Retor sigue con su aventura, ahora la ‘Ruta de los Comuneros’

© Retor.
© Retor.
© Retor.
© Retor.

Fernando Retor vuelve a proponernos otra de sus interesantes recorridos, en este caso la aventura se centra en nuestro país, concretamente una ruta que comienza en Toledo, al igual que lo hizo la rebelión del pueblo contra Carlos I que en 1.520 desencadenaría la “Guerra de las Comunidades”.

Para ponernos en situación, en ese periodo, la presión fiscal, un rey absolutista que pretendía sacar el dinero de Castilla, una grave crisis económica y los puestos de poder de la corona estaban en manos de extranjeros, exacerbaron los ánimos en muchas ciudades importantes de lo que poco después sería España.

Afrontando pues esta ‘Ruta de los Comuneros’, Retor dejaba atrás la ciudad de las tres culturas para cruzar las montañas del Sistema Central por los puertos de la Cruz Verde y Navacerrada y alcanzar Segovia, la segunda ciudad en rebelarse, que aparece ante la vista con los monumentales Alcázar, Acueducto y Catedral destacando en el horizonte. Las calles segovianas fueron testigos mudos de los primeros acontecimientos violentos de esta guerra.

Con rumbo oeste y a los mandos de su Derbi Terra, Retor llega hasta la tercera ciudad patrimonio de la humanidad de la ruta, Ávila. Dentro de sus monumentales murallas, concretamente en la catedral, los comuneros se reunieron en Santa Junta, asamblea donde se decidieron las exigencias a plantear al monarca.

© Retor.
© Retor.

A la espalda queda la silueta de las montañas, una ruta donde las carreteras se enderezan entre pinares y campos de cereal hasta llegar a la localidad vallisoletana de Medina del Campo y su magnífico castillo. Allí sucedía uno de los hechos más trascendentales de la guerra comunera. El incendio de la villa por parte de los realistas, lejos de amedrentar a los medinenses, consiguió radicalizar las posiciones de los afines a la causa.

A partir de este punto, la ruta abandona el asfalto para serpentear por los caminos castellanos; Tordesillas, Villabrágima, Ampudia y Torrelobatón, entre otros pueblos de Tierra de Campos, en las provincias de Valladolid y Palencia, fueron testigos de batallas importantes entre ambos bandos.

Acercándonos al final de la ruta, la zona llamada Puente de Fierro, una llanura cercana a Villalar, se convertía en escenario del desastre comunero. Unos 6.000 hombres fueron aplastados por la caballería real en la madrugada del 23 de abril de 1.521. Los tres líderes comuneros, Padilla, Bravo y Maldonado fueron apresados y decapitados en la plaza de Villalar, dando al traste con las aspiraciones de libertad y democracia. Si te ha gustado esta ruta, puedes seguir más de cerca las evoluciones de “Retor” a través de su web www.dondevasconesamoto.com.

Deja un comentario