francamente, no pude llegar a sacarle partido. El tramo de curvas que pudimos realizar y rodar por las calles de Lloret de Mar no me dieron el espacio suficiente para notar de verdad su conducta a altas velocidades, ni tan siquiera la de la máquina, aunque también digo que me encantó.  Su conducta es muy noble. Su llanta de veintiún pulgadas calza un neumático ancho que le da estabilidad a su ligera horquilla dirigida por un cómodo manillar recto. ¡Callejear se hace muy divertido!

    Contamos con pinzas de cuatro pistones Performance Machine tanto en la parte delantera como en la trasera para detener la High Flyin’, jugar con ella y sacarle el máximo partido. Sobre el manillar, en medio de las dos torres, un velocímetro mini digital nos dicta la información con claridad. El asiento “solo” amortiguado ofrece comodidad y look, y sitúa al piloto en una posición y altura idónea para su conducción. No cabe duda de que el guardabarros trasero solidario al basculante huele a Vintage, a un estilo Vintage que, sin embargo, calza un neumático deportivo de 180 milímetros de anchura. ¡Tradición y actualidad a nuestro servicio!

    Su decoración, sencilla pero estudiada, fusiona colores lisos como el blanco y el gris, con grafismos y pinstripin en azules y grises y combinados filetes y contrastan con el chasis y demás partes que han recibido intencionadamente un acabado negro. ¡Resulta un verdadero capricho funcional, una custom de verdad, un bike-show asequible que no pierde su corona ni tan siquiera en esta versión y que hará que te sientas verdaderamente Rock’n’Roll!

    Precio orientativo:
    25.840 más I.V.A.

    Puntos de venta actuales:
    -Bonneville Motorworks (Madrid)
    -Santa Fe Garage (Rubí-Barcelona)

    Importador y distribuidor exclusivo
    AJC Moto Spain (Newpresent, s.l.)
    Tel. 972 355 555/ 687 055 067 /
    (0033) 673 540 198. www.ajcmoto.com / info@ajcmoto.com / www.headbangermotorcycles.com