Categorías
Freestyle

Robbie Maddison hace un backflip en el puente de la Torre de Londres

«Quería hacer algo excepcional en Inglaterra,» comenta Maddison y desde luego así ha sido porque una vez más, Robbie ha vuelto a centrar la atención de todas las cámaras con un salto espectacular sobre un escenario único. A las 2:55 de la madrugada, hora local, Robbie ascendía nada menos que 22 metros de altura por encima del río Támesis.

El australiano ha utilizado el célebre puente de la Torre de Londres como rampa de despegue y de aterrizaje para cubrir la distancia que separaba ambos lados del puente, en el momento en que éste se abrió para dejar paso a los barcos que operan en la zona. Con una velocidad de aproximación de unos 75km/h, Maddison despegó desde la zona norte del Tower Bridge y completó un backflip a 22 metros por encima del Támesis, antes de caer de manera brusca pero segura en la zona sur de uno de los enclaves más conocidos de todo el mundo.

«He estado pensando en cómo hacer este salto durante años. Durante los últimos meses, hemos estado inspeccionando detenidamente las dos áreas del Tower Bridge. Esta vez, sólo estuvimos en él unos pocos minutos, por lo que todo tenía que hacerse con la mayor precisión posible, ya que solo teníamos una oportunidad para poder hacerlo. El sentimiento que tuve al volar entre las dos torres y sobre el Támesis fue indescriptible«.

Esta espectacular acrobacia en la capital británica es la última hazaña en el increíble currículum vítae del australiano, que incluye, entre muchas otras cosas, saltar la distancia equivalente a un campo de fútbol americano (106,9 metros) en 2008, o dar la bienvenida al año 2009 con un grandísimo salto de 25,5 metros de altura sobre la réplica del Arco del Triunfo en Las Vegas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.