Buell gana por tercer año consecutivo el Dark Dog Moto Tour

Buell ha demostrado una vez más su supremacía en este tipo de competición ganando por tercera vez consecutiva el Dark Dog Moto Tour, de la mano del piloto oficial del equipo Buell France, Denis Bouan y su 1125R. Este triunfo, que constituye para el equipo su primera victoria en el Campeonato de Rallies (IRC) y su primer título de la Fedération Internationale de Motocyclisme (FIM), demuestra que Buell ya ocupa un lugar destacado en la competición y que es un importante rival a tener en cuenta en futuras carreras.

El excepcional piloto aprovechó al máximo las posibilidades de su 1125R desde el principio de la intensa carrera, manteniendo el liderazgo durante los ocho días de su duración, hecho que le condujo a la indiscutible victoria, con casi un minuto de ventaja sobre sus competidores directos. En palabras de Bouan, «no tuvimos absolutamente ningún problema con la 1125R y conseguimos ponernos rápidamente por delante de nuestros competidores. Esto nos permitió decidir cómo afrontábamos la parte final de la carrera, con todo el respeto que debe tenerse por las pruebas especiales«.

Y es que las mejoras en la 1125R le han dado una firmeza y una fiabilidad constante, pero también la potencia necesaria para enfrentarse a la dura competencia del campeonato de rallies de carretera. Según Xavier Chachuat, director del equipo Buell France «este año la moto ha tenido un comportamiento muy bueno, tanto en la carretera como en la pista de carreras«, y añade que «el campeonato IRC nos ha permitido acumular una gran experiencia no sólo a nivel de pilotaje sino también para preparar la moto«.

El Dag Dog Moto Tour, cuyo trazado en esta edición ha ido desde Reims hasta Toulon, pasando por Val de Reuil, Magny-Cours, Alès y Córcega, se ha convertido en una carrera muy profesional, que aunque es accesible para los aficionados, requiere muy buena preparación física y un equipo en perfectas condiciones, ya que son largos días de competición y la tensión de los pilotos es constante porque deben evitar caídas durante los tramos especiales y en las carreras por carretera, además de que se aplican toda clase de penalizaciones por los retrasos durante las rutas de enlace. En la edición de este año, de los 220 pilotos que tomaron la salida, sólo llegaron 164.

En este sentido, la experiencia de Denis Bouan y la constante regularidad de la Buell 1125R, que confirmó su potencial en las carreteras pero también en las pistas de carreras, permitieron que el piloto salvara las dificultades que le surgieron a lo largo del DDT hasta alcanzar la posición líder de la competición. «La moto es fácil de pilotar en una pista de carreras, aunque para mi su principal baza es el par de motor que consigue en carretera«, admitió el piloto del equipo Buell France al finalizar la carrera.


(Harley-Davidson)

1 Comentario
  1. tengo una buell xb9sx en argentina,y estoy muy contento con la moto ,me pone muy contento tener buenas noticias de las buell que andan por el mundo,ya sea en competicion como en la calle misma,merece un gran reconocimiento ya que es el resultado de gente que con mucho oficio y pasion por las motos ,y gracias a ellos disfrutamos de motos espectaculares,muy bueno lo de buell.

Deje una respuesta