Suzuki registra nuevas patentes de pilas de combustible de hidrógeno

suzuki-fuel-cell-scooter-450x367Aunque no es la primera vez que la marca japonesa parece mostrar interés por esta tecnología, una patente recién descubierta revela que Suzuki podría seguir desarrollando la tecnología de las células de combustible alimentadas por hidrógeno para sus modelos. En la patente descubrimos un maxi scooter con un aspecto que nos recuerda inevitablemente a las dimensiones de la Burgman y que se encuentra plagada de mecanismos a lo largo y ancho de su cuerpo.

La tecnología de las células de combustible de hidrógeno tiene un funcionamiento teórico bastante sencillo, se trata de tomar por separado hidrógeno y oxígeno (H y O2) para formar moléculas de agua (H2O), resultando en ese proceso que se liberaría un electrón, lo que permite crear una corriente eléctrica, y por tanto alimentar un motor eléctrico.

El oxígeno se toma del propio aire pero el hidrógeno es necesario almacenarlo y por tanto, de la misma manera que los combustibles actuales, repostarlo en el vehículo. Esta es la causa que durante años se haya acusado a las grandes corporaciones de estar detrás de los partidarios de esta tecnología. Ya que la necesidad de repostar obliga a pasar por caja cada poco tiempo, como sucede actualmente con los combustibles fósiles.

Suzuki Crosscage Fuell Cell 2007 (1)

El caso es que si bien parecía, o mejor dicho se anunciaba de todas las maneras posibles, que la tecnología de las pilas o células de combustible iban a ser la alternativa más plausible a los motores de combustión tradicional en lugar de la más simple de los motores eléctricos alimentados por baterías, el avance imparable que han experimentado estos últimos año a año desde principios de la década está haciendo prácticamente olvidar al hidrógeno como combustible.

Actualmente, tan solo podemos encontrar en el mercado un modelo alimentado por este combustible, el Toyota Mirai, un macro esfuerzo de la corporación japonesa que ha costado años y miles de millones y que realmente no es más que un globo sonda para evaluar esta posible tecnología alternativa. A este se sumará en breve otro modelo de su principal rival, Honda, y el proyecto británico Riversimple, que hace unas semanas presentaba un modelo experimental dotado de esta tecnología, aunque de momento tan solo será comercializado como prueba piloto.

Pero estos serán tan solo las excepciones en un mercado en el que los híbridos y los eléctricos se abren paso de manera exponencial, habida cuenta de que todas las grandes corporaciones ya se han dado cuenta de la lenta reacción que han tenido estos años con estas tecnologías. A pesar de haber gastado millones en su investigación en las últimas décadas.

Suzuki Crosscage Fuell Cell 2007 (3)

Tanto en el sector de las cuatro como de las dos ruedas encontramos ya muchos ejemplos y posibilidades de vehículos alimentados por baterías ya disponibles en la mayoría de los mercados a precios accesibles, y que a buen seguro en un plazo muy corto de tiempo serán aún más económicos de adquirir, además de estar creciendo la oferta disponible a un gran ritmo.

En el caso de Suzuki, que ya mostraba interés por esta tecnología con el curioso prototipo Crosscage presentado en el Tokyo Motor Show de 2007 y cuyas imágenes ilustran este artículo, ya nos mostraba un verdadero prototipo rodante movido por esta tecnología.

En el caso de las últimas patentes descubiertas de la marca japonesa, se muestran las distintas alternativas de esta tecnología, incluso contando con las distintas posibilidades de refrigeración por aire y o por refrigeración por agua. Lo que demuestra los avances de la investigación y desarrollo de la firma en esta área.

Suzuki Crosscage Fuell Cell 2007 (4)

Si bien era esperado poder ver en la calle ya algún modelo de estas características, lo cierto es que la infraestructura necesaria para sustentar este tipo de vehículos es extremadamente minoritaria. De hecho, en la mayoría de estados es inexistente. Por lo que junto a la proliferación de los modelos eléctricos y los avances en el desarrollo de la tecnología de baterías, complican aun más la llegada del hidrógeno como alternativa viable a los combustibles fósiles.

Sin contar con los problemas derivados del almacenamiento del hidrógeno, y la imposibilidad de poder combinar las mecánicas de combustión actual con esta tecnología. Al contrario de lo que sucede con los modelos híbridos actuales, que combinan de manera sencilla y lo más importante, económica, la técnica tradicional de la combustión con la eléctrica, como es el caso de los numerosos modelos de tipo híbrido, que está sirviendo de transición natural hacia los vehículos puramente eléctricos.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta