Honda Goldwing

 

Hannigan Motorsport es una empresa estadounidense que vende muchos trikes sobre base Honda Goldwing  1.800 GL. Esas Goldwing con tres ruedas que hamos visto todos por las calle y que podríamos catalogar como una de las transformaciones más ‘estándar’ que hay sobre el modelo japones. Es por ello que experiencia sobre el modelo tienen, así que han creado un kit para sustituir la rueda delantera y convertir el trike en un quad, en la Honda Goldwing quad.

Cada día estoy más convencido de que si no lo tienen en Estados Unidos, es que no existe. ¿A quién se le ocurriría convertir su Honda Goldwing en un quad? Desde mi punto de vista no tiene ningún sentido y para eso, me compro un coche. El caso es que allí, al otro lado del charco, si parece haber gente interesada en estos aparatos y además, tienen un total de cinco estados donde los quad de carretera se pueden homologar: Arizona, Idaho, Montana, Wyoming y Dakota del Sur. No obstante, como ya vimos con la Honda CBR 1.100 XX de Hi-Power Quads, si se parte de un modelo homologado y cumple con las normas de seguridad, seguirá estando homologado para su circulación por las vías públicas de Estados Unidos tras la conversión.

A simple vista, el kit está muy bien integrado, con un bloque entre las ruedas delanteras que solo sirve para esconder el sistema de dirección y que me parece un poco grande. Han probado también ha montarlo en una Honda Goldwing normal, convirtiéndola en un trike pero al estilo de los Can-Am Spider, con dos ruedas delanteras y una trasera pero parece ser que la posición y las características del eje frontal no son del todo estables para esa configuración y están trabajando en ello, así que por ahora solo está disponible el kit de conversión en quad y además, Dan Hannigan, propietario del Hannigan Motorsport, dice que en caso de que el gobierno correspondiente no permitiera circular por carretera el vehículo una vez terminada la conversión, no se hace responsable.

Por otro lado, el kit de se puede comprar para hacer la transformación en nuestro garaje, pero en Hannigan prefieren vender el vehículo completo. Si aún así insistes, te facilitaran un lugar donde realizar el trabajo bajo su supervisión. Si lo piensas es algo lógico. Por un lado, ellos saben como montarlo para que no pueda provocar un accidente y por el otro, te cobrarán 42.000 dolares por todo.

Galería de imágenes