Yo no consderaria esto como una Lambretta, ponga lo que ponga la pegatina… Plasticorro, motor «chino» que ni siquiera va centrado en el chasis, y en general pinta de scooter baratero carente del encanto de una marca mitica. No provoca ni la mas minima gana de meterle mano para «customizarla». Vespa sigue ganando por la mano, y mas con la nueva edicion de las PX 150… Decepcionante.