Kawasaki implementará en un futuro inteligencia artificial a sus modelos

Kawasaki ZX10R 2016

Kawasaki ha sido el primer fabricante de motocicletas en anunciar sus intenciones de incorporar las nuevas tecnologías de inteligencia artificial, conocida por sus siglas AI, en sus futuros modelos. De manera que cada motocicleta pueda responder de manera diferente según su propietario, adaptándose al estilo y la propia pericia de su conductor.

Esto, lejos de significar que Kawa introducirá nuevas funcionalidades de conducción autónoma, tan en boga hoy en día en otros sectores del motor, será un nuevo paso adelante en cuanto a asistencias a la conducción, seguridad pasiva y personalización, puesto que permitirá a la motocicleta dar un apoyo al rider en cuanto a sugerencias y una mejor respuesta, contando con la propia experiencia que la moto aprenda del uso que cada piloto le de.

Según informa la firma japonesa, esto será gracias a la incorporación de un sistema denominado ICT, siglas de Information and Communications Technology. Este sistema, por lo que describe la marca, recogerá las intenciones y emociones del propio piloto mediante su propia voz, de manera que existirá una comunicación piloto – máquina. Gracias a estos parámetros que la moto reciba del propio piloto y accediendo a los datos almacenados en la nube, se le dará una respuesta específica a cada piloto según la situación, de manera que la experiencia del usuario sea más efectiva y segura. Ya que cada piloto recibirá aquellos consejos pertinentes según sus propias capacidades.

Este proceso será continuo y constante, por lo que moto y piloto no solo estarán en constante evolución, sino que lo harán a la misma vez, por lo que piloto y máquina tendrán una relación única, lo que significa no solo el súmmum de la personalización sino toda una nueva frontera en la experiencia de conducir.

Kawasaki Ninja1000 Sport Tourer 2017 - Lateral

En el mundo del automóvil, los sistemas de conducción autónoma se encuentran aún en el primer paso. Estando ya en el mercado aquellos que permiten ciertas capacidades de autopilotaje, como las maniobras de aparcamiento o el circular en autopistas, guardando las distancias con los vehículos que nos preceden y guiando al vehículo por el carril.

La tecnología de inteligencia artificial es fundamental para este tipo de sistemas ya que permiten al vehículo aprender de las experiencias. Precisamente Google declaraba este año que ya había enseñado a sus prototipos de conducción autónoma a tocar el claxon por si mismos.

Tarea que puede resultar más sencilla de lo que puede parecer, puesto que ni todas las líneas de programación pueden sustituir al aprendizaje que se obtiene de la experiencia, teniendo en cuenta las infinitas posibilidades que nos podemos encontrar fuera del laboratorio, ya en carretera.

En un primer paso, los ingenieros de Google programaron el sistema para que en los primeros instantes sonara un pitido en el habitáculo, de manera que el pasajero valorara la situación y permitiera al vehículo activar el claxon realmente. De esta manera, la inteligencia artificial del coche de Google aprendió cuando y como poder tocarlo.

la-fi-hy-google-autonomous-car-20150914

En el caso de Kawasaki, el módulo de inteligencia artificial instalado en la moto será un apoyo, como un maestro o acompañante, no una especie de piloto automático. Lo que también podría servir de base para otras aplicaciones, ya que el sistema tiene acceso a internet en todo momento, lo que podría ser una plataforma perfecta para comunicaciones de otro tipo, como advertencias de mantenimiento o seguridad en carretera.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta