El Control de Estabilidad para Motos de Bosch listo para su producción en serie para 2013

Bosch ha desarrollado el Motorcycle Stability Control (MSC), un sistema de control de estabilidad para moto diseñado para ofrecer mayor seguridad al motorista bajo todas las situaciones de marcha, es decir, al frenar y al acelerar, en rectas y en curvas.

El MSC no interfiere en las sensaciones de la conducción. Tal y como explica Gerhard Steiger, presidente de la división Chassis Systems Control de Bosch, “el 24% de todos los accidentes de motos se producen en curvas. El Control de Estabilidad, MSC, de Bosch puede ayudar a seguir reduciendo el número de accidentes.”

Según varios estudios, el ABS puede evitar cerca de una cuarta parte de los accidentes de motocicleta con consecuencias fatales o con lesiones, y en este aspecto, el sistema de control de estabilidad puede aumentar este porcentaje. La base técnica para el desarrollo del MSC se basa en el ABS enhanced que los ingenieros de Bosch han mejorado en el Centro Técnico de Desarrollo para la seguridad en vehículos de dos ruedas en Japón.

El sistema ofrece a los fabricantes de motos y a los clientes una amplia gama de funciones de seguridad:

– La regulación del ABS – dependiente del ángulo de inclinación y de ataque – mejora la estabilidad de la moto en todas las situaciones y la eficacia de la frenada.

– El control de tracción regula el par de giro máximo del motor, de tal manera que, incluso en carreteras resbaladizas, se aplica la potencia del accionamiento de forma eficaz y la rueda de tracción no pierde su adherencia a la calzada.

– En frenadas fuertes en curvas, el MSC reduce el par de la moto, lo que evita que ésta vuelva a la posición vertical. Este enderezamiento indeseado de la moto provoca un mayor radio de la curva y, como consecuencia, el abandono del propio carril. El freno eCBS distribuye en esas situaciones la fuerza de la frenada entre las dos ruedas y, de esa manera, estabiliza la moto en las curvas.

– El MSC reduce también el riesgo de los accidentes en curvas, en los que las ruedas de la motocicleta se deslizan hacia afuera. Estos llamados ‘lowsider’ suceden cuando se frena demasiado fuerte en una curva y las ruedas ya no pueden mantenerse en su posición. El MSC detecta este riesgo y reduce la fuerza máxima de la frenada. La función eCBS distribuye la máxima fuerza de frenada disponible entre las dos ruedas para garantizar la mejor frenada posible en las curvas.

– La función eCBS proporciona siempre la mejor distribución posible de la fuerza de frenada, incluso cuando el conductor frena, por error, solo con uno de los frenos o cuando frena con demasiada fuerza.

– La mitigación de caballitos (‘wheelie’) regula el par de giro del motor, de tal manera que se evita que la rueda delantera se levante de forma incontrolada y se garantiza la aceleración máxima.

– La detección de la pérdida de contacto de la rueda trasera con la calzada mantiene esta rueda pegada al asfalto, ya que cuando se incrementan los coeficientes de fricción de la calzada, se reduce la fuerza máxima de la frenada de la rueda delantera, manteniendo así la estabilidad. Esto se consigue teniendo en cuenta el índice de ataque y la aceleración longitudinal.

El MSC registra con sus sensores la dinámica de conducción de la moto. Por ejemplo, los sensores de las ruedas miden la velocidad de revolución de las ruedas trasera y delantera mientras que el sensor de inclinación registra más de 100 veces por segundo la inclinación y el ángulo de asiento. Sobre la base de todos los datos proporcionados por los sensores y de una comparación de las revoluciones de la rueda delantera y trasera, así como de otros parámetros específicos de la moto, como el tamaño de las ruedas, la forma de las mismas y el lugar geométrico de montaje del sensor, el módulo de control del ABS calcula los límites físicos de la fuerza de frenada dependientes del ángulo de inclinación.

Si el sistema de control de estabilidad de la moto detecta que se puede bloquear una rueda, el módulo de control del ABS activa el modulador de la presión en el circuito hidráulico de frenos de la rueda que pueda bloquearse. Este modulador reduce en décimas de segundos la presión de los frenos y vuelve a generarla, de tal manera que en las frenadas con ABS, se tiene en cada rueda la presión de frenada necesaria para mantenerla ligeramente por debajo de los límites de bloqueo.

El MSC de Bosch puede convertirse en un auténtico salvavidas, aunque al igual que sucede con el ABS, éste no puede modificar los límites físicos de la conducción. El sistema apoya al motorista cuando se encuentra dentro de los límites y le ayuda a aprovechar las posibilidades dinámicas mejorando al mismo tiempo la seguridad.

Según el propio fabricante el sistema de Control de Estabilidad para Motos podría entrar en su fase de producción en serie el año que viene.

1 Comentario
  1. Ahora hace falta que sea obligatorio para todas las motos, y veras como no cuestan los 1000 y piko euros extras que cuestan los abs mas simples, alguno mucho mas.

Deje una respuesta