Gilera ha llevado dos novedades al Salón EICMA de Milán, la serie especial ‘Black Soul’ para su scooter deportivo Runner y la edición 2011 del scooter de tres ruedas Fuoco.

La nueva serie ‘Black Soul’ es la máxima expresión estética del alma deportiva del Runner, un scooter que sintetiza el concepto de motocicleta y que se ofrece en tres cilindradas y cuatro motorizaciones de refrigeración líquida.

En esta seria especial, el negro opaco exalta la personalidad del vehículo y se extiende a numerosos detalles como las llantas y las asideras para el pasajero, mientras que los acabados en color oro representan detalles procedentes de las motos superdeportivas. La nueva imagen negra podrá asociarse a las cuatro motorizaciones disponibles: 50, 50 Pure Jet, 125 y 200cc.

El Gilera Fuoco 500ie 2011 se presenta con una nueva gráfica opaca que resalta su imagen agresiva. La nueva coloración gris acero de la estructura delantera central, con inserciones de red metálica, resalta el frontal y se vuelve a repetir en la parte trasera, en las asideras del pasajero. Todo ello se complementa con los detalles en rojo brillante, los contornos de las llantas y las costuras en relieve del asiento.

La tecnología de la doble rueda delantera, equipada con la suspensión de cuadrilátero articulado, unida al potente propulsor 500 de doble encendido, se encargan de asegurar al Fuoco unas prestaciones deportivas para la mayor diversión con total seguridad.