Categorías
Malaguti Centro

Palma contará con el primer Centro de Investigación del Pilotaje del mundo

Las instalaciones de Son Hugo, en Palma de Mallorca, acogerán el primer Centro de Investigación de Pilotaje del mundo, un centro que se inaugurará el próximo sábado 19 de mayo.

Las instalaciones de Son Hugo, en Palma de Mallorca, acogerán el primer Centro de Investigación de Pilotaje del mundo, un centro que se inaugurará el próximo sábado 19 de mayo.

Uno de los aspectos que estudiará el centro es la relación descubierta entre la grafología y el rendimiento deportivo, en este caso el motociclismo, una curiosa relación descubierta hace seis años por Lorenzo Competición que ha derivado en un estudio científico en el que colabora Andrés Sanfiel, Grafopsicólogo y profesor de la UNED en Las Palmas de Gran Canaria, y su equipo.

Hace seis años Lorenzo Competición comenzó a emplear la caligrafía como una de las herramientas de la escuela. La relación entre la trazada ideal a elegir por un piloto y su forma de escribir parecían guardar una estrecha relación. A raíz de un reportaje emitido por TVE sobre Lorenzo Competición, Andrés Sanfiel se puso en contacto con el centro, iniciando así una relación que ha derivado en un estudio científico.

Andrés y su equipo de investigación en Canarias definieron las bases del estudio, que consistía en trabajar con dos grupos de alumnos. El primer grupo debería realizar unos determinados ejercicios grafológicos seis días a la semana, durante el tiempo de duración del estudio, el otro grupo no hacía nada.

Antes de comenzar con los ejercicios de caligrafía y después en periodos de veintiún días, los alumnos de los dos grupos tenían que realizar un test consistente en un ejercicio especifico sobre la moto, entreno empleado para desarrollar en los alumnos una de las capacidades más importantes en un piloto: la concentración.

A partir del segundo test se observó una progresión positiva en los niños que hacían cada día los ejercicios de grafología. Sus tiempos eran más regulares y su concentración había mejorado, podían aislarse mejor del entorno y centrarse más en lo que estaban haciendo. Los niños que no hacían los ejercicios grafológicos, mantenían los resultados del primer test.

El estudio continuó durante dos test más y los resultados fueron contundentes. La mejora en el ejercicio de concentración, para los alumnos que hacían los ejercicios de grafología, no dejaba lugar a dudas: quedaba demostrado que la grafología puede ser una herramienta muy potente a la hora de mejorar el rendimiento de un deportista.

Pero hay otras cosas interesantes que la grafología puede aportar al deporte, entre ellas una información valiosísima sobre aspectos determinantes en el rendimiento deportivo, que el grafólogo puede aislar y valorar estudiando muestras caligráficas de un deportista.

La grafología puede aportar información sobre el nivel del deportista en aspectos como la seguridad en sí mismo, su capacidad de lucha, su autocontrol, su ambición, su capacidad de sacrificio, su motivación, su concentración, etc. Una vez determinados los puntos que se necesitan mejorar, ya sólo queda aplicar los ejercicios grafológicos adecuados, una terapia que puede complementarse y reforzarse con la ayuda de un psicólogo deportivo.

En esta línea de investigación Lorenzo Competición ha comenzado a trabajar con un piloto de elite: David Salom, Subcampeón del Mundo de Supersport en el año 2.011.

Por otro lado, este centro de investigación contará también con El Tubo, un nuevo concepto de pista deslizante de un metro de ancho, al que se suman pianos de 70 cm en las curvas. Debido al escaso agarre del firme, a sus múltiples curvas y también a su estrechez, el piloto desarrolla una serie de capacidades muy interesantes en el pilotaje. La primera es el control del gas, la segunda es la fluidez y la tercera es la precisión en la trazada. Además permite trabajar otros aspectos interesantes como son la salida, la primera vuelta, la conciencia de pilotaje, el ritmo o la regularidad.

El Chictrack es otra de las especilidades con las que contará el centro. Hace aproximadamente unos 13 años, durante los entrenamientos rutinarios de Jorge Lorenzo, Chicho descubiró una nueva manera de pilotar sobre asfalto, una especialidad muy próxima al Speedway, especialidad sobre tierra que se realiza en un óvalo, puesto que no se usan los frenos y el gas siempre está a tope una vez se ha dado la salida. En los últimos meses Lorenzo Competición ha estado poniendo a punto las medidas de un óvalo de asfalto en el que se puedan efectuar entrenamientos, incluso competiciones de Chictrack. Esta especialidad ayuda a desarrollar en el piloto la velocidad de entrada a curva, así como el control del derrapaje y también su percepción del límite del agarre de los neumáticos, una serie de capacidades muy interesantes para dotar al piloto de un mayor número de recursos que le ayudaran a solventar problemas cuando las circunstancias de carrera se ponen especialmente difíciles.

Como ves se trata de tres destacadas novedades con las que este Centro de Investigación de Pilotaje se pondrá en marcha este mismo mes de mayo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.