Categorías
Concentraciones Moteras Motos Clásicas

250 participantes en MotoClásica Barcelona

Un rally urbano con motos anteriores a 1980 puso el punto y final a la primera edición de MotoClásica Barcelona, la mejor forma de celebrar el primer año de vida del Museo de la Moto de Barcelona.

Un rally urbano con motos anteriores a 1980 puso el punto y final a la primera edición de MotoClásica Barcelona, la mejor forma de celebrar el primer año de vida del Museo de la Moto de Barcelona.

En esta primera edición un total de 250 personas recorrieron las calles de la ciudad condal con motos con más de 30 años de historia a sus espaldas. El recorrido tenía su punto de partida en el mítico circuito urbano de Montjüic, desde donde los motoristas pusieron rumbo a calles emblemáticas de Barcelona como Las Ramblas, el Paseo de Gracia o la Diagonal. La llegada de este primer rally se encontraba en el Paseo Lluís Companys, lugar donde se realizó una gran exposición motociclista que sorprendió a propios y extraños de la zona.

Entre los participantes pudimos ver caras conocidas como la de los ex-pilotos Ricardo Quintanilla, que se llevó el premio al piloto más veterano; Oriol Puig Bultó, que participó con una Bultaco 200, o Pere Pi. Entre las marcas representadas una gran variedad de nombres y modelos, incluso algunas de trial, que tampoco quisieron perderse el recorrido. La moto más antigua fue una Nimbus Standart de 1935.

La organización otorgó un premio especial “Moto Catalana” a una impecable Reddis 125cc de 1962, mientras la mejor pieza en estado original fue una Guzzi Cardelino de 1956. Para potenciar la participación de sidecares, el tercer premio de esta 1ª edición de Motoclásica Barcelona se concedió a una Vespa 150 con sidecar, de 1964. El segundo premio, más que merecido, para Josep Aragall con su espectacular Mymsa de 1956 y el primer premio se lo llevó una motocicleta con un altísimo nivel de restauración, una Ducati 125 Sport de 1960.

El Moto Club Impala recibió el premio al club que más participantes aportó al encuentro, después de organizar el día anterior su espectacular Impalada que este año batió record de asistencia con más de 350 motocicletas.

A lo largo de todo el fin de semana el Paseo Lluís Companys acogió diversas actividades para todos los públicos, como simuladores de conducción de la marca Honda, talleres de dibujo para niños o un servicio de ITV móvil especial para motocicletas.

Puedes ver todas las fotos del evento en este enlace: MotoClásica Barcelona 2012

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.