Saltar al contenido

A los mandos del EV-Neo, el scooter eléctrico de Honda

Honda EV-Neo : Honda y la electricidad

© Montesa-Honda.

El segmento de los pequeños scooter eléctricos está empezando a moverse con fuerza, y una buena prueba de ello es que Honda se haya decidido a traer a Europa 18 unidades del EV-Neo. Una de ellas pasó por nuestras manos en el Instituto de Seguridad de la firma japonesa antes de iniciar un programa extensivo de test en Barcelona y en condiciones reales de circulación.

© Montesa-Honda.

Aunque al EV-Neo todavía le falta un buen rato para llegar al consumidor de pie, permite ver con claridad hacia dónde se mueve Honda en cuanto a movilidad de dos ruedas sin emisiones. Tras la sustitución de los motores de 2T por 4T y la llegada al mercado de productos como el PCX, un scooter con sistema de arranque y parada automáticos, este es el siguiente paso en la escala evolutiva de las emisiones cero.

© Montesa-Honda.

Buena parte de los componentes y soluciones técnicas aplicadas en el EV-Neo proceden de la experiencia de la marca en el sector de las cuatro ruedas con híbridos que ya están en circulación como el Honda Insight (aquí puedes leer la prueba que le hicieron en nuestra web hermana Cochesafondo.com) o el Honda CR-Z (también lo probaron).

    Recibe todas las noticias cada martes

    © Montesa-Honda.

    El Honda EV-Neo ya se comercializa desde el pasado abril en Japón, exclusivamente bajo leasing y con el objetivo alcanzar unas cifras de ventas todavía discretas de unas 1.000 unidades. El ejemplar que tuvimos ocasión de probar es un producto enteramente pensado para ese mercado, diseñado para flotas de empresas privadas o de la administración, servicios de reparto o mensajería y pequeños recorridos urbanos. Su precio en Japón es de 4.000 € aproximadamente.

    Honda EV-Neo : La clave, el embrague

    © Montesa-Honda.

    Honda ha desarrollado el EV-Neo para que su comportamiento sea lo más parecido al de una moto de gasolina. Como es sabido, una de las ventajas del motor eléctrico es su elevado par a bajas revoluciones, que en el caso del Honda EV-Neo (11 Nm) permite subir rampas de hasta el 12% de desnivel arrastrando un peso de 30 kg.

    © Montesa-Honda.

    Este mismo factor puede provocar sin embargo brusquedades tanto al accionar el acelerador como al cortar gas. La solución empleada por Honda en este respecto ha sido la colocación de un embrague centrífugo automático diseñado específicamente para vehículos eléctricos, que redunda en una entrega de potencia muy suave y progresiva en todas las condiciones.

    El camino comienza en un sensor de posición en el acelerador, que trasmite la información a la Unidad de Transmisión de Potencia. Esta cruza los datos procedentes del acelerador con la información sobre el estado de la batería y a través del embrague envía la cantidad apropiada de energía al motor.

    © Montesa-Honda.

    El motor de imanes permanentes de 2,8 kW está situado directamente en la rueda trasera para reducir las masas suspendidas, reducir las pérdidas de potencia y optimizar el comportamiento. Lo mismo pasa con la batería, sin duda el componente más pesado de todo el vehículo, que se coloca por debajo de la plataforma plana.

    © Montesa-Honda.

    El Honda EV-Neo también cuenta con un sistema de deceleración regenerativa que más que recargar la batería en las frenadas, se encarga de proporcionar una auténtica sensación de freno motor que no tienen la mayoría de vehículos eléctricos de estas características. El resultado del conjunto es un comportamiento sin diferencias perceptibles al de un motor de gasolina, aunque sin ningún tipo de ruido a circular.

    © Montesa-Honda.

    El nuevo scooter eléctrico de Honda está construido sobre un chasis de columna inferior. El asiento, muy bajo, los 106 kg de peso total y un ángulo de dirección de 50º facilitan todo tipo de maniobras en parado. El sistema de frenos se ha confiado a dos tambores de 130 mm y a la frenada combinada que actúa sobre ambas ruedas cuando se acciona el freno trasero y solo sobre la delantera cuando se aplica la fuerza al freno delantero. Las llantas son de 12 pulgadas con neumáticos sin cámara.

    Honda EV-Neo : Hasta dónde llegaré

    © Montesa-Honda.

    Las prestaciones del Honda EV-Neo son similares a las de un ciclomotor de 50 cc, con una velocidad máxima cercana a los 50 km/h. La batería de iones de litio nos ofrece dos modos de carga mediante dos cargadores diseñados para optimizar la durabilidad del sistema incluso con una frecuencia de uso elevada o iniciando el proceso de carga antes de una descarga total.

    © Montesa-Honda.

    El cargador rápido es capaz de alcanzar el 100% la batería en unos 30 minutos, y el cargador convencional tarda unas 3,5 horas. Ambos se conectan a una toma de corriente doméstica, pero el cargador convencional es realmente ligero y puede transportarse debajo del asiento del EV-Neo para enchufar el vehículo en cualquier lugar e incrementar sus posibilidades y autonomía de uso.

    © Montesa-Honda.

    A este respecto, Honda ha calculado en pruebas predeterminadas y condiciones estables que el EV-Neo puede circular una media de 34 kilómetros sin necesidad de recarga, aunque los test que se realizarán en Barcelona con las 18 unidades de prueba permitirán determinar la autonomía media del scooter en condiciones reales de circulación.

    © Montesa-Honda.

    Otro de los aspectos destacados del Honda EV-Neo es el esmero de los ingenieros en proteger la vida útil de sus componentes, puesto que una de las características de las baterías actuales es que están muy condicionadas por las temperaturas de funcionamiento.

    De controlar este parámetro en el Honda EV-Neo se encarga la Unidad de Control de la Batería. Si las condiciones atmosféricas no son las más apropiadas para que la unidad trabaje a una temperatura ideal de 25º, la Unidad de Control conmuta el motor al modo de potencia limitada, con el que el EV-Neo continúa funcionando con menos capacidad de aceleración. Además, el sistema se desconecta completamente para no consumir recursos tras 3 minutos de inactividad.