La verdadera moto Ferrari que nunca fue una Ferrari

En 1952 comenzaron a llegar llamadas a la factoría de Ferrari, en Maranello. Llamadas de clientes solicitando información sobre su último modelo o directamente encargos del mismo.

Hasta ahí todo podría parecer normal, si no fuera porque el vehículo en cuestión por el que solicitaban los clientes era un nuevo modelo de motocicleta de baja cilindrada que se acababa de presentar en el Salón de la Motocicleta de MIlán de 1952.

El carácter tosco y autoritario de Il Commendatore, Enzo Ferrari, ya era legendario en esa época, por lo que es sencillo imaginar el estupor de los empleados al recibir esas llamadas y tener que consultarle al mismísimo ‘Patrone’ el porqué de los requerimientos de los clientes.

moto-Ferrari-150-sport-1955-03-665x429

¿Acaso había cedido su preciado nombre a una marca de motocicletas o había colaborado de alguna forma en el desarrollo de alguna nueva moto deportiva italiana?

Lo cierto es que Enzo Ferrari era tan celoso de la imagen de su marca y de su nombre que ni siquiera permitió que el Dino 206 GT de seis cilindros central (un sacrilegio a los ojos de Enzo) llevará ni su nombre ni su logotipo, empleando el diminutivo con el que se conocía a su primogénito, Dino.

Lo que había sucedido es que en dicho evento había sido presentada una nueva motocicleta de la compañía italiana Meccanica italiana Fratelli Ferrari, con sede en Milán, cuyo logotipo sobre el modelo rezaba exclusivamente el apellido, Ferrari.

moto-Ferrari-150-sport-1955-08-665x377

Propiedad de los hermanos Ferrari, que poco o nada tenían que ver con el Enzo Ferrari nacido en Modena, durante los pocos años que mantuvieron la empresa tan solo lanzaron unos pocos modelos, siempre con motores monocilíndricos de baja cilindrada.

Años después, la marca de Maranello llevó a los hermanos a los tribunales, obligándoles a cambiar su marca por ‘Fratelli Ferrari’.

El modelo al que pertenecen las imágenes es el 150 Sport de 1955, con un motor monocilíndrico de 125 centímetros cúbicos. Actualmente una rareza entre las motos de época.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta