Más datos sobre la situación actual de Erik Buell Racing

Un artículo reciente de la publicación estadounidense Asphalt&Rubber nos ha arrojado un poco de luz sobre las características concretas financieras de Erick Buell Racing, cuyo cierre fue confirmado hace tan solo unas semanas.

Si bien los detalles no emergieron, los primeros informes apuntaron a bancarrota y´cese total de las operaciones, aunque como en cada estado las legislaciones sobre materia económica son diferentes, incluso siendo muy similares.

En los Estados Unidos existen diversas formas legales de establecer lo que conocemos como quiebra en nuestro país, por un lado está la bancarrota y por otro la administración judicial, en la primera la entidad se puede acoger a varios tipos, conocidos como ‘capítulos’ de la ley de bancarrota, el más conocido es el capítulo o Chapter 11, mediante el cual se crea una nueva entidad que permita continuar la actividad, para pagar las deudas dejadas en la entidad primigenia.

Como ejemplo de esto uno de los episodios recientes más sonados fue la quiebra del gigante General Motors, la empresa matriz de Chevrolet, Buick, Opel y demás, actualmente una empresa solvente pero que a efectos fiscales, no es la misma General Motors que antes de la quiebra de 2009, sino una empresa nueva, con los mismos activos que la anterior.

The GM Renaissance Center in Detroit, Michigan, USA, June 22, 2005. (General Motors/John F. Martin)

Otro capítulo, más común incluso que el anterior es el Chapter 7, mediante el cual simplemente se liquidan todos los activos de la empresa con dificultades para hacer frente a las deudas contraídas. Resumiendo, se vende todo para que cobren los acreedores.

Sin embargo, EBR se ha acogido al tipo administración judicial, mediante la cual se nombra a un administrador externo que tratará de buscar una solución plausible para la situación de la empresa, bien liquidando los activos, renegociando la deuda o simplemente buscando un comprador para la firma.

Es por eso que a los pocos días saltaba el rumor de que Polaris pudiera hacerse con EBR, porque actualmente lo que podemos decir es que, de cierta manera, esta en venta, ya sea total o en parte.

Otro ejemplo de este tipo de instrumento legal lo ha protagonizado la firma de automóviles SAAB, que tras su bancarrota hace unos años fue comprada por un consorcio chino para a los pocos meses declararse en suspensión de pagos, debido a que uno de los socios finalmente no aportó los capitales acordados en un principio.

SAAB_factory_in_Sweden

Un despacho de abogados fue declarado como administrador, el cual se ha encargado del llamado proceso de reestructuración, que tras unos meses, ha logrado encontrar compradores serios para la marca sueca además de reorganizar y reestructurar la mayor parte de la deuda, con el consentimiento de la inmensa mayoría de los acreedores.

Por lo que Buell, como firma, no tiene firmada aun su sentencia de muerte, habrá que esperar aun unos meses para ver si el proceso de reestructuración fructifica o si por el contrario simplemente se liquida. Estad atentos.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta